11 de Febrero de 2018

| RÁPIDOS Y DOLOSOS (III)

Estrategias dolosas en Itaipú

Por Luis María Fleitas Vega (*)

Un dicho popular reza: “No hay peor ciego que el que no quieren ver”. La mayoría absoluta del Paraguay sabe que Itaipú fue sobrefacturada. Y de esa sobrefacturación son culpables todos los gobiernos que se sucedieron en el Brasil y Paraguay desde 1973.

El mensalão, lava-jato y otras “caixas pretas” brasileñas son tan iguales a las fortunas de los “barones de Itaipú” y sus sucesores. 

Esa sobrefacturación generó una energía más cara que la de otros complejos viejos instalados sobre el mismo río Paraná y su afluente principal, el río Grande. Estas hidroeléctricas han cancelado sus cuentas hace décadas. Sin embargo, muchos cultores de Itamaraty se refieren así cuando, premeditadamente, preparan la defensa de la “tarifa cara” de Itaipú. 

Estrategias dolosas 

¿Cuáles serían las estrategias? En la tarifa, por citar alguna, comparar la de Itaipú con las usinas viejas del río Grande, aguas arriba, de manera a seguir pagando una tarifa ridícula, aun con la deuda cancelada en el 2023. Por ejemplo, si hoy la tarifa es de 44 US$ el MWh, pero se disminuye a 20 US$ el MWh en ese año, ellos querrán pagarnos 20 por una “cesión” disfrazada de exportación. Lo compararán con las usinas de más de 60 años de antigüedad, con costos menores a 15 US$ el MWh. 

Otro ejemplo de bravuconada es extraer energía limpia y segura, a precio de costo, disfrazados de paneles solares, hidro-metano o la construcción de pequeñas centrales hidroeléctricas a destiempo. Lo que nuestros técnicos y diplomáticos de “60 Hertz” nunca visualizaron es que los socios han llevado energía a precio de costo durante 34 años. ¡Alguna compensación deberíamos conseguir! 

El Paraguay sufre de corrupción generalizada, al igual que el Brasil; pero en nuestro caso, la impunidad lo agrava. Al otro lado por lo menos los corruptos van preso, sin importar su rango. ¿Seguirá este mecanismo injusto de cesión en lugar de venta? 

Por cada expresión numérica que tienen los entreguistas, se tiene varias propuestas convenientes al Paraguay. Durante el año fiscal 2017, la Itaipú transfirió a la hacienda nacional solo US$ 660 millones en conceptos varios. De esa cantidad, US$ 616,9 millones fueron transferidos al Tesoro Nacional (royalties y cesión de energía) y los US$ 43,1 millones restantes fueron a la ANDE. ¡Imagínese el lector si vendiésemos este valioso recurso estratégico, en lugar de cederlo! 

Hace unos días fue presentado al público por uno de los candidatos presidenciales, una manera de lograr mayores beneficios gestionando mejor las tarifas. Se trata de la reducción de las mismas al consumidor final de la ANDE. Eso estaría financiado por la disminución de pérdidas, el aumento de la eficiencia, la obtención de mejores tarifas por venta al mercado de nuestros excedentes y otras medidas internas complementarias, tanto en políticas tributarias, fiscales y legales. 

Recordemos que los Estados no tienen sentimientos románticos o altruistas; más bien defienden sus intereses. Recordamos que los números que posibilitaron la fórmula de Jeffrey Sachs fueron extraídos de los archivos oficiales; son los mismos que nos permitieron firmar el Acuerdo Lugo-Lula, en el 2009. Esas acciones verdaderamente defendieron nuestros intereses. No conocemos otras. 

El hecho que nuestros técnicos oficialistas estén tan mal preparados en ciencias políticas dificulta nuestras negociaciones. Algunos tienen ideas razonables, pero están opacados por los grupos de poder que los coopta, los exprime y, finalmente los acobarda. No podemos permitir que los negociadores, apuntando hacia el 2023, sigan siendo los mismos que reventaron el sector energético. Estos mequetrefes preferirán siempre los maletines personales a un ingreso genuino para la hacienda nacional. 

En resumen, si el costo de la energía de Itaipú está por encima de otras hidroeléctricas es porque el precio de la construcción fue inflado por la corrupción y las tasas usurarias de los créditos asumidos. Cuando la deuda sea cero, ya no tendrán excusas sobre el supuesto costo elevado de la tarifa. Entonces podremos vender nuestros excedentes a precio de mercado o, si es conveniente, usarlo casi gratis. Con tarifas bajas de la ANDE se podrá atraer a miles de industrias, incluso del Brasil. 

Energía limpia por baratijas 

El director técnico ejecutivo de Itaipú (brasileño) hace unos días cometió un “sincericidio” diplomático, pero una sinceridad económica, al expresar “Si no fuera por Itaipú, el brasileño pagaría mucho más por la energía eléctrica”. Eso confirma que la tarifa de Itaipú es baja y que ¡jamás! dejarán de comprar energía excedente paraguaya, aunque lo elevemos a un precio justo o de mercado. 

La Itaipú informó hace unos días, con la misma fanfarria que los récords energéticos, que gastó más de US$ 61 millones en la OD:CE, de la Dirección de Coordinación, en el 2017.

Sería interesante que también publique las listas de las obras que hizo con este monto; pero más interesante aún, que se convenzan que estos montos son migajas comparados con lo que pudimos haber recibido con diplomáticos, directores, consejeros y gerentes patriotas. 

“Pacta sunt servanda”, frase predilecta en la margen izquierda, es la que tenemos que pronunciar nosotros ahora sobre el Acuerdo Lugo-Lula. Entre los 25 puntos acordados de ese acuerdo está la construcción de la esclusa de navegación. Sin embargo, los que tienen el chip de la claudicación jamás verán los logros de ese acuerdo. Son similares al de Omar Torrijos y Evo Morales, que lograron la independencia del Canal de Panamá y del gas boliviano, respectivamente. 

Entre 1984 al 2017, la ANDE retiró de la binacional apenas el 7% del total producido, mientras la Eletrobrás llevó el 93%, a un valor menor al inicio y aproximadamente a 9 US$ el MWh, en la actualidad. Si eso lo integramos a 34 años de cesión, nos daría cifras millonarias de pérdidas. Si lo comparamos con barriles de petróleo y sus derivados, que no producimos, las cifras se vuelven escalofriantes. En pocas palabras, recibimos ínfimas sumas por la energía limpia que cedemos y pagamos millones por combustibles importados. 

El gerente comercial de la ANDE, Fabián Cáceres, precisó hace unos días que el exsenador Óscar González Daher no tenía 900 medidores a su nombre, como había dicho en principio, sino “solo 76”. Habría que averiguar cómo están esos medidores. ¿Será que no están recibiendo los mismos favores que los fiscales corruptos y sus casos? Encontraremos millones de dólares en pérdidas si integramos a todos los paniaguados del “sistema”. ¡Y después preguntan cómo financiaremos la baja tarifaria para los sectores carenciados y las industrias! Solo nos falta elegir un estadista y el Paraguay volverá a su grandeza de hace 155 años. 

Nuestra opinión final es la misma de hace décadas: 1. Vender a precio justo y usar nuestros excedentes energéticos de Itaipú y Yacyretá en la industrialización del país. 2. Construir la esclusa de navegación respetando el tratado actual, pero sin prolongar nuestra agonía entreguista. 3. Nacionalizar nuestra Subestación Margen Derecha, SEMD. 4. No permitir, nunca más que retiren un solo KWh de Itaipú a precio de costo, 5. Recurrir a los mejores técnicos y negociadores para la revisión de los tratados de Itaipú y Yacyretá. 

(*) Exsuperintendente de Energías Renovables de Itaipú. Vicepresidente de la Sociedad de Ingenieros Liberales del Paraguay.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo