30 de Octubre de 2012

| "CADA NIÑO ES LÍDER POR NATURALEZA"

Música y ritmo en el niño sordo

Por Lic. Isabel Rojas, ABC Color.

La sordera es una pérdida total de audición, ya sea congénita o debido a una enfermedad o a un accidente posterior al nacimiento. La postura hacia el sonido del niño que ha tenido vivencia auditiva y la del niño que es solo hipoacúsico (parcialmente sordo) es muy diferente de la del niño totalmente sordo de nacimiento; esto debe ser tenido en cuenta por el docente en el momento de diseñar su planificación. Lo fundamental en la tarea docente es definir de qué nivel partir y encontrar las técnicas más indicadas para llegar al niño de manera que contribuya a su desarrollo y crecimiento, articulando siempre emprendimientos con la familia.

/ ABC Color

El infante sordo debe jugar con juguetes musicales para que estos vayan dándole la oportunidad de percibir ciertos sonidos y el medio para producirlos, pues él es capaz de aprehender.

El niño puede sentir las vibraciones del sonido a través de su piel o de sus huesos; se lo puede ayudar mediante audífonos sujetos a su cabeza y en contacto con su cráneo. Otros sienten a través de las manos colocadas sobre la caja de resonancia de un instrumento musical como el piano, o a través de sus pies si se mueven al compás de la música sobre un piso especial que trasmite las vibraciones. El acordeón sobre las rodillas transmite vibraciones a través de todo el cuerpo. La pandereta, que expresa ritmo, transmite mucho al niño sordo, pues puede colocar el instrumento en cualquier parte de su cuerpo: cabeza, mejilla, garganta, mano y sentir las vibraciones cuando lo percute; puede también caminar y bailar con ella como instrumento portátil.

La música y el ritmo ayudan a los niños sordos a romper la timidez, los vuelven más imaginativos, más atentos y animosos, les estimulan para coordinar mente-músculo, contribuyen a eliminar el arrastre de los pies, principalmente forman el temperamento y carácter del niño. Cuanto más temprano se trabaja con los niños sordos, el resultado será muy beneficioso.

Actividades recomendadas

1. El niño se acuesta sobre una madera terciada (boca abajo y arriba) con un fondo musical va percibiendo el sonido en diferentes partes de su cuerpo.

2. Con una cinta de raso (de aproximadamente dos metros de largo) atada a un palillo de madera, se realizan ejercicios variados moviendo brazos, piernas, cabeza, hombros, manos, cintura, cuello, pies.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo