06 de Noviembre de 2017

| Publicidad atroz

Hay ley, pero no sanción

Por Víctor Franco Novarecci

Desde hace varios meses que la propaganda electoral de diferentes sectores políticos está invadiendo las calles. Hay una prohibición pero nadie respeta, ya que no existe pena para los que incurren en este tipo de actos.

El Código Electoral tiene bien claro todo lo que respecta a la propaganda electoral, tiempo en que se puede hacer la misma, qué es considerado como publicidad y dónde se puede hacerla, así como los sitios en los que está terminante prohibido, pero lo que se dejó en el aire, en un limbo, es lo que se refiere a las penas o sanciones para los que infrinjan la ley.

Desde inicios de año en varios puntos del país ya se comenzó a ver las primeras murallas pintadas con nombres de candidatos a diferentes cargos. Sin embargo los anuncios electorales recién están permitidos desde el 15 de noviembre hasta el 14 de diciembre próximo, teniendo en cuenta que las internas de todos los partidos será el 17 de diciembre.

Pero, todos los partidos y movimientos políticos ya comenzaron sus campañas muchos meses atrás y con ello también se vinieron las pintatas, pasacalles, afiches y todo tipo de propaganda prohibida.

Eso se da gracias a que no existe una sanción prevista para los que cometen estos hechos. Hace unas semanas en Asunción, la fiscala Electoral Myriam González, salió a realizar un trabajo de eliminación de toda propaganda en varios barrios. En aquella ocasión, la agente explicó que el Código Penal, no prevé sanciones para los que incumplen la prohibición, a lo sumo lo que existe es una pena pecuniaria que tiene que ser aplicada por cada municipalidad en la que se dan los hechos de propaganda electoral fuera de su plazo.

Pero esto es de cumplimiento imposible ya que los municipios están en manos de los políticos que también están en campaña. Hasta el momento no hay un solo registro de alguien que haya sido multado por pintar un muralla o haya puesto algún tipo de publicidad. Se cumple el famoso dicho que dice; “hecha la ley, hecha la trampa” y en este caso la ley es bien clara en los tiempos y el tipo de publicidad permitida, pero es oscura en materia de penalidad.

Pero lo peor, es que toda esta pintarrajeada al final es eliminada por los funcionarios municipales que pagan todos los contribuyentes con sus impuestos y no por los políticos que son los que causan el daño.

victor.franco@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo