La visita

Antecedentes


No existen registros oficiales de que haya pisado suelo guaraní en toda su vida, a pesar de haber compartido durante muchos años en Buenos Aires con los inmigrantes paraguayos cuando era arzobispo de esa ciudad.

Fue el expresidente Federico Franco quien asistió con su esposa, Emilia Alfaro, a la asunción del Papa en marzo de 2013. En esa ocasión se dio el primer saludo entre el Presidente y el Papa, quien recordó a nuestro país con cariño. Posteriormente, Horacio Cartes fue dos veces al Vaticano en visitas oficiales: la primera, en noviembre de 2013, y la segunda, en abril de 2014.

Fue entonces el inicio de los rumores de una gira sudamericana del Papa. La Iglesia solo lo confirmó este año, pero las intenciones de Francisco se conocieron mucho antes. Ya este año, el Sumo Pontífice le dijo al padre Aldo Trento que “le espere, porque iría a Paraguay”. A otra compatriota, doña Cristina Servín, que “le espere con chipa”, porque este año iría a Caacupé.

La información recién se confirmó el 16 de abril de 2015, cuando ya estaba todo planificado: Francisco recorrería Ecuador, luego iría a Bolivia y, por último, Paraguay. Uno de los principales factores fue el cariño del Papa hacia nuestro país, tangible desde el inicio de su Pontificado.

“Yo estaba entre los parientes de los argentinos, entonces ‘Argentina’ dijo él (el Papa) y yo no sé si grité o si dije despacito: ‘Yo soy paraguaya, de Caacupé’. Y se quedó frente a mí y ahí fue que me estiró, le estiré, no sentí más y me dijo: ‘Y yo me estoy preparando para allá’ y ‘¿en serio?’, le dije yo. ‘Te esperamos’ y me dijo: ‘Pero me tenés que esperar con la chipa’”, contó Cristina.