06 de Noviembre de 2017

| Análisis jurídico

Perspectiva sobre la Teoría de la Imputación Objetiva

Por William Vera Duarte

Para abundar en conocimientos acerca de la Teoría de la Imputación Objetiva, desarrollada recientemente en un libro del jurista Lucas Manuel Barrios, y cuya obra fue presentada por el referente latinoamericano y mundial Marcelo Sancinetti, también nos brinda más detalles el profesor doctor Cristóbal Sánchez, camarista en lo penal, quien defendió recientemente su tesis doctoral sobre este mismo tema jurídico.

–Doctor, ¡puede explicarnos en qué consiste esta Teoría de la Imputación Objetiva?

–La Teoría de la Imputación Objetiva busca a través de sus diversos filtros normativos, interpretar un determinado comportamiento en su respectivo contexto social para establecer si dicho comportamiento tiene un significado objetivamente delictivo. En otros términos, la principal misión de la Teoría de la Imputación Objetiva es resolver, desde el punto de vista normativo, la atribución de un resultado penalmente relevante, a una conducta, con el fin de obtener una responsabilidad penal. A este efecto, la Teoría de la Imputación Objetiva nos provee criterios para precisar el alcance de la prohibición penal y, en consecuencia, decidir si la conducta es o no típica. Tiene mucho que ver con los derechos humanos porque es una garantía para el justiciable en el momento del análisis de su conducta.

–¿Y cuáles son esos filtros?

–Esos filtros se clasifican en: 1) Imputación de la conducta y 2) Imputación del resultado.

Acerca de la primera, integran los siguientes filtros: “riesgos permitidos”, el “principio de confianza”, “la autopuesta en peligro por parte de la víctima” y la “prohibición de regreso”.

Respecto a la segunda, la imputación del resultado, está integrada por los filtros: “confluencia de riesgos” y “riesgos concurrentes”.

–¿Puede explicarnos brevemente estos filtros?

–Por supuesto. El riesgo permitido es considerado en el marco de la Teoría de la Imputación Objetiva, como un instituto liberador de la responsabilidad penal, aun cuando la conducta produzca causalmente un resultado lesivo. Su fundamento reside en los riesgos que acarrea toda interacción social. “No es posible concebir una sociedad sin riesgo, y no por ello se puede renunciar a la sociedad”, así lo afirmó uno de los padres de la Teoría de la Imputación Objetiva, Gunther Jacobs.

Respecto al principio de confianza, tenemos que toda persona se interrelaciona en una sociedad siempre sobre la base de un mínimo de confianza. Es decir, la confianza es necesaria para la interrelación social de las personas, y si el derecho penal pretende facilitar y promover contactos sociales anónimos y no entorpecerlos, resulta congruente erigir la confianza como eje normativo en el sistema de imputación. Por tanto, al que emprende una actividad riesgosa le es permitido confiar en que quienes participan con él, actuarán conforme al orden jurídico. Por ello, la confianza en la Teoría de la Imputación Objetiva no es en sentido coloquial, psicológico y sentimental. El ejemplo clásico de Roxin en su obra “Derecho Penal. Parte General”, está dado en el ámbito del tráfico vehicular donde inicialmente surgió este criterio.

El otro filtro es la prohibición de regreso, y fue Jacobs quien con mayor ímpetu ha dado fuerza a la prohibición de regreso para delimitar la responsabilidad penal, tanto en los delitos dolosos, como en los culposos, en su libro “Imputación Objetiva”. La prohibición de regreso se basa en la idea que no se puede hacer responsable a quien realiza un aporte que en sí mismo es cotidiano y socialmente inofensivo y que solo por la puesta en marcha de planes de terceros puede adquirir un curso dañoso. La idea básica y político-criminalmente necesaria de frenar una excesiva responsabilidad “hacia atrás”. El ejemplo clásico dado por Gunther Jacobs es “el deudor y el acreedor”. El deudor honra, paga su deuda y el acreedor con ese dinero recibido compra un arma y mata a un tercero. Conforme a la teoría causal, el deudor sería también responsable porque de no haber pagado su deuda el acreedor no hubiera comprado el arma, lo cual para la teoría de la imputación objetiva es un absurdo porque al deudor poco o nada le importa el destino que haría el acreedor sobre el dinero entregado al acreedor y a este también poco o nada le importa el origen del dinero.

El último filtro es el de la autopuesta en peligro por parte de la víctima. En efecto se ha tratado de explicar a partir de una perspectiva funcional las razones por las que en un determinado suceso y sus consecuencias sean atribuidas a la víctima. Roxin hace una diferencia entre la autopuesta en peligro y la heteropuesta en peligro consentida. Acerca de la primera, el tercero solo coopera con una actividad riesgosa realizada por la propia víctima. En la heteropuesta la víctima no se coloca en situación de peligro, sino que “se deja poner en peligro” por otro en plena conciencia del riesgo.

–¿Y en cuanto a la imputación del resultado, sus criterios normativos?

–Agotado el análisis de los filtros o criterios normativos de la imputación de la conducta, conforme a esta teoría de la imputación objetiva, necesariamente debe analizarse la imputación del resultado, a cuyo efecto esta teoría como lo hemos mencionado más arriba nos provee de los siguientes filtros: confluencia de riesgo, acerca de la misma corresponde señalar que en ella el autor y la víctima son los creadores del riesgo, es el caso del automovilista que circula por su lado correcto a gran velocidad y un suicida se lanza bajo las ruedas de su coche.

Confluyen en el momento del resultado ambas conductas, el conductor que no pudo frenar por la gran velocidad; el arrollamiento no se hubiera producido si la víctima hubiera cruzado la calzada de modo cuidadoso.

Riesgos concurrentes: cuando en un hecho concurren varios riesgos. Puede que esos riesgos no estén directamente relacionados. El riesgo creado por el autor solo contribuye de un modo causal a la producción del resultado. Este es un tema que me tocó vivir personalmente en mi calidad de abogado del foro. Se trataba de un hecho en el que los hijos de mi entonces compañero de estudio jurídico sufrieron un terrible accidente. Uno de sus hijos murió y el otro quedó gravemente herido. Sus padres al recibir la noticia de aquel suceso... la madre sufrió un severo accidente cerebrovascular, pocas horas después, murió y, casi simultáneamente se realizó el velatorio de ambos (hijo y madre). Al promover la querella contra aquel causante de la muerte del hijo, obviamente, no lo incluí en la querella al mismo autor por la muerte de la madre, porque el riesgo creado por el autor del accidente solo contribuyó de un modo causal a la muerte de su madre.

–¿Cuál fue su propuesta en esta tesis?

– Modificar el Art. 17 del Código Penal, Conducta dolosa y culposa, agregando un inciso más a dicha norma, en los siguientes términos: “...3° No habrá dolo ni culpa en la conducta del autor o partícipe si no ha incumplido los límites del riesgo permitido o ha obrado del principio de confianza o el resultado se ha producido por la autopuesta en peligro de la víctima...”.

–Finalmente Dr., ¿cuándo defendió su tesis, y cuál fue su calificación?

–En el mes pasado fui convocado por el Consejo Directivo de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Asunción para ejercer la defensa de mi tesis sobre “La teoría de la Imputación Objetiva: Su implementación en el Código Penal, Doctrina y Derecho Comparado”. La calificación obtenida fue la máxima que otorga nuestra universidad es decir, “Summa Cum Laude”.

william@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo