09 de Junio de 2009

| APARATO EXCRETOR

Eliminación de desechos. El sistema excretor

Capacidad: Analiza las características del aparato excretor de los seres vivos.

/ ABC Color

Para mantenerse con vida y en un buen estado de salud, un organismo no debe sólo proveerse de alimento y de oxígeno, sino que también tiene que eliminar los residuos producidos por su actividad metabólica. De no ser así, se acumularían y le producirían la muerte. Además, las células de todo organismo necesitan mantener un ambiente adecuado y con poca variación para desarrollar su actividad. De estas funciones se encarga el sistema excretor.


Órganos excretores en invertebrados
Los animales invertebrados han sufrido un proceso evolutivo, desde los más simples —que no poseen estructuras excretoras especializadas, como las esponjas y las medusas, etc., en los cuales los productos de desecho pasan directamente por difusión al medio externo— hasta otros más complejos, que poseen ciertas estructuras denominadas nefridios. Estos son órganos excretores que constan de una serie de tubos simples o ramificados que desembocan en el exterior del cuerpo del animal a través de poros excretores. Se encuentran en anélidos (gusanos) y platelmintos (gusanos planos). En los insectos, el aparato excretor lo forman los llamados tubos de Malpighi, que son tubos delgados con un extremo cerrado y localizado en la cavidad del cuerpo y el otro que desemboca en el intestino posterior. Los residuos pasan de la sangre a los tubos de Malpighi y de estos al tubo digestivo, donde son eliminados.


Excreción en vertebrados
En casi todos los vertebrados, para mantener el equilibrio interno del cuerpo, intervienen el aparato excretor (riñones, uréter, vejiga, uretra), la piel, las estructuras respiratorias (pulmones, branquias, etc.) y, en cierto grado, el aparato digestivo, que elimina los pigmentos biliares producidos en el hígado por la degradación de la hemoglobina.


El riñón: la formación de la orina
En el riñón de los vertebrados se distinguen dos zonas fundamentales: la corteza, de aspecto granuloso, y la médula. Las unidades funcionales del riñón son las nefronas que, en el caso del ser humano, son casi un millón en cada riñón.
Los tubos colectores del riñón confluyen en el uréter, que conduce las sustancias de desecho hacia el exterior. En los anfibios, reptiles y aves, ambos uréteres desembocan en la cloaca, aunque en algunos reptiles y anfibios está comunicado con la vejiga urinaria. En los mamíferos, los dos uréteres desembocan en la vejiga urinaria, que expulsa su contenido al exterior por medio de la uretra.

Las funciones del riñón son: regular la composición de la sangre y eliminar las sustancias de desecho a través de la orina.

La orina se forma por tres procesos fundamentales: filtración, reabsorción y secreción.
La filtración consiste en el paso de la sangre por los riñones para la eliminación de residuos tóxicos. En la especie humana, en condiciones normales, se filtran unos 180 litros de líquido diariamente. Este volumen no puede ser expulsado en su totalidad, ya que provocaría una deshidratación en el organismo y por eso es necesario que sea recuperado en su mayor parte.

La reabsorción se realiza desde los túbulos renales a los capilares sanguíneos que los envuelven, y puede llegar a reabsorberse el 99% del filtrado. Se reabsorben las sustancias importantes para el organismo, como la glucosa, algunas sales minerales (sal común), ciertos aminoácidos, y la mayor parte del agua. Solo 1 litro o algo más se eliminará como orina por día. Por último, se produce también la secreción; como resultado de estos acontecimientos tiene lugar la formación de la orina, que es el producto de excreción mayoritario en los mamíferos, y está compuesta por agua (95%), sales minerales y sustancias orgánicas de tipo nitrogenado, como la urea (producida en la degradación de las proteínas), el ácido úrico, la creatinina, etc.

Los riñones aseguran, pues, dos funciones esenciales: depuran la sangre, puesto que le quitan las sustancias de desecho y contribuyen a mantener constante la composición del medio interno, en particular el equilibrio de agua y sal. Los riñones normalizan rápidamente un exceso de sal en la dieta eliminándola con la orina. También pueden eliminar un eventual exceso de agua, al disminuir su reabsorción (en este caso, la orina será más abundante y poco concentrada).

La regulación de la excreción urinaria se efectúa por la hormona antidiurética, que dirige la absorción de agua en el túbulo y es producida por la glándula hipófisis y controlada por el hipotálamo.


1- Completa el cuadro
Tipos de órganos excretores
-------------------------------------------------
-------------------------------------------------
Riñones
Ejemplos
---------------------------------------------------
Insectos
---------------------------------------------------

2- ¿ Cuáles son las funciones de los riñones?

3- ¿Cuáles son otros órganos excretores en los vertebrados además de los riñones?

4- ¿Cuál es la composición de la orina?

5- Explica las etapas de formación de la orina en los vertebrados: filtración, reabsorción y secreción.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar