Griselda Rodríguez es taxista independiente, en Queens. Trabaja de lunes a lunes. También conduce en Manhattan.

Una taxista paraguaya en Nueva York

Nueva York es una de las 10 peores ciudades para conducir en los Estados Unidos. El tránsito vehicular es caótico. Sin embargo, la paraguaya Griselda Rodríguez (62) sortea todos los obstáculos de lunes a lunes, las carreteras y autopistas de Queens, uno de los cinco condados de Nueva York. Los fines de semana comparte con su amiga, compatriota, Mónica Ramírez Platts. Ambas viven en Long Island City y en sus residencias lo hacen con las mismas costumbres paraguayas, añorando el país que las vio nacer.

Giuliano afirma que sus proyectos más anhelados son la investigación y el desarrollo de energías alternativas.

De niño genio a joven empresario

A los 13 años Álvaro Giuliano Ojeda Martínez ya estudiaba informática en una universidad privada y obtenía notas sobresalientes. Tuvo que abandonar Paraguay en el 2007 en busca de un mejor porvenir. Fue a Miami, Florida, Estados Unidos, para convalidar su carrera de ingeniería en informática. Las cosas no fueron fáciles para el niño genio y su familia, por la barrera del idioma. No obstante, él no se dio por vencido. Actualmente con 24 años de edad, es un joven empresario, en un país muy competitivo.

Isabel Ibarra lleva una vida sencilla en Zúrich, está jubilada y disfruta de la compañía de sus hijos y nietos.

Compatriota desea una vida digna para los paraguayos

La paraguaya Isabel Ibarra (78) vive en Zúrich, Suiza, desde hace 34 años. Sufrió torturas y el exilio en la época de la dictadura argentina. Con lágrimas en los ojos, relató su calvario porque según afirma, siempre que puede, denuncia para que los jóvenes se enteren y luchen a fin de que no haya dictadura nunca más. Desea una vida digna para los paraguayos, que se combata la corrupción y se respeten los derechos humanos.

Leonor Ibarra muestra la portada de su libro, que será presentado en Paraguay el 17 de este mes.

La vida buena, a pesar de la tortura y el exilio

A Leonor María Ibarra (71) le encanta la poesía y la interpreta con mucho sentimiento en los actos culturales de los paraguayos residentes en Barcelona, España donde reside desde hace 6 años. Antes, vivió y trabajó durante 30 años en Suiza donde se jubiló como empleada bancaria. Ahora está de visita en Paraguay, para presentar su libro autobiográfico: “La vida buena”, en un local a confirmar. En el texto se narra que estuvo presa por casi cuatro años, en la época de la dictadura Argentina.

David Arévalos Chávez, un joven compatriota que vive en Madrid desde hace cuatro años. Él sueña con volver al Paraguay cargado de experiencias positivas para que el país progrese.

Salud, educación y trabajo son clamores de compatriotas

David Arévalos Chávez, de 27 años, de Villa Elisa, viajó hace casi cuatro años a Madrid, España, a buscar mejores oportunidades. Allí se desempeña como secretario de un despachante español, jubilado. Nos cuenta su experiencia y sus inquietudes respecto al progreso que desea para su país y su trabajo voluntario con los inmigrantes compatriotas en la madre patria.

José Chilavert en su restaurante de Barcelona, donde por las noches actúa con un grupo musical. Afirma que a los extranjeros les gusta mucho la música paraguaya.

Música para mantener el vínculo con la patria

José Chilavert Peña (58) está radicado hace 29 años en Barcelona, España. Se casó con una española hace 22 años y afirma estar muy feliz con su familia. El nombre de una de sus dos hijas Koêtî (amanecer, en español) es una muestra de añoranza por la tierra que lo vio nacer. Afirma tener muchas expectativas en el gobierno del presidente Horacio Cartes y pide que mejoren la salud y la educación y que haya más puestos de trabajo para los compatriotas.


 
 
 

ABC COLOR EN Twitter

 

ABC COLOR EN FACEBOOK