21 de Febrero de 2012

 

La figura humana en el arte (Primera parte)

Por Prof. Eduarda Bordón

El cuerpo como vehículo de la propia expresión implica un largo recorrido que involucra crecimiento y asociación de sensaciones, percepciones y emociones. El dibujo de una persona ofrece un medio natural de expresión de las necesidades y conflictos del cuerpo de uno.

El cuerpo humano como elemento de representación en el arte fue llamado "figura humana" por los artistas, para describirla, exaltarla de manera simbólica y como expresión de deseo, al igual que el rostro humano, que es uno de los principales objetos de estudio del arte.

Al contemplar el mundo, el ser humano se identifica con él y, mediante esta relación, crea y se expresa artísticamente.

Prehistoria

La representación humana se inicia en este periodo de la historia, pero no era claro el sexo ni los rasgos físicos.

Mesopotamia

Las figuras de los mesopotámicos eran frontales, con las manos juntas; no daban la sensación de movimiento.

Egipto

Las figuras humanas no eran realistas; dibujaron de perfil y sin movimientos.

Grecia

Para los griegos el cuerpo humano era muy importante, las esculturas son claras manifestaciones de lo importante que eran.

Roma

El arte romano se caracteriza por su realismo extremo en el tratamiento de la figura humana.

Paleocristiano

En esta época, la figura humana pasa a segundo plano; el valor estaba en la representación y no en la estética.

Gótico

La figura humana va tomando mayor importancia. Las mujeres son pintadas bellamente: el ropaje elegante, al cuerpo.

Bizantino

La figura humana tenía los rasgos marcados. El hombre tenía la barba en forma triangular.

Renacimiento

Ha sido uno de los movimientos más importantes dentro del ámbito del arte. El artista comenzó a interesarse por la anatomía humana, la cual fue hecha con perfección.

Manierismo

Los cuerpos tomaron la forma alargada, la cabeza pequeña y el semblante estilizado. Las posturas eran muy artificiales.

Barroco

Los artistas muestran un gran sentido de movimiento y energía. Además, buscaron representar los sentimientos interiores, las pasiones y los temperamentos, reflejados en los rostros de sus personajes.

Rococó

La figura humana pasa a ser más templada, se ven sonrisas en los rostros; utilizaron colores claros y los personajes fueron representados con elegancia. Los temas reflejaron la imagen de una sociedad en transformación.

Neoclasicismo

Las figuras humanas pasaron a formar parte de temas mitológicos, se utilizaron temas emotivos y con fondo moralizador. Utilizaron la línea y el volumen.

Romanticismo

Las figuras tenían las líneas más suaves y onduladas. El color era tenue y matizado; la composición fue más dinámica. La pasión y el sentimiento son transmitidos por la obra.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar