15 de Febrero de 2018 07:38

 

Jerusalén: iglesias cristianas no quieren pagar impuestos

Por EFE

JERUSALÉN. Los representantes religiosos de las principales iglesias cristianas en Jerusalén se opusieron hoy a pagar el impuesto municipal sobre bienes inmuebles (conocido como arnona), que el Ayuntamiento les exige ahora.

 “Los Jefes de las Iglesias de Jerusalén consideramos que tal declaración es contraria a la posición histórica entre las Iglesias dentro de la Ciudad Santa de Jerusalén y las autoridades civiles a lo largo de los siglos”, dijeron los principales líderes eclesiásticos en Tierra Santa en un comunicado.

Los representantes religiosos declararon mantenerse “firmes y unidos” para defender su presencia y sus propiedades, y exigieron al Ayuntamiento que revoque su declaración y respete el “statu quo” para que “no se viole el carácter” de la ciudad sagrada.

Entre los signatarios del documento están el administrador apostólico del Patriarcado Latino, Pierbattista Pizzaballa; el patriarca Teófilos III, del Patriarcado Griego Ortodoxo; Nourhan Manougian, del Patriarcado Armenio Apostólico Ortodoxo; y el custodio de Tierra Santa, el franciscano Francesco Patton.

El comunicado también lo firman el resto de arzobispos y obispos que representan las distintas ramas cristianas en Jerusalén, entre ellas la Copta Ortodoxa, la Siria Ortodoxa, la Etíope, la Iglesia Episcopal o la Evangélica Luterana.

“Las iglesias tienen exención de impuestos en Jerusalén desde la era del Imperio Otomano (s.XVI-s.XX)”, un privilegio que se mantuvo durante el Mandato Británico (1922-1948) y hasta la actualidad, explicó a Efe Wadie Abunasar, asesor de los jefes eclesiásticos en Tierra Santa. 

Tras la ocupación de Israel de Jerusalén Este en 1967 y su anexión en 1980 (no reconocida hasta día de hoy por la comunidad internacional, que considera esa zona de la urbe territorio palestino ocupado), continuó la exención de tasas para las iglesias, propietarias de grandes cantidades de tierras e inmuebles, en parte procedentes de donaciones de creyentes durante siglos.

El Ayuntamiento de Jerusalén anunció el pasado 4 de febrero que les va a exigir el pago de impuestos por los inmuebles que no están dedicados al culto –como residencias, hoteles y otros negocios–, algo que cambiaría una relación histórica entre el poder civil y los poderes religiosos cristianos de la ciudad.

“¿Por qué ahora?”, se preguntó Abunasar, que consideró que el consistorio de Jerusalén ha actuado “con imposición, sin notificaciones ni diálogo previo”.

Abunasar argumentó que hay un acuerdo entre las autoridades del Vaticano y el Estado de Israel que establece la vigencia de la exención de impuestos hasta que se llegue a un nuevo pacto, y denuncia que la municipalidad toma “decisiones unilaterales”.

“Todo está sujeto al diálogo y la negociación, pero no aceptamos decisiones unilaterales”, declaró el representante eclesiástico, que urgió al Ayuntamiento “a retractarse de su intención” y reclamó al Gobierno israelí que haga “lo necesario para garantizar el respeto de los antiguos entendimientos entre autoridades civiles, la Iglesia y organismos internacionales”.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo