10 de Junio de 2009

| SIMPLE PERO MUY EFECTIVO

Flameado de ubre en vacas lecheras ­

Un problema que los tamberos deben tener en cuenta, y que es fácil de solucionar, es la suciedad que queda impregnada en los pelos de la ubre de la vaca, muchas veces a causa del barro, estiércol u otras. Pese a limpiar la ubre antes del ordeño, siempre quedan restos en los pelos, por tanto, gracias a una sencilla técnica, esta dificultad puede ser corregida. Dr. Felipe Figueredo Especialista en Producción Lechera, Reproducción y Climatología.

Generalmente, las vacas que van a ser ordeñadas en un tambo son traídas desde su punto de confinamiento que habitualmente es una pequeña parcela. En dicho lugar el animal ensucia los pelos de la ubre; al lavar la ubre, el agua sucia cae hasta la punta del pezón y empeora el cuadro de higiene. Aunque el líquido se seque, no se obtiene una buena sanitación, por eso se aconseja el quemado de los pelos de la ubre y la base del pezón. ­
­
COMO SURGIO LA IDEA ­
En una exposición en Italia se mostró un equipo para flameado (quemado de los pelos de la ubre de la vaca), específicamente en la base del pezón. El aparato es muy complejo, está compuesto por una garrafa de gas metano, unos grifos y una especie de lanzallamas. Debido a su alto costo, el mismo no pudo ser importado a nuestro país; sin embargo, el ingenio paraguayo pudo reproducir el aparato en forma simple y sencilla. ­
El sistema fue inventado por Inocencio Paiva y funciona así: un trozo de madera es envuelto con un paño y atado con alambres finos, este paño es empapado con alcohol de quemar; una vez preparado el implemento, este se pasa alrededor de la ubre y pezones, de tal forma de quemar todos los pelos. ­
­
RESULTADOS ­
Las vacas se inquietan debido a que reciben un pequeño calor al que no están acostumbradas, pero que no es peligroso; no obstante, este procedimiento debe ser realizado por manos habilidosas para no dañar la ubre. ­
Con esta innovación se puede realizar el mismo trabajo obteniendo un resultado idéntico al que se lleva a cabo con el equipo de flameado del Viejo Continente, el cual es equivalente a la depilación en las personas. Con esta práctica, se obtiene buena calidad de leche e higiene del animal. ­
Es un procedimiento muy rápido, de acuerdo a las prácticas realizadas: una fila de 14 vacas se puede flamear en 8 a 10 minutos, y un litro de alcohol alcanza para quemar los pelos de la ubre y pezones de 500 vacas. ­
Este proceso debe realizarse cada 15 días como mínimo, ya que los pelos del animal vuelven a crecer. ­
­
DESPUES DEL QUEMADO ­
Posteriormente, se hace el “presellado” y el secado, o sea, la operación normal de ordeño, pero en condiciones más higiénicas. Es un procedimiento muy importante que deben incorporar los productores y que también se puede realizar en vacas recién paridas. ­
­
EN CONCLUSION ­
Con este nuevo sistema de quemado de pelos, el tambero ganará en la higiene del animal, como también del producto que obtiene del mismo. ­
Se recomienda a los productores que hagan la prueba con vacas de descarte y luego realicen el trabajo con aquellas que van a entrar al tambo.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo