30 de Junio de 2004

 

Miel de abeja

El consumidor a menudo rechaza la miel que se endurece, pero hay que saber que la miel buena generalmente se cristaliza o endurece en forma homogénea, de abajo hacia arriba. La cristalización de la miel de abejas es algo que ocurre naturalmente, es decir, que es algo que le ocurre a la miel cuando está expuesta a algunos factores del ambiente, dentro de los cuales puede ser manipulada por el apicultor; por ejemplo, la humedad, que juega un papel muy importante.

Uno de los aspectos que más influye sobre la miel es la humedad, cuando menos húmeda esté la miel va a tender a cristalizar. Sin embargo, existen varias maneras de cristalización que conviene diferenciar para saber si es pura, adulterada o falsificada. Si la cristalización es homogénea, los granos son parejos y empieza desde el fondo del recipiente hacia la parte superior, es seguro que se trata de una miel linda o buena. En cambio, si la cristalización es despareja, los granos son muy grandes o desiguales y existe una cristalización en la parte de arriba y no abajo, podría tratarse de una adulteración o puede ser que la miel esté cortada. El corte de la miel ocurre generalmente cuando se mezclan mieles de diferentes cosechas o de diferentes colmenares.

Por esa razón se recomienda el envasado diferenciado de mieles de diferentes colmenas y épocas.

Otro factor que influye para que cristalice la miel es la temperatura, como ocurre generalmente en invierno, cuando se producen temperaturas inferiores a 10º.
La cristalización solamente constituye un cambio físico. La miel pasa del estado líquido a semisólido, pero en absoluto no pierde los valores nutricionales, y se recomienda consumirla en forma natural, untada en el pan, por ejemplo.

En el caso de que se desee consumir la miel en forma líquida, se recomienda únicamente el baño maría, porque un calor directo hará que se pierdan todos los valores nutricionales de la miel de abeja, tales como las vitaminas, algunas proteínas y otros nutrientes. Pero es muy importante que el baño maría sea hasta los 40º, como máximo. El calentamiento indirecto debe hacerse en forma lenta y progresiva para disminuir en lo posible la desnaturalización de los nutrientes, que es algo inevitable. Por eso es mejor consumirla endurecida, en forma natural.

Beneficios

La miel es un azúcar natural ideal para la alimentación, porque en su composición entran azúcares simples: glucosa y fructosa, que no necesitan transformación por los jugos digestivos para que sean asimiladas. Por lo tanto, casi la totalidad de los azúcares contenidos en la miel, una vez ingerida, pueden ser asimilados y pasar a la sangre donde proporcionarán calor y energía.

Además de su alto contenido de azúcar, la miel posee una diversidad de sustancias indispensables para todo organismo vivo. Así encontramos en la miel, entre otras, vitaminas del grupo B y vitamina C. Entre ellas tiene una extraordinaria importancia la vitamina B1, tiamina, ya que la misma cumple una función primordial durante el proceso de digestión de los azúcares, dulces, harinas, etc., sin la cual no se completa el proceso digestivo. Durante el proceso de digestión, todas estas sustancias se transforman en glucosa, y para que esta glucosa sea utilizada por el organismo y proporcione calor y energía, es necesario que sufra un ciclo de transformaciones sucesivas por el proceso de oxidaciones lentas. En este proceso se forma el ácido pirúvico, como producto intermedio que, en condiciones normales, se transforma luego en ácido láctico. Para completar estas transformaciones, son indispensables las vitaminas, especialmente la vitamina B1, porque determina la utilización de combustible para el organismo. Contiene también importantes enzimas, sustancias que facilitan la digestión, y en razón de su elevado contenido, la miel ocupa uno de los principales lugares entre los productos alimenticios. Entran también en la composición de la miel, sales de calcio, hierro y fósforo. Los componentes restantes están representados por proteínas, ácidos orgánicos y pigmentos vegetales. Al consumir miel, no solamente proveemos de energía al cuerpo, sino también de un alimento natural ideal de gran valor para todos los procesos de nuestro organismo.

Elaboración natural

La miel es un producto vegetal elaborado a base del néctar de las flores extraído por las abejas. Dicho producto es modificado y transformado, concentrado y depositado en las celdillas del panal, mediante el trabajo de dichos insectos, desde donde es extraída por el apicultor.

La miel no es sometida a transformaciones, modificaciones, purificaciones y mejoras, ni a ningún tipo de manipulaciones industriales que hacen peligrosos y nocivos los alimentos modernos en su mayor parte, siendo, por consiguiente, la miel un alimento natural ideal no refinado, que conserva todos sus componentes. No obstante, no sucede lo mismo con el azúcar y otros alimentos refinados.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar