22 de Agosto de 2013 01:30

 

Aumenta el presupuesto... para sueldos

En los últimos cinco años, el gasto público presupuestado creció más del doble por los constantes incrementos registrados en los gastos corrientes, principalmente salarios y nuevos cargos, para atender a la clientela política, situación que genera déficit

Las estadísticas oficiales revelan que del 2008 a 2013 el presupuesto creció 108%, lo que representa 30,2 billones de guaraníes (US$ 6.783 millones) más destinados a instituciones de la administración central y entidades descentralizadas.

En el 2008, el Presupuesto General de la Nación sumaba 27,9 billones de guaraníes (US$ 6.260 millones al cambio actual) y para este año 2013 la cifra asciende a 58,1 billones de guaraníes (US$ 13.043 millones).

La mayor preocupación se centra en los gastos de la administración central, porque requiere de más recaudación impositiva para financiar y evitar que el déficit (más gastos que ingresos) se dispare.

Por el lado de los entes descentralizados, también preocupa el constante crecimiento de aquellos que reciben transferencias como gobernaciones y universidades; en tanto, los demás se manejan con los recursos que genera el servicio que prestan.

En el periodo de cinco años que se inicia con la presidencia de Fernando Lugo y culminó con la de Federico Franco el 15 de agosto no se registraron grandes cambios en la pesada estructura presupuestaria heredada de los gobiernos anteriores, y esta situación hace que se mantenga el gasto público con una alta rigidez y deja al Estado sin mucho margen de maniobra para realizar inversiones que necesita el país para su desarrollo.

Las inversiones en infraestructura se ejecutan casi exclusivamente con endeudamiento, ya sea con préstamos de organismos internacionales o con la emisión de bonos del Tesoro y bonos soberanos.

Déficit fiscal por segundo año

Los elevados gastos y la baja recaudación hacen que de nuevo aparezca lo que algunos analistas llaman “el fantasma del déficit fiscal” (más gastos que ingresos).

En el 2008, el ejercicio cerraba con un superávit de 2,3% del PIB, situación que se repetiría hasta el 2011. Sin embargo, desde el ejercicio pasado el resultado fue un saldo rojo de 1,7% y para el presente se estima que será de 1,6%. El déficit se financia con préstamos, bonos del Tesoro y este año también bonos soberanos.

Los analistas económicos sostienen que, si bien el nivel del déficit es manejable aún, lo preocupante es que la estructura rígida del gasto público podría volverse insostenible en el mediano plazo si continúan creciendo los gastos corrientes. Por ello, sugieren poner freno a los gastos rígidos y aumentar la recaudación.

Salarios se llevan 97% de la recaudación

Los aumentos presupuestarios se dan, principalmente, por la suba salarial que casi todos los años se otorga a los funcionarios, la creación de cargos y la contratación de personal.

Por ejemplo, entre el 2008 y 2013, los servicios personales (salarios y otros beneficios) del gobierno central aumentaron 125%, pasando de 5,3 billones de guaraníes (US$ 1.196 millones) a 12 billones de guaraníes (US$ 2.695 millones). En contrapartida, los ingresos tributarios en el mismo periodo de cinco años aumentaron 93%.

El mayor incremento del gasto salarial se dio el año pasado, cuando representó 32% con relación al 2011, debido a que en el Parlamento fueron aprobadas subas desde 10% hasta 58%, en algunos casos, ya como parte de las campañas electorales iniciadas por los partidos políticos.

Actualmente, según los datos del Ministerio de Hacienda, el 83% de la recaudación tributaria se destina a cubrir salarios, pero sumándoles los demás beneficios establecidos se eleva a 97%.

La mayor parte de los aumentos salariales surgen por decisión del Congreso, en donde los legisladores, para atender a la clientela política, terminan cada año inflando el presupuesto elaborado por el Poder Ejecutivo, sin tener en cuenta cómo se van a financiar los mayores gastos.

El Ejecutivo, a través de Hacienda, busca reducir los gastos con la aplicación del plan financiero para controlar el déficit, pero esta herramienta es limitada porque no abarca al Poder Legislativo ni al Poder Judicial, donde los gastos también suman.

250

El Gobierno logró implementar en agosto del año pasado el IRP, que estaba suspendido desde el 2006. Además, impulsa la modificación del Imagro y la aplicación del IVA agropecuario, apuntando a recaudar US$ 250 millones.

500

En enero pasado, el Gobierno colocó en el mercado internacional bonos soberanos por US$ 500 millones para obras. Los fondos siguen en una cuenta del BCP en Suiza, pero el Estado ya pagó por interés US$ 11,6 millones.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo