23 de Febrero de 2005

| MÁS ALTERNATIVAS PARA EL CAMPO

Industria de alimentos

La industrialización de los productos agropecuarios abre grandes posibilidades a los productores, debido a que en los momentos de cosechas abundantes, muchas veces sobran las frutas para comercializarlas como frescas, esto hace que los precios bajen mucho y desalienten la producción para el año venidero. Es por ello fundamental que se tenga la alternativa de industrializar todo lo que sobra, y planificar cultivos dedicados a la industria y al consumo en fresco.

El nuevo embajador de la República de China, Dr. David C. Y. Hu, nos dio la buena noticia de que Taiwán traerá cooperación en la producción de alimentos. Un área destinada a la industrialización fruto-hortícola, y otra a la de alimentos balanceados para animales. Los dos frentes son buenos; el primero, encarando la transformación e industrialización de los productos fruto-hortícolas, como lo podrían ser los cítricos, el mango, el tomate y la acerola. También en este rubro entrarían las zanahorias y espárragos, que tienen alta aceptación en el mercado internacional.

Los cítricos, el mango y las zanahorias estarían destinados, fundamentalmente, a la preparación de jugos.

La acerola, en la transformación de vitaminas C y jugos.
­
La Misión Técnica de Taiwán ha desarrollado un sistema de cultivo de espárragos en nuestro país con mucho éxito. Lo que permite encarar la producción de este rubro, no solamente para el consumo interno, sino también para la exportación en fresco y en conserva.

El tomate seco hoy en día tiene una gran demanda en Europa. Además, este fruto permite una amplia gama de posibilidades en la industria.

Cuando se va encarar la transformación de los productos agropecuarios, es importante tener en cuenta cómo se preparan los cultivos, debido a que cada uno de ellos tiene técnicas específicas que deben ser tenidas en cuenta cuando la producción es destinada a la industria.

Podemos tomar como ejemplo la mandioca en nuestro país, que el 80% es consumido en la finca, el 15% es destinado al mercado, y sólo el 5% va a la industria. Pero lo más notable es que no se planifica para el destino que va a tener. La clase de mandioca que prefiere el productor, muchas veces no coincide con lo que quiere el mercado, y menos con lo que necesita la industria. Es por ello que el productor debe saber qué variedad es la que prefiere el mercado y cuál necesita la industria, porque el tipo de semilla, la forma de cultivo y la cosecha son diferentes para cada uno de los rubros en que se utilice.

Este ejemplo es válido para cuando se encara una producción destinada a la industria. Es necesario saber qué variedad de zanahorias se necesita para que esta satisfaga los requerimientos del industrial, como es la consistencia, el color y el sabor.

El productor, antes de realizar cualquier cultivo, debe estar asesorado sobre cuál es la variedad de fruta o verdura que se necesita, cuáles son los requerimientos de cosechas, y cómo se debe enviar a la fábrica. Todo esto hará que el beneficio sea mutuo para el productor y el fabricante. En la industria de los alimentos balanceados destinados a los animales, ya hay mucha experiencia en nuestro país. Es necesario entonces, que se tomen en cuenta los fracasos que se han tenido para que los nuevos emprendimientos no pasen por lo mismo.

En este rubro es muy importante tener considerar el desarrollo de la mandioca destinada a la industria, ya que es una fuente fundamental de energía por parte de la raíz, y de proteína por parte de la hoja. La producción actual de la mandioca en nuestro medio no está planificada, no se seleccionan las variedades que corresponden a cada uno de los requerimientos. Es por ello que muchas veces los productores no pueden colocar sus productos en el lugar adecuado.

La investigación realizada por los técnicos de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNA, del departamento de fruticultura y los del Instituto Agronómico Nacional de Caacupé ha tenido un buen resultado, lo cual nos permite tener hoy en día una producción de cítricos libres de virus y otras enfermedades. Esto nos nos dará la oportunidad en poco tiempo, de tener una producción de frutas sanas y de buena comercialización.

La planificación de la producción de la industria agropecuaria es fundamental, de tal forma que el productor cultive lo que el industrial quiere y necesita.

Los productos orgánicos tienen cada vez mayor demanda en el Primer Mundo, abarcan buen mercado, y nosotros ya tenemos la tecnología para muchos productos como lo son el azúcar y la yerba mate. El café producido bajo sombra tiene un precio diferencial, y la industrialización del mismo tiene un valor agregado.


Consuma lo que Paraguay produce.

Produzca lo que Paraguay y
el mundo necesitan.
Recuerde: “El Paraguay puede”.

Fotos: MATKEI
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar