16 de Enero de 2008

| SíNTOMAS Y FORMAS DE PREVENCIóN

Enfermedades del melón

Fotos: MATKEI Ing. Gregorio Bozano El melón (cucumis melo) es una fruta muy apreciada en esta época del año; sin embargo, para lograr una buena fruta, se debe tener una buena planta, y este es el momento en que el excesivo calor y algunas lluvias favorecen a la aparición de enfermedades que pueden afectar la producción. El control de enfermedades no es muy complicado y ayudará a lograr una buena cosecha.

Las enfermedades que pueden atacar la parte aérea del melón son: el oídio o tanimbu (una mancha blanquecina), el mildio y la mancha bacteriana. Otras de las enfermedades que también son muy dañinas son el cancro gomoso del tallo y la fusariosis pues atacan a toda la planta, dañando todo el cultivo. Las que enfermedades aéreas afectan solo la parte foliar, por lo cual son más manejables.

MANCHA BACTERIANA
El principal síntoma de esta enfermedad es la coloración oscura de la mancha formando un área necrótica (tejido muerto) en la hoja. Alrededor de este sitio se observa una decoloración, donde el verde va tornándose amarillo. Estas características sintomáticas corresponden a grados avanzados de la mancha bacteriana y sirven para que el productor pueda determinar el problema que está teniendo en su parcela. Una vez que el productor determine la causa y los daños ocasionados por la enfermedad, debe buscar medios por los cuales combatir el mal.
Para la enfermedad de la mancha bacteriana se recomienda utilizar elementos específicos como antibióticos de uso agrícola y productos a base de cobre. En el mercado se pueden encontrar ambos componentes, antibióticos y cúpricos, mezclados en una sola formulación.

OIDIO O TANIMBU
El oidio, conocido en el campo como tanimbu, es otra de las enfermedades que atacan al melón; se la denomina así porque los síntomas son similares a un espolvoreo de ceniza sobre las hojas que dejan un color blanquecino por el ataque del hongo. Esta enfermedad generalmente se presenta con tiempo húmedo, pero con temperaturas más bien moderadas y cielo generalmente nublado. Al detectar esta enfermedad se la debe combatir instantáneamente, ya que puede llegar a ser muy dañina.

CANCRO GOMOSO
Esta enfermedad es fácil de identificar y se puede notar cuando la planta se empieza a marchitar; esto se produce porque el hongo ataca los vasos conductores de agua. Ese mal es más difícil de manejar ya que la parte dañada es difícil de controlar; sin embargo, es importante tomar medidas en ese momento de manera de que otras partes u otras plantas vecinas no sean atacadas por ese patógeno. Los productos que se utilizan para el control del cancro gomoso son a base de fungicidas.

MOMENTO DE APLICACION
Cuando se empiezan a manifestar los primeros síntomas de la mancha bacteriana se deben empezar a tomar medidas, sobre todo cuando las condiciones climáticas presentan mucha humedad en el ambiente y la temperatura es muy elevada (entre 25 a 30 ºC).
Las primeras aplicaciones de antibióticos y cúpricos se deben realizar una vez que se detectan las primeras manchas, pues con las lluvias, la humedad o el calor pueden diseminarse rápidamente a las demás hojas y el daño sería muy grave.
En el caso de los cúpricos disponibles en el mercado, es mejor aplicar las dosis recomendadas en la etiqueta debido a que la concentración varía según el fabricante. La cantidad suele oscilar entre 2 a 3 gramos por litro. Los antibióticos también son variables: algunos se pueden usar 0,5 gramos y otros hasta 1 gramo por litro.
Hay que tener muy en cuenta la frecuencia de aplicación, cuando se está usando antibióticos es recomendable hacerlo entre 12 y 15 días después de la última aplicación. En el caso de los cúpricos, la distancia entre la última aplicación se acorta, ya que son productos de contacto y fácilmente pueden ser lavados por las lluvias, entonces la frecuencia de la aplicación debe ser entre 8 a 10 días.

HORARIO DE APLICACION
El horario de aplicación de productos para el combate de enfermedades es a la mañana temprano y ya entrada la tarde, esto sea tanto para fungicidas como bactericidas, porque es sabido que los productos actúan con posibilidad de dañar la planta cuando las radiaciones solares son altas, es decir, cuando hace mucho calor. Es importante evitar la aplicación entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde; de ser posible, realizarla antes de esta franja horaria.

PREFERENTEMENTE DE MAÑANA
Si se va aplicar un producto es más preferible hacerlo a la mañana, ya que las gotas de esa aplicación se secan cuando el sol está más fuerte. Si se hace a la tardecita, se evita que durante la noche la humedad, luego de una aplicación, posibilite la aparición de otras enfermedades.
(*) Técnico del Instituto
Agronómico Nacional.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar