• HOY

    22°
    MIN
    34°
    MAX
     

    RELAMPAGOS A LA VISTA

  • Jueves 20

    18°
    MIN
    27°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos del sureste. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Viernes 21

    20°
    MIN
    32°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos variables, luego del noreste.

  • Sábado 22

    23°
    MIN
    34°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del norte.

  • Domingo 23

    24°
    MIN
    35°
    MAX
     

    Caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del norte.

  • Lunes 24

    24°
    MIN
    31°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.700

    venta
    G. 5.890

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.310

    venta
    G. 1.410

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

17 de Diciembre de 2017

 

Navidad de esperanza y alegría

Por Nancy Duré Cáceres, ABC Color

Ya estamos en vísperas de la Navidad. Las familias católicas se reúnen en la noche del 24 de diciembre, en torno a una cena especial y distinta a la de todos los días, ya que se está celebrando el nacimiento del Hijo de Dios. Los pesebres invitan a la unión familiar y reflexión en estas fechas festivas.

Esta costumbre nació en Europa y simboliza la abundancia que Cristo trae con su nacimiento, además de las reflexiones propias de estas fechas. “Es la fiesta de la alegría y esperanza”, afirma el padre Ángel Arévalo, de la iglesia La Encarnación.

En estos días, en los que el mundo está sumergido en una vorágine comercial que poco tiene de cristiano, hay que recordar el verdadero significado de la Navidad y preparar los corazones, como un pesebre, para que el Señor repose en él. “Celebrar la Navidad no es la simple conmemoración de un acontecimiento histórico trascendental que da inicio a una nueva etapa de la historia de humanidad, la era cristiana”, expresa el padre Arévalo.

Para el sacerdote, es una fiesta eminentemente espiritual en la que se da gracias a Dios. “Nuestro Señor miró misericordiosamente al mundo, enviando a su único hijo, quien asume en todo la condición humana, menos en el pecado, para redimir y hacer partícipes de su reino de justicia, verdad, amor y paz”. 

El párroco de la iglesia La Encarnación dice que la Navidad no es solo un día, sino todo un tiempo en el que la liturgia anima, mirando a ese Niño Dios nacido en un pesebre, a renovarse espiritualmente y reavivar la esperanza de contribuir en la construcción de un mundo nuevo. “Esto comienza con una renovación interior propia”, afirma.

Sin duda, diciembre es uno de los meses más esperados. Nos acerca a un tiempo para la convivencia familiar y estrechar los vínculos de amistad; para estar cerca, de corazón o físicamente, de las personas que queremos. “Es un momento del año para manifestar nuestro cariño y dar cabida a los buenos sentimientos. Agradecer por las buenas acciones recibidas, el afecto, la salud, la compañía y el trabajo. Un momento para la reconciliación, para dar con generosidad y hacer el bien; un tiempo para el perdón y sanar las heridas, que generan resentimiento, temor y desilusión”.

La Navidad también es un acto simbólico. Por esta razón, armar el pesebre, el árbol, poner luces en toda la casa o disfrutar de la cena el 24 de diciembre tiene un significado especial. Celebrar el nacimiento de Jesús es un momento para homenajear la vida y todas sus expresiones, a través de todos estos rituales de amor y fe.

El sacerdote insiste en la reflexión, en mirar hacia el interior de uno mismo y redescubrir el significado que estas fiestas tienen para cada uno. “Es una etapa para tener ilusión y esperanza, y tomar la decisión de vivir en armonía”.

Pero en esta fecha se muestra, también, una sociedad materialista y superficial, que solo se fija en el consumo de objetos más que en los sentimientos. Por ello, muchas tradiciones pasaron a la historia, al igual que valores como la fraternidad y el amor. “No debemos olvidar que la Navidad es la llegada de Jesús a nosotros. El mensaje esencial de la Navidad es el llamado de Dios a su encuentro y en él nos encontramos también nosotros, cuando tomamos conciencia de que somos hijos de Dios Padre por Jesucristo, quien es nuestro hermano, hombre como nosotros. Allí nace toda esa dimensión de la Navidad que es la fraternidad, la solidaridad y el compartir”.

El padre lamenta que este tiempo mercantilista toma más dimensión que la devoción y alabanza a Dios. “Aprovechemos estos días de acercamiento, unión, alegría y confraternidad. Reunámonos en torno al pesebre, debemos renovarnos y no dejar que el consumismo le gane a la fe”, pide el padre Arévalo.

Hay que sentir el espíritu de la Navidad en toda su dimensión, ya que su rememoración es cuestión de fe, de reafirmar que la llegada del Hijo de Dios sirve para unir, por encima de lo material y superficial. “Hay que fortalecer la reunión familiar sin compromisos comerciales”.

La representación del nacimiento de Cristo es la costumbre más importante de las festividades navideñas, porque a través de ella se recuerda el acontecimiento que dio inicio a la era cristiana, con la llegada del Salvador. A través del pesebre o nacimiento, cada familia contempla la esencia del amor representada por la Sagrada Familia (José y María junto con el Niño Dios) en un establo, acompañada por el calor de unos animales y varios pastores: “Jesús, José y María no necesitaron más que un establo para entregarse al mundo, y es ese ejemplo de sencillez y austeridad el que debemos imitar para celebrar la Navidad”, reflexiona el sacerdote. 

En esta Navidad compartí con tus hijos y familiares ese momento de ir armando el pesebre, para evocar los momentos vividos por José y María previamente al nacimiento y, luego, la felicidad por la llegada del Salvador. Asimismo, la visita de los Reyes Magos, quienes con gran humildad adoraron al Niño en su humilde morada.

El pesebre es una lección de vida y, también, de amor y sencillez. Cada elemento de esta representación es una oportunidad para reflexionar sobre los valores cristianos. Aquí, el significado de las figuras que componen el nacimiento:

Establo: representa sencillez y humildad.

San José: el hombre que nos inspira la obediencia y fortaleza.

Virgen María: simboliza la fidelidad y el amor a Dios; mujer compresiva y bondadosa.

Niño Jesús: guía espiritual que se aloja en el corazón del hombre para transmitirle su amor al mundo.

Buey: su misión era mantener caliente la cuna del Niño Jesús. Sirve como ejemplo a los hombres, para que conserven en sus hogares un ambiente cálido y amoroso.

Burro: es el animal más humilde de la creación, motivo por el cual fue el elegido para acompañar a la Sagrada Familia en el pesebre.

El ángel: simboliza la bondad, el amor y la misericordia.

Tres Reyes Magos: a través de sus obsequios (oro, incienso y mirra) le muestran a Jesús su naturaleza real y divina.

Pastores: personifican la humildad, sencillez, servicio, ayuda y alegría de los humanos que cuidan con amor a su rebaño.

Ovejas: encarna la obediencia y docilidad, e inspiran confianza.

Estrella: significa renovación, representa la luz inagotable y refrescante que disipa las tinieblas para darnos esperanza.

Agradecemos a Over All Artesanos.

ndure@abc.com.py

Fotos: ABC Color/Heber Carballo.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo