25 de Enero de 2006

| ES MEJOR PREVENIR QUE CURAR

Desinfección de gallineros

Dr. P. M. Gibert matias@abc.com.py Una vez que han sido retiradas las aves de los galpones cuando hayan terminado su ciclo de postura o engorde, se debe hacer la limpieza y desinfección del lugar lo más pronto posible. Esto teniendo en cuenta que, con la amenaza de la gripe aviar, no es recomendable el reciclado de la cama de las aves.

Cualquiera sea la dimensión del emprendimiento avícola, hasta en los gallineros caseros, se debe tener en cuenta la realización de un buen plan de limpieza, para eliminar los posibles focos de enfermedad que hayan quedado en las instalaciones.

Primero, se deben retirar todos los implementos que hay dentro del gallinero, como comederos bebederos, nidales, perchas y ventiladores, de manera que la superficie sea fácil de limpiar. En las instalaciones donde hay jaulas fijas, se trabajará de acuerdo a las posibilidades de clase de jaulas utilizadas.

En los gallineros donde quedan las superficies libres, se debe levantar la cama y llevarla lejos del lugar. También, comercializarla lo más pronto posible como abono para huertas.

Cuando el piso está limpio, se realizará un aseo a fondo con agua y detergente, a fin de quitar los productos grasos y permitir una mejor limpieza; luego se debe hacer la primera desinfección del lugar con sustancias químicas o con fuego. Posteriormente, hay que realizar una desinfección del lugar con productos que tengan acción sobre insectos y que penetren en las esquinas del galpón, para evitar que puedan quedar focos de microorganismos que perjudiquen posteriormente a las aves. Es recomendable el uso de sustancias con acción de amplio espectro en los techos, ya que, mezcladas con otras que se gasifican, tienen mayor penetración en los rincones.

Se debe realizar la fumigación utilizando desinfectantes de acción residual, con las cortinas bajas; luego, se cerraran las cortinas y se dejará accionar.

Unas vez limpio el galpón, se procederá al uso de cal en forma de pintura en las paredes, evitando pintar el alambrado para no perjudicarlo.

Si el piso es de tierra, es recomendarle usar cal en polvo para que tenga una mayor penetración. Al contrario, si el piso es de ladrillo o cemento, usar lecherada de cal, pero porniendo cuidado en su aplicación ya sea con brocha o cepillo grande, porque no deben quedar burbujas de aire; en esos lugares no se logrará el efecto deseado. La cal tiene la propiedad de abrir los poros del piso y permitir una mejor desinfección.
Los implementos como bebederos y comederos deben ser limpiados con agua y detergente; luego, hay que dejarlos secar al sol y después desinfectarlos con agua clorada o cualquier otro desinfectante disponible. Los comederos no deben contener por ninguna razón restos de comida; esto podría permitir el desarrollo de hongos que posteriormente contaminarán la comida nueva. Estos hongos producen una sustancia llamada aflatoxina que es muy dañina para los animales pues bajan sus defensas y facilitan la entrada de las enfermedades.

Hasta el momento, en nuestro país la desinfección de los gallineros no ha traído mayores consecuencias para los operadores, debido a que en avicultura no hay enfermedades que contagien al hombre. Pero con la amenaza de la gripe aviar, se deben tomar algunas precauciones. Cuando hay sospecha de alguna enfermedad de tipo respiratorio en las aves, la limpieza de los galpones se debe hacer con ropa apropiada, es decir cerrada, usar botas de goma, tapaboca y gafas, de modo que ninguna parte del cuerpo quede expuesta a la acción de los gérmenes, principalmente, nariz, boca y ojos.

Si hay sospecha de la gripe aviar, no levantar la cama, primero se debe proceder a quemarla con lanzallamas, desinfectarla y, posteriormente, levantarla, con el equipo indicado.

Las cortinas también tienen que ser desinfectadas adentro y afuera; no puede quedar nada del galpón sin limpiar y desinfectar.

En lo gallineros caseros, hay que tener los mismos cuidados que he indicado más arriba, sobre todo cuando hay sospecha de gripe aviar.

En estas pequeñas instalaciones sería conveniente realizar el trabajo mensualmente, cuando las gallinas están afuera.

Los nidales de cualquier material que sean, deben ser lavados con agua y detergente, limpiados a fondo y finalmente, pintarlos con cal, adentro y afuera.
Los galpones deben descansar por lo menos 20 días antes de ser usados nuevamente. Se debe realizar una última fumigación 4 días antes de que lleguen los animales y mantener las cortinas cerradas para aumentar el efecto de los productos.

Hay que limpiar a fondo las entradas, que deben tener protectores de cal o desinfectante, de tal forma que el operador pueda untar sus botas obligatoriamente con el producto al entrar y salir del gallinero.


Siempre es mejor prevenir que curar.

Consuma lo que el Paraguay produce.
Produzca lo que el Paraguay y el mundo necesitan.

Recuerde. "El Paraguay puede".
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar