13 de Enero de 2016

| Labores para el control de plagas

Manejo de cítricos en verano - Ing. Agr. Miguel Blanco (*)

El verano es una época ideal para la aparición de plagas que transmiten enfermedades en los cítricos. Esto se debe a que en los meses de enero y febrero se dan nuevas brotaciones, alimento ideal para los insectos, por lo que es necesario realizar algunas tareas específicas, como la poda de limpieza, fertilización y pulverización, que permitirán mantener la producción en óptimo estado y evitar pérdidas.

Los trabajos en verano con los cítricos inician por la poda de los chupones, que son pequeños brotes que, generalmente, salen del portainjerto y crecen vigorosamente durante esta época del año. La eliminación de los chupones se caracteriza por ser únicamente una poda de limpieza. Para ejecutar esta labor es importante no perjudicar a las plantas, es decir, no causar heridas porque estas son las vías para la entrada de patógenos. Por ello, es necesario contar con una pasta bordelesa o el caldo bordelés a fin de untar en las plantas, si llegarán a presentar heridas. Posteriormente, se deberá hacer la limpieza de la parcela mediante una leve carpida por debajo de la copa de la planta. Luego, se puede manejar el cultivo con la aplicación rotativa de herbicidas.

FERTILIZACIÓN

Esta tarea puede hacerse en el verano (tercera fertilización) aplicando N-P-K (nitrógeno-fósforo-potasio), de acuerdo a los resultados de los análisis de laboratorio; habitualmente, también se aplica en forma empírica la fórmula en proporción de200 a250 g, sea 15-15-15 o 12-17-12. Se suministra alrededor de la copa haciendo un círculo, no muy cerca del tallo, de manera a que la planta absorba los nutrientes.

PULVERIZACIÓN

En los meses de enero y febrero se presentan brotaciones nuevas, lo que atrae a insectos que buscarán alimentarse. Muchos de ellos son vectores que transmiten enfermedades y que afectan la producción. Por este motivo, es urgente la pulverización en este periodo, para lo cual se utilizarán productos sistémicos, que penetren en la planta y posean una acción prolongada.

En el caso del ataque de la mosca negra, que secreta un líquido azucarado del cual se forma la fumagina, un hongo que cubre totalmente la parte foliar de la planta, se tratará mediante aceite agrícola en razón de 1 o 2 % e insecticida sistémico contra la mosca. Asimismo, se recomienda aplicar un producto a base de cobre, que protege al cultivo de otras enfermedades.

LUCHA CONTRA EL HLB

El problema del Huanglongbing (HLB) radica en que el productor no puede identificar fácilmente la enfermedad, debido a que la sintomatología la hace una enfermedad complicada. En ocasiones, otras enfermedades se manifiestan con síntomas parecidos al HLB, como la pudrición de raíz o la rotura de ramas, en la que se nota el amarillamiento de las hojas. En este sentido, se requiere el diagnóstico de la enfermedad a fin de evitar grandes pérdidas en el cultivo.

PREVENCIÓN

El productor debe monitorear su chacra y, ante cualquier indicio, llamar a los técnicos del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) para constatar, mediante análisis laboratoriales, si es definitivamente HLB. Se debe observar si existen plantas de mirto cercanas a las de cítricos, debido a que las primeras atraen a los vectores transmisores del HLB. Igualmente, el mirto tiene la enfermedad asintomáticamente, por lo que es prioritario eliminar esta especie y pulverizar los cítricos que presenten brotaciones nuevas. Como se explica más arriba, los brotes atraen a los vectores, que se alimentan de la parte verde e infectan a la planta.

PRODUCTOS RECOMENDADOS

El vector transmisor del HLB puede manejarse mediante productos de contacto y otros sistémicos. Los productos de contacto son aquellos que se utiliza cuando aparece la plaga y es necesaria su eliminación directa; mientras que los sistémicos poseen una acción prolongada y penetra profundamente en la planta.

Otra alternativa, en el caso de no contar con productos sistémicos, se puede usar jabón casero o detergente de cocina en razón de 1 %, lo cual elimina a los insectos. No obstante, es importante rotar la utilización de los productos para evitar que el insecto adquiera resistencia; por ejemplo, empezar la pulverización con un producto de contacto y, en la siguiente temporada, aplicar detergente, para luego usar aceite agrícola (utilizado para control de la fumagina).

(*) Especialista en cítricos

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo