14 de Setiembre de 2012 19:00

 

Triple identidad

Por Víctor Franco Novarecci

El pasado domingo, agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) capturaron en Alto Paraná a Mario Pucheta, a quien sindican como uno de los nexos de Fernandinho Beira Mar en Paraguay y quien se ocultaba detrás de tres identidades.

El sospechoso, ni bien fue detenido, negó ser él. Presentó un documento de identidad a nombre de Juan Pucheta Martínez, queriendo hacerse pasar por su hermano. Luego, exhibió otro, a nombre de Jorge Fretes. Ambas eran cédulas paraguayas.

Lo extraño del caso no terminó ahí, ya que Mario, no solo se quiso hacer pasar por su hermano, a quien la Senad ya tenía bien identificado. El traficante, presentó una cédula de identidad legal paraguaya, pero de contenido falso, a nombre de Jorge Fretes, y otra a nombre de su hermano.

Jorge Fretes es una persona que no existe, Juan Pucheta es un brasileño que vive en su país y por descarte el capturado era Mario Pucheta, un hombre de 49 años, quien es buscado internacionalmente por tráfico de drogas.

Fuentes de la Senad realizaron el seguimiento de la cédula y se encontraron con la sorpresa de que el expediente no se encontraba en el departamento de Identificaciones de la Policía Nacional, órgano que expidió el documento en el 2009.

Esta no es la primera vez que un narcotraficante proveniente del Brasil obtiene una cédula paraguaya legal, pero de contenido falso y tampoco es la primera vez que nadie se hace cargo de la expedición del documento.

Nunca la Policía Nacional instruye un sumario por un hecho tan grave como este y menos castiga a algunos de sus miembros. Será por eso que el hecho se repite cada cierto tiempo con los delincuentes que a base de sobornos consiguen los documentos.

Agricultor

Pucheta, acorralado por la justicia en el Brasil, vino hasta la zona de Alto Paraná, en donde se radicó y consiguió la cédula paraguaya a nombre de Jorge Fretes para movilizarse sin problemas. Se hizo pasar por un agricultor de bajo perfil.

Pero, la gran cantidad de droga que movía (marihuana y cocaína) hacia el Brasil, hizo que nuevamente dejara algunas pistas que fueron seguidas por la Policía Federal. Apoyados por la Senad, se inició un operativo de inteligencia que finalizó con la captura del sospechoso.

Pucheta vivía en una lujosa mansión en Presidente Franco, desde donde manejaba el tráfico de drogas de la Triple Frontera. El lugar contaba con todas las comodidades, tenía un gran patio donde había hasta una laguna artificial.

“Si bien Mario Pucheta traficaba cocaína, su fuerte era el envío de grandes cantidades de marihuana, que eran llevados al Brasil, más especificamente a Río Janeiro”, explicó una fuente de la Senad.

Juan Pucheta, hermano de Mario, según fuentes antidrogas, no tiene órdenes de captura en el Brasil, sin embargo, se lo sindica como miembro de la misma banda de narcotraficantes.

“Juan tiene una serie de talleres mecánicos que operan aparentemente en forma legal, pero se cree que en esos locales se preparan algunos vehículos con doble fondo, para llevar cargas de drogas. Ese hecho todavía no pudo ser comprobado, pero hay fuertes indicios”, comentó una fuente antidrogas.

Mario Pucheta fue traído hasta Asunción y presentado ante el juez Óscar Delgado, quien en una audiencia ordenó su prisión en la cárcel de Tacumbú, donde va esperar el juicio de extradición que planteará el Brasil.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

  • LA HISTORIA SE REPITE: Me viene a la memoria -entre los muchos casos similares- la de Claudair Lopes de Farias, en su momento sindicado como Jefe del PC Capital de San Pablo. Este hombre vino a vivir a Paraguay y le FABRICARON una nueva identidad con el nombre de IVALDO DE OLIVEIRA. Lo anecdótico resultó que a la remisión de tal persona a la cárcel del Brasil, los bienes quedaron en Paraguay a nombre del “inventado” Ivaldo. ¿Qué pasó con dichos bienes? Los muchachos se pelearon por la “herencia”, hasta que TONY PICARÓN puso orden en el gallinero y se quedó con la estancia.

    cosmebaez 16 Setiembre 2012, 09:37:16 

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar