15 de Abril de 2017

| ESPECIAL

Huevos con apellido

Por Ana María Gómez Silgueira

Simpáticos nombres que encierran recetas fáciles y poco conocidas, preparadas específicamente a base de huevos. Hoy vamos a aprovechar el feriado de Semana Santa para aprender a hacer estos huevos raros y lucirnos con la familia.

Huevos tontos

Servir con ensalada de hojas y alguna salsa picante, tipo tabasco.

500 g de pan del día anterior o duro

2 huevos

4 dientes de ajo muy picados

1 cdita. de perejil picado

Sal

Aceite

1. Remojar el pan con agua o leche, de forma que quede bien empapado. Escurrir y picar.

2. Agregar los huevos, sal, ajo y un poco de perejil. Remover toda la mezcla enérgicamente con un tenedor. Continuar hasta lograr una mezcla que sea consistente y homogénea. Dejar reposar por lo menos una hora, así tomará más sabor.

3. Poner el aceite a calentar y, cuando comience a humear, hacer porciones pequeñas de la masa con dos cucharas, volcar en el aceite y freír hasta dorar. Ir poniéndolos en papel absorbente, para escurrir mejor el aceite.

Huevos rancheros

Este plato, de origen mexicano, admite tantas variaciones según las familias que lo cocinan. Hay quienes le añaden unos frijoles fritos, salchichas, tiritas de pollo asado, arroz hervido, carne picada, chorizo o panceta, etc.

2 tortillas de maíz

2 huevos

2 tomates maduros

¼ de cebolla

½ locote

Salsa picante, tipo tabasco

Sal de ajo

Aceite de oliva

1. Picar la cebolla, el locote y los tomates. Rehogar todo en una sartén con un chorro de aceite. En la mitad de la cocción, añadir la salsa picante y la sal de ajo a gusto; revolver de vez en cuando. Cuando esté en el punto de cocción que más nos guste, retirar y reservar caliente.

2. En otra sartén, poner unas gotas de aceite de oliva, calentar y dorar las tortillas una a una, por ambas caras. Retirar y reservar caliente. 

3. En otra sartén, freír los dos huevos. 

4. Colocar en el fondo del plato las tortillas calientes y, encima de cada una, poner la salsa y los huevos fritos. Espolvorear con perejil o cilantro picado.

Huevos estrellados

Para la foto, hicimos la opción de colocar todos los ingredientes por separado, pero se puede preparar también todo revuelto.

4 papas

4 huevos

100 g de jamón crudo

Sal

Aceite

1. Pelar las papas y cortarlas como si fueran para hacer papas fritas.

2. Freírlas con abundante aceite; preferiblemente, de oliva.

3. Una vez fritas, retirarlas de la sartén con la ayuda de una espumadera, para escurrir el aceite.

4. Cortar el jamón en trozos pequeños o fetas.

5. Vaciar el aceite y, sin lavar la sartén, cuando esté caliente, echar las papas, el jamón y, por último, los huevos.

6. Mezclar todo bien hasta que el huevo se cuaje y servir.

Huevo hilado

El huevo hilado, también conocido como pelo de bruja, es un alimento decorativo de origen portugués. Es una forma estupenda de aprovechar excedentes de yemas que nos quedan tras utilizar las claras en otras recetas.

7 yemas de huevo

500 g de zúcar

½ l de agua

1. Para hacer huevo hilado, empezaremos por separar las claras de los huevos y las yemas las iremos echando a través de un colador de malla fina sin trabajarlas (no hay que batirlas) para que obtengan la misma textura. 

2. Poner el agua y el azúcar al fuego para que se vaya haciendo el almíbar. Colocar cerca un bol con agua fría.

3. Para hacer el huevo hilado, hay un utensilio especial: el hilador. No obstante, podrás hacerlo con un biberón de cocina, una jeringa o, incluso, la manga pastelera. Cuando el almíbar esté a punto de hebra, será el momento de empezar a verter poco a poco hilitos de yema de huevo sobre él. Se harán casi al instante y los retiraremos con una espumadera. 

4. Pasarlos con rapidez al bol de agua fría, para cortar la cocción, quitar el exceso de almíbar y quede suelto. Basta con sumergirlo, moverlo un poco y retirar a un escurridor, o colocar sobre abundante papel de cocina que absorba el exceso de humedad.

5. Repetir el procedimiento hasta terminar con las yemas. El almíbar restante, una vez que hayas terminado de realizar el huevo hilado, podrás usarlo para empapar una base de bizcocho, por ejemplo.

6. Se conservan, aproximadamente, una semana en la heladera, en un recipiente cerrado, y hasta tres meses en el congelador.

anamagomezs@hotmail.com

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo