05 de Octubre de 2017 19:06

 

Tres soldados estadounidenses abatidos en Níger

Por AFP

NIAMEY. Tres boinas verdes estadounidenses y cuatro soldados nigerinos murieron en una emboscada en la frontera de Níger con Malí, donde operan combatientes del grupo yihadista Estado Islámico, informaron responsables de ambos países.

La información viene a confirmar la poco conocida presencia de tropas estadounidenses en la convulsionada zona, parte del pobre y turbulento Sahel donde los grupos yihadistas aumentan su actividad insurgente.

“Las fuerzas estadounidenses están en Níger para dar asistencia en entrenamiento y seguridad a las Fuerzas Armadas de Níger en sus esfuerzos para contener a las violentas organizaciones extremistas de la región”, señaló el Comando de Estados Unidos en África (Africom).

Por su parte, el Gobierno nigerino confirmó el jueves por la noche que cuatro de sus soldados habían perdido la vida en el ataque y que ocho resultaron heridos.

“Alrededor de las 12:30 locales (11:30 GMT), una patrulla conjunta de las Fuerzas de Defensa y Seguridad (FDS, nigerinas) y socios estadounidenses que maniobraban en la zona fronteriza Malí-Níger cayeron en una emboscada tendida por elementos terroristas a bordo de una decena de vehículos y una veintena de motos (...) a unos 80 km al noroeste de Ouallam”, a unos 100 km de Niamey, anunció el portavoz del ministerio nigerino de Defensa, el coronel Abu Targué, en la televisión pública.

Targué precisó que el balance era de “cuatro muertos y ocho heridos” entre las fuerzas nigerinas y de “tres muertos y dos heridos” entre los estadounidenses.

Según un comunicado del Pentágono, otra persona no identificada también habría sido abatida.

El jueves por la mañana, el Africom ya había informado que tres de sus efectivos habían sido abatidos durante “una operación antiterrorista dirigida conjuntamente con las fuerzas nigerinas a unos 200 km al norte de la capital, Niamey, en el suroeste de Níger”.

Son los primeros muertos estadounidenses en combate en el marco de la misión de lucha contra los grupos yihadistas en esa región. Un militar estadounidense había muerto en un accidente de coche en Níger en febrero.

“No tengo constancia de otros incidentes recientes de este tipo”, declaró el general Kenneth McKenzie a los periodistas en Washington.

McKenzie no aportó cifras de cuántos soldados tiene Estados Unidos en Níger aunque precisó que las fuerzas estadounidenses están allí para “entrenar, aconsejar, asistir” al Gobierno nigerino para que este enfrente a los extremistas violentos.

Según él, las pérdidas estadounidenses no afectarán al objetivo de Estados Unidos en el país africano. La emboscada obligó a las fuerzas desplegadas a pedir la intervención de cazas franceses.

Demostración de fuerza

 Por la tarde, un portavoz del ejército francés, el coronel Patrick Steiger, señaló que helicópteros franceses habían habían evacuado a heridos del lugar pero que los enfrentamientos continuaban.

Los dos soldados estadounidenses heridos fueron evacuados al Centro Médico Regional de Landstuhl, en Alemania, donde permanecen en “condición estable”, indicó el Africom, que tiene sede en la ciudad alemana de Stuttgart.

Por otro lado, Steiger indicó que se enviaron cazas al lugar como una demostración de fuerza pero que no llevaron a cabo ningún ataque para evitar víctimas entre las tropas terrestres.

Francia tiene desplegados, en el marco de la Operación Barkhane, 4.000 efectivos en la región para apoyar a los países del Sahel contra los yihadistas.

Además, el ejército de Níger cuenta con el apoyo militar de varios países occidentales contra los grupos yihadistas en el Sahel.

En febrero y marzo, Estados Unidos, Bélgica, Australia y Canadá llevaron a cabo una operación de entrenamiento con las tropas nigerinas, en la que participaron las fuerzas especiales estadounidenses, centrado en la lucha contra grupos insurgentes extremistas.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Malí, Abdulaye Diop, destacó ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que el ataque ponía de manifiesto la urgencia de que las fuerzas implicadas en la lucha contra los yihadistas en el Sahel empiecen a operar.

“Los violentos y mortales enfrentamientos que ocurrieron ayer en la frontera entre Níger y Malí nos recuerdan una vez más la necesidad apremiante de que la fuerza G5 del Sahel empiece a operar rápidamente”, declaró Diop ante el Consejo.

Se prevé que la fuerza regional, integrada por Burkina Faso, Malí, Chad, Mauritania y Níger, empiece a operar a lo largo de este mes, aunque sigue habiendo dudas sobre su financiación.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo