• HOY

    14°
    MIN
    21°
    MAX
     

    Nublado

  • Jueves 16

    14°
    MIN
    25°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables.

  • Viernes 17

    16°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo nublado a parcialmente nublado, vientos del noreste.

  • Sábado 18

    18°
    MIN
    29°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del noreste.

  • Domingo 19

    18°
    MIN
    21°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables, luego del sur. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Lunes 20

    16°
    MIN
    13°
    MAX
     

    Fresco, cielo mayormente nublado, vientos del sur. Precipitaciones dispersas.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.600

    venta
    G. 5.790

  • EURO 

    compra
    G. 6.400

    venta
    G. 6.800

  • PESO 

    compra
    G. 160

    venta
    G. 230

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.410

    venta
    G. 1.520

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

03 de Agosto de 2018 13:35

 

La extinción de los “hombres verdaderos”

Por Alejandra Rojas Cardozo

Pese a las dificultades de vivir en el Chaco, los ishir (en su lengua, hombre verdadero) se desarrollaron por siglos en armonía como cultura. Hoy, este pueblo indígena está considerado en riesgo de extinción por la pérdida de sus tierras y la migración.

La población del Paraguay es heterogénea: indígenas de ascendencia guaraní, mestizos y criollos europeos, en su mayor parte de ascendencia española, con una pequeña porción de inmigrantes brasileños, italianos y menonitas. Pero fueron los pueblos primitivos los que estuvieron asentados desde hace siglos en esta zona del mundo.

El 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas y, en lo que respecta a nuestro país, de acuerdo al último censo indígena, existen 496 comunidades o aldeas habitadas por 19 pueblos indígenas, distribuidas en 13 departamentos y la capital del país, con un total de 117.150 nativos.

Algunos pueblos originarios sobrevivieron a la devastación de la que fueron objeto a través de los siglos. Uno de ellos son los ishir o chamacocos, como también se los conoce. Ishir significa hombre verdadero, ser humano.

Este pueblo pertenece a la familia zamuco, que también abarca a los ayoreos. Los ishir han sido noticia últimamente al tomar medidas de fuerza en el Chaco, como una señal que hizo notar una de sus tantas reivindicaciones. Luchan por sobrevivir debido al abandono en que se encuentran por parte de las autoridades en cuanto a servicios básicos, como así también por la pérdida de sus tierras ancestrales por parte de grandes terratenientes.

Se dividen en ishir yvytoso e ishir tomaraho y se encuentran asentados a lo largo del río Paraguay y el Alto Paraguay.

Según datos de la Secretaría de Políticas Lingüísticas de nuestro país, ambas agrupaciones tienen sus propios dialectos. Los ybytoso hablan el yxyr awóso y los tomaraho, el yxyr húlo.

Los ybytoso habitan específicamente las comunidades de Puerto Diana, Fuerte Olimpo, 14 de Mayo-Karcha Bahlut, Colonia Potrerito, Bella Vista, Dos Estrellas y Puerto Esperanza. Un número importante reside en la ciudad de Luque. Los tomaraho habitan en un lugar llamado Petintouta en Puerto María Elena, a orillas del río Paraguay en Alto Paraguay.

Según estudios, este pueblo está clasificado como en “alto riesgo de extinción”. Según el censo 2012, los ybytoso eran 1.824 y los tomaraho, 183.

Hablamos con Estanislao Báez, ex líder ishir ybytoso de Puerto Diana. Cuenta que las necesidades están a la orden del día. Describió que hoy viven de la pesca y actividades varias en estancias de la zona. “Necesidades siempre hay, sobre todo en la educación, porque hay padres que no tienen la posibilidad de enviar a sus hijos a las escuelas”, contó.

Lea más: Indígenas insisten en devolución de sus tierras ancestrales en el Chaco

Sobre la problemática del despojo de sus tierras ancestrales se refirió a un caso ocurrido hace poco tiempo. Relató que en la comunidad Puerto Esperanza existe una propiedad que les fue despojada por el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) y entregada a unos brasileños que fueron a reclamarlas con título en mano.

Sobre el papel del Indi en favor de los pueblos indígenas, dijo de forma determinante que la institución, lejos de ayudar a las comunidades, lo que hace, además de manejarse sólo políticamente, es que los pueblos no estén en armonía. Esto es en relación al conflicto suscitado por el cambio de una directora de un colegio, razón por la cual los indígenas de este grupo se manifestaron hace unos meses. “Lo único que buscan es que nos peleemos entre nosotros”, lamentó.

Denunció además que abogados de organizaciones que se presentan con el fin de ayudarlos, finalmente, lo que hacen es lucrar a costa de ellos, específicamente con la Unión de Comunidades Indígenas de la Nación Ishir (Ucini). “Hasta ahora no vi ningún logro a favor de las comunidades”, comentó.

Los ybytoso que actualmente habitan Puerto Diana son 900, con un total de 235 familias, sostuvo Báez.

“Faltan puentes de interculturalidad”

Por su parte, el padre Giuseppe Zanardini, más conocido como José Zanardini, reconocido antropólogo de origen italiano radicado en Paraguay desde 1978 y quien vivió varios años en aldeas indígenas, dedicándose a orientar antropológicamente programas de desarrollo integral, educativos y mejoramiento de las condiciones de vida, habló con ABC Color sobre la experiencia que tuvo con el pueblo ishir.

“Me impresionó su característica cultural de tradición con toda su mitología”, señaló. Dijo además que desde hace 30 años trabaja con los nativos.

Nota relacionada: Los Ishir recibidos como héroes en Fuerte Olimpo

Sostuvo que actualmente la preocupación de los caciques y chamanes radica en que los más jóvenes migran hacia otro tipo de cultura, música y tradiciones, por lo que el mayor deseo de los ancianos es “no perder esa fuerza histórica y a la vez mantenerse en contacto con la sociedad nacional, tener puentes de la interculturalidad para poder dialogar y relacionarse con el mundo no ishir”.

Con respecto a este proceso de interculturalidad, Zanardini señaló como fundamental la necesidad de una educación formal.

Lea también: Precaria situación educativa en comunidad Ishir

En este sentido, recordó la vigencia de la Ley Nº 3.231, de Educación Indígena, por la que se creó una Dirección General de Escuelas Indígenas. “En esa ley se habla de ese proceso de educación de los indígenas a partir de sus mismas raíces. Pensada por ellos y para ellos, donde los currículums deben ser específicos por cada pueblo. Esto se está elaborando y para eso se están formando los maestros indígenas de acuerdo a esos criterios”, informó. Esto se hace a partir de un curso de formación que se lleva a cabo en la Universidad Católica, específicamente en el Centro de Estudios Antropológicos, donde colabora desde hace varios años.

Lo que amenaza a los ishir

A su turno, el antropólogo e investigador Jorge Servín, extitular del Instituto Paraguayo del Indígena (2013-2015) y coordinador de los censos indígenas realizados en 2002 y en 2012, destacó que los indígenas que quedan en sus comunidades mantienen su idioma, sus costumbres y conocimientos chamánicos “vinculados al bienestar del ser humano relacionado al conocimiento de los espíritus”.

Señaló que, pese a haber sido despojados de gran parte de sus tierras ancestrales, los ishir tienen la ventaja de poseer su propia porción de tierra legalizada con títulos de propiedad.

Habló además de los aspectos amenazantes a su cultura: “La presión muy fuerte de la ganadería, y otro aspecto que va creciendo en la zona: hace unos cuantos años se comenzó a experimentar con cultivos de soja resistente al calor y a la sequía”.

Informó que, pese a que existen indígenas que se destacan de este pueblo, como dos médicos recibidos, líderes locales y otros con actuación en el ámbito nacional, la desventaja que poseen es que no existen accesos al lugar, por lo que los jóvenes deben migrar para tener oportunidades, las cuales se dificultan por la ubicación geográfica en que se encuentran.

Lea más: Nativa ishir juró como abogada

En cuanto a las reivindicaciones del no reconocimiento de sus derechos territoriales, con la venta de tierras desde la Guerra de la Triple Alianza, indicó que en 2015 se lanzó un informe regional en que las conclusiones fueron que habría que declarar en estado de emergencia a los pueblos indígenas, por la difícil situación que atraviesan a nivel general.

Quizás las palabras contenidas en un estudio elaborado por el Instituto de Derecho y Economía Ambiental (IDEA) que describe a este pueblo son las que encajan perfectamente en la realidad que viven hoy día: “Los ishir de hoy no son los que fueron por siglos. Su vida equilibrada se ha roto, sus miembros están en desamparo y su cultura, en peligro de desaparecer. Algo afectó terriblemente a los ishir y todo indica que fue un elemento externo, una cultura que no buscaría cultivarse con ellos. La cultura occidental y su expresión local en la sociedad paraguaya”.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo