08 de Mayo de 2011

 

La otra gran revolución cybernética

Por Eduardo Quintana

¿Morirán los libros impresos en unos años más? ¿Cambiaremos las decenas de hojas por una pantalla plana? Imagínense una biblioteca llena de novelas, poesías, ensayos, cuentos, investigaciones y biografías en un aparato pequeño y capaz de pasar las páginas con un solo clic en algún botón. Hoy, gracias al libro electrónico (e-book), la biblioteca en una pequeña tabla es posible. Y hasta despertó curiosidad en uno de los eventos literarios más importantes del mundo, en Argentina.Por primera vez, la Feria Internacional de Libro de Buenos Aires, en su décimo séptima edición, presentó dos tiendas de libros electrónicos, toda una novedad para la industria librera en Sudamérica. Los visitantes pudieron conocer las tabletas, los pequeños ordenadores portátiles y hasta los teléfonos inteligentes que albergan tecnología de punta para las lecturas.   

Las personas que se acercaban a las tiendas podían probar el funcionamiento y la comodidad de los apple tab y de los kindle, los dispositivos más vendidos para las lecturas digitales. También había una tienda de venta de textos electrónicos. A diferencias de años anteriores, donde los lectores recorrían las distintas calles de la feria, en búsqueda de diversos títulos, por vez primera, se podían conseguir libros digitales desde 6 pesos (6.000 guaraníes) hasta 120 pesos en el estand de BajaLibros.com

Acompañando el cambio tecnológico que afecta a la industria librera, la Embajada de Estados Unidos en Argentina montó su estand sobre la "Evolución de los libros", haciendo un recorrido histórico de la lectura, desde el nacimiento de la escritura hasta llegar a los libros digitales. Por su parte, la Embajada de Israel en Buenos Aires también se destacó por su visión futurista de los cambios literarios, haciendo hincapié en las transformaciones que trajo el país con los e-books.

En esta oportunidad, la gente no solo se agolpaba a ver las ofertas de las diferentes casas editoriales del mundo, sino que también se volcaban a probar los nuevos instrumentos electrónicos para la lectura. Pocos se mostraron escépticos con intentar leer a través de las pantallas.

El Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, indicó recientemente en una entrevista para ABC Color que hay incertidumbre con respecto a la lectura digital. "El libro electrónico está avanzando a gran velocidad, creo que va a seguir creciendo en el futuro inmediato, y la pregunta es si el libro de papel va a sobrevivir, coexistir con el libro electrónico, o va a quedar arrinconado y va a pasar de repente a las catacumbas, a una especie de clandestinidad. Yo creo que todo eso puede ocurrir y mi impresión es que dará un vuelco muy profundo la literatura si el libro de papel desaparece. Yo creo que la literatura para las pantallas no será nunca la misma", aseguró el escritor.

Por su parte, el escritor Daniel Guebel indica que la "Argentina es un país de lectores, cierto, no tantos como antes, pero de lo que no hay dudas es de que es un país fascinado por la novedad tecnológica. Seguramente en un futuro estará el libro clásico y el e-book, pero el e-book jamás podrá reemplazar al libro clásico en la dimensión de la lectura, que es una experiencia solitaria, de alta concentración. Y siempre, un material para estudiar".

Eugenia Bascarán, de BajaLibros, una plataforma especializada en la difusión, contratación y venta de contenidos e-books en Argentina indica que el interés se acrecienta cada vez más entre los argentinos. "La cantidad de visitas que hemos tenido no sólo al estand (de la Feria del Libro de Bs. As.), sino al sitio estos últimos días, no hacen más que confirmar nuestra intuición: que los argentinos son curiosos y lectores. Además, hay que tener en cuenta que el e-reader (el lector digital) también puede estudiar, subrayar, destacar partes de un texto. Y sobre todo, puede llevar una cantidad de libros en una tableta que jamás podría hacerlo manualmente o en un bolso", expresó.

Presencia paraguaya

Por el año del Bicentenario de la Independencia Nacional, el gobierno paraguayo, junto a la Cámara Paraguaya del Libro (Capel), ampliaron la presencia del país en el evento literario. Se expusieron unos 3.100 libros de decenas de autores. Los libros más vendidos en los últimos días fueron los de historia paraguaya y los del Premio Cervantes Augusto Roa Bastos.

Hoy es el día de Paraguay en la Feria, por lo que para la ocasión, el Premio Nacional de Literatura, Rubén Bareiro Saguier, en compañía de la escritora Susana Gertopán y el secretario nacional de Cultura, Ticio Escobar, hablarán acerca de la evolución de las letras en doscientos años de historia. También habrá música folklórica.

Lectores locales

En Paraguay, hasta hace pocos meses, era impensable conseguir algún dispositivo para leer digitalmente fuera de Internet. Aun así, son pocas las tiendas en Asunción que ofrecen entre sus productos algunas tablas de lectura para los lectores modernos.

Daniel Duarte (23), estudiante, asiduo lector digital, indicó que leer a través de una pantalla pequeña es mucho mejor que la lectura convencional. Señaló que es más cómoda, tanto la lectura como la organización. "La mayoría de los lectores digitales se basan en una tecnología que emula la sensación de leer en papel, por lo que no cansa a la vista como sí lo hace leer de la computadora. Y podés fácilmente llevar cientos de libros contigo, usando el aparato por días sin tener que recargar la batería", expresó.

Por su parte, el abogado Carlos Capurro (34), comentó que comenzó a leer los e-books por una cuestión de economía y practicidad. "Empecé con la lectura digital por una cuestión, más que nada, de practicidad y economía; en primer lugar por practicidad, dada la escasa oferta de lectura en el Paraguay y a que los títulos llegan, con suerte, con tres meses de atraso y nunca todos los que uno espera que lleguen, cosa que en el formato digital no sucede, pues uno los tiene prácticamente a minutos de haber sido lanzada una obra en cualquier punto del globo. A eso podemos sumar el hecho de que lastimosamente la oferta de libros en Paraguay está copada en un 90 % por libros de autoayuda y místicos", resaltó.

Agregó que los libros en Paraguay tienen un precio muy similar a Europa, sin atender a la diferencia de ingresos per cápita entre un país europeo y este. "Ello hace que la lectura, en lugar de ser una necesidad, se convierta en un hobby caro", precisó.

Duarte puntualizó también que hay una enorme cantidad de e-books gratuitos que están en el dominio público, como los clásicos de la literatura universal o de filosofía.

Klaus Hiebert (29), gerente de Moto Giro SRL, quien asegura que pese a insertarse en la vida 2.0 jamás dejará de comprar libros impresos, señala que la practicidad es el mejor elemento de un dispositivo de lectura moderna. "Como usuario de Kindle, puedo decir que me facilita muchas cosas. Soy seudomúsico y suelo viajar bastante también por cuestiones laborales, así que es muy conveniente tener mucho material disponible en un aparato en vez de cargar varios libros en una maleta. Una excelente opción además para realizar fácilmente referencias cruzadas. Y si hace falta un libro para completar el estudio, se lo compra directamente desde el aparato", expresó.

Con respecto al futuro de los libros, hay opiniones divididas, mientras Capurro sostuvo que en un futuro a largo plazo los libros impresos pasarán a ser parte de colecciones, Hiebert indicó que muchas personas seguirán optando por tomar un ejemplar de la biblioteca convencional y no insertándose en el mundo digital.

"Creo que el formato digital reemplazará al libro tradicional por su economía y su portabilidad, creo en su profundo potencial como un mejor vehículo para acercar la cultura a todos los sectores. Ello no quiere decir, en absoluto, que lo aniquilará; de hecho, convivirán durante muchísimo tiempo. Hoy día, cuando termino de leer una obra y me gustó mucho, igual la quiero en versión impresa para tenerla en mi biblioteca. El libro tradicional, creo, terminará como un fetiche, tal como hoy los son los discos de vinilo, los cedés; un artículo exótico para cierto sector de consumidores", puntualizó Capurro.

Glosario digital

E-book: es la versión electrónica de un libro, es decir, es una publicación cuyo soporte no está en el tradicional papel, sino en un formato electrónico, por ejemplo .pdf, .txt y, más recientemente, e-Pub. Sin embargo, al hablar de e-book no solo nos referimos a versiones electrónicas de determinado libro, sino a cualquier documento creado exclusivamente en formato digital, sin que exista una versión impresa.

Dado que es un documento en archivo electrónico, es necesario tener un soporte de lectura para poder almacenarlo y, desde luego, leerlo; entre estos soportes de lectura encontramos los e-readers, las computadoras, los smartphones, las tabletas, entre otros.

Libro digital: conocido también como libro electrónico no es otra cosa que la traducción al español para e-book. Es decir, un documento en formato electrónico.

E-reader: es el dispositivo específico para la lectura de libros digitales, es decir, el Kindle, el Nook, el Sony Reader, el Papyre, e incluso el iPod, entre muchos otros, son e-readers. Esta confusión que supone el libro impreso entendido como soporte y como contenido, es la que quizá nos lleva también a algunas confusiones con tantos términos nuevos en materia de lectura; sin embargo, y aun con algunos desacuerdos en cuanto terminología, esta nueva forma de lectura nos debería permitir hacer una clara distinción entre libro-contenido (e-book) y libro-soporte (e-reader).

e-Ink: conocido en español como tinta electrónica o papel electrónico, es una tecnología compuesta por capas que simula el papel; la capa con el polímero contiene millones de cápsulas o microesferas con una mitad negra y una blanca y con carga positiva o negativa; estas flotan en un gel y al ser estimuladas por la capa de microtransmisores eléctricos se agrupan formando el texto.

Esta tecnología actualmente es la más utilizada en e-readers dedicados específicamente a la lectura.

e-Pub: Es un formato de lectura abierto creado por el International Digital Publishing Forum. El texto que se puede reformatear conforme a la pantalla donde se visualice, por lo cual se adapta a los diferentes formatos de los dispositivos de lectura. Está basado en XML.

Creo que el formato digital reemplazará al libro tradicional por su economía y su portabilidad; su profundo potencial sirve como un mejor vehículo para acercar la cultura a todos los sectores.

Fuente: UveJota.com (blog de bibliotecología). 
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar