01 de Agosto de 2014 00:00

 

“Sicosis de prevención” tras siniestro

Por Alejandra Rojas Cardozo

La fiebre de la prevención contra siniestros se instaló luego de unas 400 vidas perdidas y otras marcadas para siempre tras el trágico incendio del Ycuá Bolaños. Existe "un antes y un después" del 1-A, según autoridades municipales.

Sin duda alguna, luego de la tragedia de Ycuá Bolaños, el pensar dos veces para ingresar a un supermercado era una situación común en la mayoría de los paraguayos, pues con ese precedente, la decisión definitivamente podía convertirse en una “cuestión de vida o muerte”.

Reportes de la época y testimonios hablan de que los supermercados de Asunción incorporaban a sus salones de venta una serie de accesorios contra incendios e informaciones sobre seguridad. Se observaba, por ejemplo, un número importante de extintores, planos del local, mazos para romper vidrios y trabajos de adecuación de las instalaciones para salidas de emergencia. A su vez, los consumidores de diferentes supermercados optaban por migrar a comercios más pequeños tales como almacenes, autoservicios y puestos de ventas de los mercados municipales. El siniestro dejó profundas secuelas en la ciudadanía, con lo que comercios ubicados en zona del Mercado N° 4 y el Mercado de Abasto se vieron altamente beneficiados. 

Así, era común ver una serie de accesorios dispuestos a la vista de todos los clientes, tales como hachas colocadas en diferentes secciones, a fin de ser utilizadas para romper vidrios de registrarse algún siniestro. Además, se visualizaban extintores por doquier e incluso se optaba por construir una tercera salida de emergencia.

Por parte de la Municipalidad de Asunción, a partir de setiembre de 2004, se dispuso la fiscalización diaria de los supermercados con verificaciones masivas y a diario por cuatro equipos de inspectores y bomberos voluntarios. Ocho expertos en el área de estudio de planos y aproximadamente 60 inspectores se abocaron a dicha tarea para los operativos.

La lamentable tragedia motivó incluso que varios países del mundo ofrezcan su cooperación en materia de asistencia y capacitación para prevenir siniestros. Uno de los casos fue Colombia, cuyo gobierno comisionó a un grupo de bomberos para compartir experiencias a sus pares de Asunción, en el marco de un convenio.

De esta manera, la prevención de siniestros tanto por parte de los supermercadistas como de los consumidores se volvió una constante en los siguientes años, cumpliéndose casi a rajatabla lo estipulado en normativas establecidas en la ordeanza 25.097/88 de prevención contra incendios, al igual que la 26.104/90, que establece el reglamento general de construcción.

Un antes y un después del 1-A

Según expresó a ABC Color el ingeniero Carlos Halke, jefe del Departamento de Prevención de Incendios de la Municipalidad de Asunción, Ycuá Bolaños marcó "un antes y un después en materia de prevención de siniestros "tal es así que este avance se da en todo el proceso municipal administrativo".

"Anteriormente formaba parte del proceso de aprobacion de planos solo un estudio que carecía de una fiscalización que demostrara que lo que fue aprobado administrativamente haya sido implementado", puntualizó.

Comentó que a partir del 2004 se crea  una unidad en colaboración con el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CBVP), lo que posteriormente pasa a ser lo que sigue vigene hasta hoy día: el Departamento de Prevención contra Incendios, dependiente de la Dirección General de Desarrollo Urbano de la comuna capitalina.

Agregó que el papel de este departamento consiste en velar por que antes de la aprobación de planos, esté contemplado un estudio minucioso del proyecto. "Se fiscaliza que lo que fue aprobado haya sido implementado, y cuando un local comercial solicita su habilitación, tambien se hace la fiscalización de si lo aprobado fue implementado correctamente". 

Garantizó que hoy día todo proyecto de comercio, como así también los ya habilitados deben contar necesariamente con la aprobación del Departamento de Prevención contra Incendios.

Dijo que este proceso se sigue no sólo en el caso de supermercados, sino que en todos aquellos comercios en los que se da gran afluencia de personas, como ser restaurantes, bares, shoppings, salas cinematograficas, entre otros, para los que normalmente hay un cronograma de verificaciones que se hacen para controlar principalmente que estos pasos sean cumplidos.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo