30 de Noviembre de 2005

| PRACTICA FUNDAMENTAL PARA LA AGRICULTURA ECOLOGICA

Manejo ecológico del suelo

Ing. Agr. Mario Paredes * Se estima que la naturaleza tarda aproximadamente 200 años para producir 1 centímetro de suelo fértil, por lo que resulta de suma importancia aunar esfuerzos para prodigar los cuidados que se necesitan; de lo contrario, puede empobrecerse muy fácilmente en poco tiempo. Para ello, deben aplicarse prácticas de recuperación, conservación y aumento de su fertilidad natural.

Para conservar el suelo es fundamental hacer las curvas de nivel, de modo a disminuir su erosión.

Para conservar el suelo es fundamental hacer las curvas de nivel, de modo a disminuir su erosión. / ABC Color

El manejo ecológico del suelo es el conjunto de prácticas adecuadas que proporcionan las condiciones al suelo para una buena actividad biológica, permitiendo el mejoramiento y mantenimiento de su fertilidad natural (física, química y biológica) con la finalidad de garantizar la buena productividad de los cultivos.
El suelo en buenas condiciones de fertilidad natural es la base fundamental de la agricultura ecológica; y es un sistema de producción que emplea varias prácticas agrícolas con la utilización de los recursos naturales en forma sustentable.

Hay que dejar bien en claro que el suelo tiene vida, es decir, hay millones de organismos vivos que producen los alimentos en el suelo y que serán aprovechados por las plantas como, por ejemplo, lombrices, hongos, bacterias, y otros que ayudan a la descomposición de restos orgánicos de plantas, para la producción de abonos naturales.
En el suelo también se encuentran organismos vivos que pueden ser perjudiciales para las plantas, como ciertos hongos, bacterias, nematodos, que en un suelo sano y fértil se encuentran en equilibrio y controlados por los organismos benéficos.
Además de los organismos vivos, el suelo está formado por los alimentos minerales o nutrientes, agua, aire y materia orgánica. Es importante que estos elementos que componen el suelo estén equilibrados para que este mantenga su fertilidad natural.
También es fundamental destacar que el agua cumple una función primordial en el suelo, pues mediante la misma los alimentos minerales son absorbidos por las raíces de las plantas.
Todas las plantas necesitan alimentarse adecuadamente para tener un buen crecimiento y, por lo tanto, una buena producción. Además de eso, pueden crecer sanas y con muchas defensas contra el ataque de insectos y enfermedades perjudiciales. En otras palabras, la salud de las plantas depende de la salud del suelo.
El mal manejo del suelo trae como consecuencia la erosión, la pérdida de los organismos vivos benéficos; todo esto conduce al empobrecimiento o pérdida de la fertilidad natural de los suelos.
Se estima que la naturaleza tarda aproximadamente 200 años para producir 1 centímetro de suelo fértil, por lo que debemos cuidarlo muy bien, de lo contrario puede empobrecerse muy fácilmente en poco tiempo. Para ello, se deben aplicar prácticas de recuperación, conservación y aumento de su fertilidad natural.

PRACTICAS Y RECOMENDACIONES PARA EL MANEJO ECOLOGICO DE LOS SUELOS
Aplicar abonos naturales: estiércol de vaca y gallina bien descompuestos, humus de lombriz, abono de compostera, harina de hueso, fosfato natural, ceniza, entre otros.
Cultivar abonos verdes de verano e invierno: mucuna, canavalia, crotalaria, kumanda yvyra'i, avena, lupino, nabo forrajero, dolichos y muchos otros.
Hacer rotación y asociación de cultivos: practicar el laboreo mínimo del suelo, evitando la utilización de maquinarias agrícolas pesadas que voltean al suelo.
Hacer la siembra directa sin la utilización de herbicidas ni fertilizantes químicos.

Corregir la acidez del suelo aplicando cal agrícola.

Sembrar cortando o cruzando la pendiente.
Cultivar en curvas a nivel cuando la pendiente del terreno es pronunciada.
Colocar cobertura viva o muerta sobre el suelo
Llevar a cabo el control natural de plagas y enfermedades, en el cultivo y en el suelo, aplicando los venenos caseros, biofertilizantes.
Proteger a los organismos benéficos.

Aprovechar los restos vegetales, para descomponerlos y producir abono natural, evitando la quema de los restos vegetales.

Evitar la aplicación de venenos y fertilizantes químicos, pues destruyen a los organismos benéficos del suelo, dejando residuos tóxicos sobre los productos agrícolas y son muy peligrosos para el productor.
* Programa Agro-ecología
ALTER VIDA
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar