14 de Setiembre de 2012 19:00

 

Discapacitados y en el olvido

Por Oscar López Deggeller

El Pequeño Cottolengo es un hogar en el que residen 63 personas con discapacidad. La obra busca proveerles de todo lo necesario para vivir y desempeñarse, pero, lastimosamente, los residentes viven y mueren en el olvido.

El local del Pequeño Cottolengo, obra de Don Luis Orione, un religioso italiano que instaló el primer hogar en su país luego de la Primera Guerra Mundial, está ubicado en la localidad de Mariano Roque Alonso, ya casi en el límite con el barrio asunceno de Loma Pytã.

El hogar se dedica a albergar a personas con discapacidad. Llegan al sitio tras figurar en una lista de espera. Actualmente, el Pequeño Cottolengo alberga a 63 residentes, mientras esperan una oportunidad unos 300 interesados.

Mujeres y hombres de todas las edades residen en el inmenso predio de unas seis hectáreas, realizando distintas actividades. Los voluntarios que trabajan en el lugar brindan todo lo humanamente posible a estas personas que, por diferentes circunstancias, fueron a parar allí.

La rutina de estas personas se inicia a tempranas horas, con el desayuno, el aseo, la educación y prosigue con el almuerzo, la siesta, los juegos y la recreación, además de otras actividades que buscan mejorar la calidad de vida de los mismos.

Felipe Filártiga, encargado de Comunicación del Cottolengo, guió a un equipo de ABC Color para recorrer las instalaciones. Pudimos observar la amplia vegetación y el inmenso predio en el que conviven las 63 personas.

“No busca ser un 'neuro', sino la casa de estas personas”, explicó Filártiga, aclarando que la sede intenta albergar a pacientes con problemas mentales y motrices. Quieren brindarles, no un hospital, sino un hogar.

FONDOS

El costo mensual para mantener a las personas en el Pequeño Cottolengo ronda los G. 120.000.000. Este dinero es destinado a la limpieza, mantenimiento, comida, servicios básicos y salario de los 26 trabajadores.

Actualmente, unos 300 padrinos proveen dinero en forma innominada al hogar, solventando el 30% del total del presupuesto. Un 20% de los 120 millones está cubierto por donaciones casuales y el 50% restante depende del aporte estatal, que algunos meses no llega.

Ante esta situación, los encargados del Pequeño Cottolengo instan a las personas interesadas a convertirse en padrinos de la obra.

Filártiga recordó que en una oportunidad tuvieron a dos personas del hogar internadas en un sanatorio privado. El contratiempo requirió que los voluntarios realicen guardias en forma aleatoria en el centro asistencial, lo cual les llevó mucho tiempo y no pudieron evitar descuidarse de la alimentación del día en el hogar.

Desesperados por la falta de alimentos, se encomendaron a la Divina Providencia, congregación a la que pertenece la obra, y ese mismo día apareció un camión repleto de víveres, según relató el encargado de comunicaciones.

SITUACIÓN

Si bien la obra ofrece todo lo que está a su alcance, la asistencia médica es urgente. En el lugar se encuentran personas con diferentes tipos de dolencias, que merecen y requieren atención médica especializada.

Algunas de ellas permanecen en sus habitaciones, sin contacto con ningún familiar, ya que sus propios allegados los abandonan.

Los cuidados para enfermos mentales deben ser proporcionados por personas capacitadas para el efecto. No todos requieren de la misma atención.

Datos de la Organización Mundial de la Salud revelan que una de cada cuatro personas ha sido afectada por algún tipo de trastorno psíquico o del comportamiento en determinadas etapas de su vida.

Añade que los estados depresivos más leves pueden ser superados individualmente y a veces no son recapacitados por la misma persona, mientras que el tratamiento de los trastornos mentales graves reclama un amplio abanico de cuidados médicos y sociales.

La atención especializada es fundamental para personas que padecen trastornos psicológicos.

Más detalles sobre el Pequeño Cottolengo los podrá observar en un próximo material multimedia que presentará el diario ABC Color la semana entrante en su página web.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar