21 de Marzo de 2016

 

La justicia necesita despojarse de sus piratas modernos

Por Édgar Venerando Ruiz Díaz

En un pacto de caballeros formalizado el lunes 18 de agosto del 2014 en el Palacio de López, durante una reunión que comenzó a las 09:45 de ese día, los tres presidentes de poderes del Estado, Horacio Cartes (Ejecutivo), Blas Llano (Legislativo) y Raúl Torres Kirmser (Judicial) acordaron trabajar por la reforma judicial del país.

Horas después de aquel encuentro, el pacto se materializó en la formación de sendas comisiones nacionales integradas por personajes superilustrados, parlamentarios famosos, políticos influyentes, científicos del derecho, filósofos de la actualidad y mucha gente considerada seria, honorable y responsable.

Con la consigna de cambiar y modernizar la administración de justicia, estos grupos de sabios discutieron y proyectaron un Código Judicial ultramoderno con mecanismos que automáticamente elimina a los ineptos, haraganes y corruptos de las fiscalías, juzgados, tribunales y la Corte Suprema.

Grande e intenso fue el entusiasmo en torno a la futura legislación por parte de los proyectistas hasta que el apasionamiento por la reforma judicial paraguaya decayó y parece que todo quedó en el oparei o la nada, porque los mismos actores políticos de aquel encuentro hoy ya no hablan de reforma judicial porque discuten de precios de votos para cambiar o mantener en sus cargos a los ministros de la Corte.

Al igual que mercaderes inescrupulosos, diputados, senadores y dirigentes de partidos políticos con representación parlamentaria ahora discuten sobre dígitos o números de las tasaciones que ya tendrían las futuras votaciones para confirmar o echar a cualquier alto magistrado de la máxima instancia judicial del país.

Y así, la cacareada reforma judicial parece haberse convertido en una utopía porque el mercado de los piratas de la justicia no permiten los cambios que esperan los decentes del país.

La administración de justicia paraguaya necesita, con urgencia, despojarse de los bucaneros o criminales modernos sin ley que para delinquir utilizan togas, visten finos elegantes trajes, guantes blancos o se resguardan en sus fueros.

eruizdiaz@abc.com.py

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo