26 de Julio de 2013

 

Una mamá no se rinde

María Lorena Brusquetti, mamá de Gianfranco Felippo Brusquetti, notó que su hijo lloraba, movía los brazos y las piernas y se desvanecía. A los cuatro meses empezó un vía crucis con idas y venidas al médico. He aquí su historia.

Gianfranco con sus padres María Lorena Brusquetti y Ricardo Felippo

Gianfranco con sus padres María Lorena Brusquetti y Ricardo Felippo / ABC Color

Gianfranco Felippo padeció hiperinsulinismo, una enfermedad casi desconocida, su mamá nos cuenta: “Mi hijo Gianfranco nació el 1 de noviembre de 2012, por cesárea, sin ningún problema aparente. Siempre fue un bebé que dormía bastante comparándolo con mi primer hijo, casi no lloraba y era muy tranquilo. Pero nada de eso me preocupaba ya que pensé que como era recién nacido era normal”.

Recuerda que el día que cumplió 4 meses el 1 marzo 2013 a la mañana, “eran las 8:30, él estaba durmiendo y escuchó un llanto muy fuerte como de dolor o susto, le alcé y no paraba, le bajé al cambiador para mirarle la cara y no me miraba, lloraba mucho. Le desvestí y paseé con él, luego siento que se desvanece y respira muy poco, tenía los labios morados, le pruebo dar de mamar y no mama. Ahí me asusto mucho, no sabía si salir con él al médico o al sanatorio o esperar que se recupere. Esperé unos segundos y de a poco volvió a estar normal y mamó. Ahí fui directo al pedíatra, quien al examinarlo refirió un espasmo del sollozo. Hoy sabemos que fue una primera probable convulsión”.

Ante otro episodio, el pediatra ordena análisis de sangre de rutina. “Los resultados decían que todo era normal, pero tenía una glucosa de 58, cuando el mínimo es 60, el único número fuera de rango”.

Otras opiniones

También fueron al neurólogo que le realizó dos estudios y aparentemente no había nada anormal. Recomendó ir a un endocrinólogo e investigar más lo de la glucosa baja, detalla la mamá.

“La endocrinóloga pidió análisis de sangre en ayunas y camino al laboratorio volvió a tener los movimientos involuntarios de brazos y piernas con llanto. El examen arrojó una glucosa de 38, lo mínimo es 60. Volvió a tener bajo el azúcar, lo que se llama hipoglucemia”.

Ese mismo día 13 de marzo, según explica, le indicaron llevarlo a internar por la hipoglucemia.

“Entramos a urgencias del Sanatorio Migone. Fueron 36 días en que Gianfranco estuvo hospitalizado en Paraguay, de los cuales paso 4 días en terapia intensiva por infecciones en la sangre. Le realizaron una cantidad de extracciones de sangre para análisis y también le hacían pruebas de HCG cada media hora, cada hora o máximo cada 3 horas”.

Muy agradecida

María Lorena dice que “la información sobre Dante, –un caso similar que publicamos hace unos meses en el suplemento Salud Familiar, de ABC Color– sirvió para contactar con María Paz Oviedo, quien les ayudó a localizar a los doctores de los centros especializados de Hiperinsulinimo. “Una vez recuperado de las infecciones, pudimos viajar a Estados Unidos, al Childrens Hospital de Philadelphia, donde nos recibió la Dra. Diva de León, directora del Centro de Hiperinsulinismo y su equipo médico”, finalizó.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar