03 de Enero de 2018

| Importancia en animales

Vitaminas y minerales - Dr. P. M. Gibert

Las nuevas técnicas de alimentación que demanda la nutrigenómica están enmarcadas en satisfacer los requerimientos de cada especie de acuerdo a su mejorara genética. A más eficiencia, mejor alimentación.

El costo de la alimentación de los animales representa más del 60% de la producción. Para tener una buena rentabilidad, hay que disponer de materias primas de calidad y satisfagan los requerimientos de los animales que están determinados por la especie, la edad, el estado de salud, el peso, el manejo, el ambiente, el propósito comercial, y otros que se actualizan de acuerdo al mejoramiento y propósito racial.

Debido a que la alimentación de los animales tiene un alto costo para el productor, es necesario conocer de antemano cuáles son estos y cómo adecuarlos al requerimiento de los mismos. No solamente se debe pensar en energía y proteína, sino en los otros componentes, como las vitaminas y los minerales.

Las especies de animales menores demuestran los defectos de nutrición más rápidamente que las grandes, sobre todo cuando los trabajos son realizados en confinamiento, en el que estos no tienen la posibilidad de compensar con lo que hay disponible cuando son trabajados a campo. Las nuevas razas y líneas de mayor producción tienen mayores requerimientos, que deben ser satisfechos para optimizar los costos y rendimiento.

Nuevas técnicas de manejo permiten compensar, en muchos casos, las exigencias nutricionales, ya sea con suplementos o rotaciones de potreros más planificados, teniendo en cuenta las condiciones del suelo y el pasto.Las rotaciones tienen mucho éxito si se planifican por hora yno por día, de acuerdo a los nuevos estudios y reportes de los técnicos especializados. En los cerdos, la alimentación es cada vez más exigente, y se ven en las razas, la edad y el estado productivo.

Las cerdas jóvenes que comienzan a gestar deben tener una alimentación muy bien balanceada, desde el comienzo de los partos, ya que una alimentación deficiente afectaría su posterior vida productiva, debido a que durante los primeros partos aporta sus propias reservas corporales a las crías y perjudica su estado posterior en las siguientes producciones. También, la sobrealimentación es negativa, ya que las cerdas presentan una mayor muerte embrionaria y dan camadas con menores cerdos. Es por ello que con estos ejemplos se debe tomar conocimiento de cuáles son los requerimientos de cada animal, para alimentarlos correctamente.

En cuanto a los pollos parrilleros, en nuestro país, en los meses de verano, cuando al mediodía en el galpón hay más de 38 ºC, se produce la muerte de los animales más grandes debajo de los comederos por exceso de energía, ya que se suma la alimentaria con la ambiental.

Los toros con sobrepeso no pueden trabajar, porque les dificulta el salto. La carencia de minerales y vitaminas afecta la fertilidad y encarece el costo de producción. Las vacas lecheras, a medida que aumentan la producción de leche, incrementan sus requerimientos nutricionales, no solamente de energía y proteína, sino también de minerales y vitaminas.

La sal mineral que se ofrece a los animales debe ser seleccionada de acuerdo a la especie y al estado productivo. A las especies menores se les proporciona en el balanceado cuando están en confinamiento. En este caso, se debe extremar la precaución; que haya una garantía por parte del fabricante, de que el alimento tiene lo que requiere el animal. No usar un iniciador en engorde, porque se pierde dinero, pues el primero tiene mayor cantidad de proteínas y aminoácidos que encarecen el alimento, y no son necesarios en la terminación de los animales.

En las gallinas ponedoras, los requerimientos de calcio son muy distintos en el momento de crecimiento, prepostura y postura. En el primer caso, apenas llega al 1%; durante la postura se incrementa, hasta llegar a 4%. En nuestro país, esto debe ser tenido muy en cuenta, sobre todo en los días de calor, ya que la cáscara blanda que se presenta en esa época no es solamente porque falte calcio, sino que se produce una carencia de bicarbonato para formar la cáscara, debido al intenso jadeo que tienen las aves para mantener la temperatura corporal.

Como podemos apreciar, la alimentación de los animales no es solamente energía y proteína, sino también minerales y vitaminas que deben estar adecuadamente balanceados de acuerdo al requerimiento animal.

El aporte de minerales varía mucho con el tipo de suelo en el que son criados los animales; por ello es necesario hacer un análisis de suelo, para conocer qué están aportando a los pastos. Los requerimientos también se ven afectados por la configuración del campo. En los valles hay mayores oportunidades nutricionales que en las alturas, por efecto del lavado y arrastre que hacen las lluvias; esto es visible a simple vista, observando el pelaje de los animales cuando son criados en diferentes zonas de un mismo potrero con accidentes geográficos como los mencionados. Generalmente es un desbalance de azufre.

Antes de adquirir sales o vitaminas, es recomendable consultar con el profesional veterinario especializado para saber qué requerimientos tiene el animal que va a trabajar.

“La educación es la base del desarrollo de las comunidades”. p.m.g.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo