01 de Enero de 2018 10:20

 

En una mudanza, el gato debe ser el último en irse

Por DPA

La mudanza con un gato trae ciertas complicaciones porque son animales muy sensibles a los nuevos ambientes y los ruidos; por lo tanto, es recomendable dejar al animal en el antiguo entorno el mayor tiempo posible y adecuar la nueva vivienda.

Si es posible, el día de la mudanza conviene dejar al gato en una habitación de la vieja vivienda con su canasta, baño, cuencos y juguetes. La Asociación Alemana de Bienestar Animal recomienda que recién después de mudar todos los muebles y demás pertenencias se traslade a la mascota en un transportín a su nuevo hábitat.

Lo mejor es que luego el gato se quede en una habitación tranquila con sus accesorios habituales y que salga a investigar su nuevo hogar una vez que la situación se haya tranquilizado un poco.

El gato debería tener su primera salida al aire libre no antes de las tres o cuatro semanas. Hasta ese momento, el animal ya se ha acostumbrado al nuevo entorno y también encuentra su camino a casa.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo