Domingo, 14 de Setiembre de 2014
 01:00
  • Las heroicas travesías de dos compañeros de ruta

  • Paraná en la línea 27

    Me topé muchas veces, a lo largo de mi vida, con Paraná, incluso después de su fallecimiento. No solo aquella tarde, cerca del Mercado 4, cuando subió al micro 27 a pedir permiso a los pasajeros estupefactos y cantar «Soy un vagabundo». Más que dicha aparición, que investigué en días posteriores en otros lugares, como les contaré más adelante, conozco cosas de aquel ángel melodioso que surgió como un resplandor en los eucaliptales de Altos el 21 de junio de 1926 a las 14:30, anotado en el Juzgado de Paz el 14 de agosto por su madre, la costurera Jacinta Mesa, y no Meza.

  • Tributo al Paraguay y al Humaitá, defensores del litoral chaqueño

    Con profunda desazón, congoja e inquietud, el domingo 31 de agosto leí en el artículo «Cañoneros Paraguay y Humaitá en situación de retiro» de la Revista del diario ABC Color: «Días pasados fue aprobada en la Cámara de Diputados una ley que disponía el traslado de los buques de guerra Humaitá y Paraguay a dos puntos alejados geográficamente (…) Hoy, estos dos veteranos guerreros, retirados del servicio activo hace unos años, reposarán sus cansadas y roídas estructuras, uno en la capital paraguaya y otro en Encarnación. Ambos –uno más que el otro– están en pésimo estado de conservación. Necesitan reparaciones urgentes para evitar su hundimiento».

  • Un coloso olvidado

Domingo, 07 de Setiembre de 2014
 01:00
  • Gustavo Cerati, música y palabra

    La música de Cerati tiene una característica muy particular: las palabras que usa en sus canciones suenan musicales. Es una cualidad muy armónica. Esas palabras son agradables al oído de un modo que parece significar por sí solo, como si no necesariamente hubiera que entender lo que la letra, como tal, dice.

  • Gustavo Cerati

    Cuando su grupo, Soda Stereo, y Sumo eran los astros de los pubs porteños, rodeaba a los seguidores del segundo el aura de lo marginal, lo arrabalero, lo rebelde, y a los de Soda, la etiqueta de complacientes y conchetos.

  • Los amores del capitán

    El Capitán Gómez estaba destinado desde su gestación en el vientre de su robusta madre, gente de río por su primer matrimonio, que le había enseñado a caminar recorriendo, en vez de callejones, patios o corredores como la gente que tiene oficios de tierra, los buques de su propiedad de proa a popa y de babor a estribor, a incorporarse a la Armada Nacional.

Cargar más
 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar