Domingo, 02 de Agosto de 2015
 01:00
  • La mirada del león

    Cecil era un hermoso león de melena oscura, señor de una manada de leonas y cachorros. Tenía trece años y vivía en el parque de Huange, en Zimbabue. Cecil era un animal fuerte, y, como tal, sabedor de su poder, no era agresivo, aunque sí valiente, desde luego. Era un rey magnánimo y noble. ¿Por qué no lo sería?

  • El lenguaje de los pueblos

    Hasta el próximo domingo 9 de agosto, el Museo de Arte Sacro (Manuel Domínguez esquina Paraguarí, Asunción) alberga una fascinante exposición temporal de obras de arte del siglo XVIII que muestran el esplendor del barroco cuzqueño.

  • El campo de concentración de Mato Grosso, 1867 (I)

    Un siglo y medio después de la Guerra Grande, el pensamiento paraguayo actual recupera escenarios, episodios y perspectivas que suman consistencia y complejidad al relato de uno de los hitos que han marcado la historia del país. En este artículo, Jorge Coronel –que acaba de participar, en Buenos Aires, de las Jornadas «A 150 años de la Guerra Guasu. Hechos y Contextos. Historiografías y representaciones», organizadas por el Archivo Nacional de la Memoria, la cátedra de Historia del Paraguay de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y el Centro de Estudios Históricos del Paraguay– rescata un capítulo inquietante: el del campo de concentración de paraguayos que existió otrora donde hoy se alza la plaza Aquidabán, en pleno centro de la capital del Mato Grosso.

  • Elogio de la herejía

    Si el lector entra al Museo de Arte Sacro en estos días, encontrará una muestra de la escuela cuzqueña, abierta hasta el próximo domingo 9 de agosto, y al recorrerla, entre las obras allí expuestas, se tropezará con la inquietante imagen de tres seres que son uno o (disyunción inclusiva) uno solo que prolifera en tres: el Dios trifronte, fecundo malentendido histórico que materializa el oscuro, insondable misterio trinitario en una realidad visible obviamente contraria a los preceptos de la iglesia desde el concilio de Trento: una trinidad prohibida.

Domingo, 26 de Julio de 2015
 01:00
  • Gottlob Frege, filósofo del espíritu

    La Begriffsschrift (Conceptografía) de Gottlob Frege es el cimiento sobre el cual se levanta el complejo edificio de la lógica actual. Se la considera comparable solo con los Analíticos Primeros de Aristóteles. Dummett llama a Frege «the founder of mathematical logic» (el fundador de la lógica matemática), y Beaney, «one of the founders of analytic philosophy» (uno de los fundadores de la filosofía analítica). Pero ¿deberían la obra y la influencia de Frege ser valoradas primaria o exclusivamente por los aportes metodológicos de su Begriffsschrift? Desde la Universidad París I-Sorbonne Panthéon, donde se encuentra actualmente realizando el segundo año de su maestría en Filosofía Contemporánea, José Duarte Penayo (licenciado en Sociología por la Universidad de Buenos Aires, y en Filosofía por la Universidad París IV-Sorbonne) reivindica, por el contrario, la filosofía de Gottlob Frege como fuente inagotable de un diálogo posible y necesario en torno a las nociones fundamentales que atraviesan, además de su propio proyecto filosófico, la fenomenología, la hermenéutica y la deconstrucción. En exclusiva desde París para los lectores del Suplemento Cultural.

  • Un domingo especial para el herr profesor Frege

    Cierto excéntrico y despistado profesor de Matemáticas de la Universidad de Jena, llamado Gottlob Frege (y nacido en Wismar, Alemania, en 1848), murió un día domingo, como hoy. Era, además, el día 26 del mes de julio, también como hoy. Pero de hace hoy noventa años: de 1925. Recordémoslo en este importante y curioso aniversario (1925-2015), dominical por coincidencia o por magia del Azar, del comienzo de su inmortalidad como filósofo.

  • La Isla del Lago

    El dios griego Hermes, que entre los romanos se identificó sincréticamente con Mercurio, era el patrón de los ladrones, de los mentirosos y de los comerciantes. Hijo de Zeus y Maya, también auspiciaba los viajes, la elocuencia y el ingenio de los oradores y de los poetas, y la habilidad de los atletas. Diestro con la palabra, era el Mensajero de los Dioses. Hermes era un dios muy inteligente y astuto, virtudes que lindaban, en su inquieto intelecto, con los vicios del fraude, el engaños y la estafa, y con los correspondientes actos, cometidos por el ágil pero inescrupuloso dios siempre con destreza y con alegría. Hermes es el único de los dioses griegos que puede entrar y salir libremente del Hades. Por su rapidez física y mental, se lo representa con casco y sandalias alados. El exquisito Pound alude, en su poema The Lake Isle, al pensamiento antiguo que expresa, en los patrocinios que Hermes y Mercurio extienden por igual sobre los ladrones y los comerciantes, un tácito saber acerca de la naturaleza, deshonesta en sí misma, del comercio. Actividad lucrativa que, no obstante, en las sociedades contemporáneas, gobernadas por el capital, orientadas al lucro y promotoras del consumo, es vista en el imaginario colectivo como digna de todo encomio y respeto, si no de admiración.

Cargar más
 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar