24 de Agosto de 2005

| BIODIGESTOR

Abono foliar orgánico

El biogás o gas metano, que resulta menos peligroso que el propano utilizado en las ciudades, se produce en un biodigestor, aprovechando el estiércol de las vacas, cerdos, cabras, conejos, gallinas, caballos o burros, con lo cual se evita el empleo de la leña y con ello la destrucción de los árboles.

Los biodigestores se constituyen en una valiosa alternativa para el tratamiento de los desechos orgánicos de las explotaciones agropecuarias.

Los biodigestores se constituyen en una valiosa alternativa para el tratamiento de los desechos orgánicos de las explotaciones agropecuarias. / ABC Color

El biodigestor es un depósito completamente cerrado, donde el estiércol de los animales se fermenta sin aire para producir gas metano y un sobrante, o líquido espeso, que sirve como abono foliar orgánico y alimento para peces y patos.

En términos más sencillos, es una sustancia obtenida de la fermentación anaeróbica de la materia fecal fresca de animales que se encuentran en la propia finca.

MATERIALES
Los materiales necesarios para la construcción de un sencillo biodigestor son: un plástico tubular de 200 micrones, 5 metros de largo y 1,20 metros de ancho; goma de cámara de cubierta; 1 metro de tubo plástico de PVC; una botella de gaseosa de 2 litros con su respectiva tapa; 300 litros de agua y 150 kg. de estiércol fresco.

ELECCION DEL LUGAR
El biodigestor debe estar ubicado cerca de la casa para que facilite su control periódico, y protegido de animales u objetos que puedan dañar el plástico; y no debe estar expuesto directamente a los rayos solares.


PREPARACION DEL
TERRENO Y CARGADO
Una vez elegido el lugar, se procede a cavar el suelo siguiendo el contorno del biodigestor con una profundidad de 10 cm, en el cual este será colocado, atando la parte posterior del plástico tubular, a fin de que no tenga ningún tipo de pérdidas utilizando la goma.
Se procede a la mezcla del estiércol fresco con agua en una proporción de 1 parte de estiércol por 2 de agua, en un balde mezclándolo bien y luego se carga en el biodigestor.

Una vez lleno, se cierra herméticamente utilizando el tubo de PVC y la mitad de la botella de gaseosa para facilitar su manejo en el momento del descargue.

Se recomienda proteger el biodigestor de los rayos solares con un techo preparado de paja u otro disponible.

ESTACIONAMIENTO Y MANEJO
Una vez que el biodigestor esté lleno y cerrado herméticamente, se inicia el proceso de fermentación. Durante este tiempo es importante prestar mucha atención, ya que se genera el gas, que debe ser evacuado destapando la botella de gaseosa, evitando así que el plástico sufra cualquier daño.
Dependiendo de la temperatura, esta actividad debe realizarse cada 3 a 6 días; teniendo en cuenta que en los días más cálidos se realiza más frecuentemente; el tiempo que trascurre entre cada evacuación del gas va aumentado a medida que el abono foliar va llegando a su maduración.
El abono está listo para ser usado cuando ya no produce gas.

COSECHA
En el periodo estival (temperaturas altas) el tiempo que transcurre desde el cargado hasta la cosecha es de tres meses y medio; mientras que en el invernal (temperaturas bajas) es de cinco meses.
Se procede a sacar el tubo de PVC dejando abierta la boca principal del plástico tubular a través de la cual se extrae el producto y se procede a filtrarlo para que pueda ser utilizado con mayor facilidad.



CONSERVACION Y APLICACION
El producto cosechado debe conservarse en envases plásticos y ser controlado periódicamente para constatarse de que no siga el proceso de fermentación. El abono foliar orgánico obtenido puede guardarse por tres meses.

Para la aplicación del producto se debe realizar un nuevo filtrado si es posible utilizando lienzos a fin de evitar el taponamiento de los picos aspersores.

PROTECCION DEL BIODIGESTOR
Se recomienda construir un protector a lo largo de la bolsa o biodigestor, utilizando una madera redonda, un techo o parrilla de mburucuyá u otro, a fin de que le sirva de enredadera y de sombra y evitar así la llegada directa de los rayos solares y la caída de animales al foso. En épocas de lluvia tapar las bocas de entrada y salida del biodigestor, para que no penetre el agua que dañe la mezcla. Por último, se debe evitar el paso de piedras o sobrantes de pasto al biodigestor.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar