• HOY

    30°
    MIN
    36°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 24

    29°
    MIN
    37°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Lunes 25

    22°
    MIN
    32°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Martes 26

    20°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Miercoles 27

    17°
    MIN
    25°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Jueves 28

    18°
    MIN
    27°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.920

    venta
    G. 6.120

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.530

    venta
    G. 1.640

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

21 de Enero de 2019 20:58

 

Papo: Capataz dio su versión

Tras ocho meses escondido, Antonio Talavera, capataz de la estancia de la madre de Gregorio “Papo” Morales, relató su vida en la estancia, las constantes amenazas que sufrió y todos los hechos que antecedieron al conocido video.

Antonio Talavera relató para el programa de ABC TV, Crimen y Castigo, que fue contratado como capataz por Vilma Macchi en enero del año pasado para custodiar la estancia y alimentar unas 106 cabezas de ganado, en ese entonces firmó un contrato de trabajo y se trasladó al establecimiento junto a su familia.

“La señora es muy buena, no me puedo quejar, trabajamos bien unos cinco meses aproximadamente”, dijo Talavera que también explicó que “siempre le comunicaba (a Vilma Macchi) como iban las cosas en la estancia” y como todo iba bien quiso ayudar a su patrona.

Entonces Talavera explicó a “doña Vilma” que lo ideal sería vender las crías desmamantes antes de la entrada del invierno para que no sufriera pérdidas. La mujer pensó la propuesta por unos días y finalmente decidió aceptarla.

Macchi llegó con su hijo, Gregorio “Papo” Morales, a la estancia y comunicó al capataz que decidió realizar la venta de los animales a G. 1.500.000 cada uno y que la transacción estaría a cargo de Talavera. “Papo’ estaba muy contento porque necesitaba ese dinero”, manifestó y agregó que “a veces él me pedía dinero pero yo no podía prestarle”.

Talavera explicó que hasta finales de mayo trabajó “bien con la familia” pero que en ocasiones “Papo” llegaba a la estancia con un fusil Galil de 32 tiros en manos y disparaba sin motivo alguno a los alrededores. “Su hijo empezó a “loquear” (...), no sabía qué pasaba incluso pensé en dejar el trabajo”, dijo.

Talavera aseguró que Morales siempre andaba armado y que cuando se presentaba a la estancia siempre llevaba un fusil con el cual intentaba atemorizar. “Armado nomás luego anda, dispara sin motivo”, aseveró.

Lea más: Perfil delictivo de Morales

Cerca de junio, surgió un comprador, según Talavera, Macchi vendería 40 desmamantes (crías vacunas) a G. 1.700.000 cada uno y que “Papo” sería el que realizaría la transacción en el establecimiento con autorización de su madre. Morales quería que el cheque esté a su nombre para luego cambiarlo, sin embargo, “doña Vilma” no permitió eso, contó.

En una conversación telefónica, “la señora me dijo que no suba los animales al transganado”, dijo Talavera pero después de eso ya no pudo atender ninguna llamada porque “Papo” comenzó a disparar su fusil para presionar a los compradores diciendo que “él era el señor de la estancia”.

A pesar de las amenazas la venta no se concretó puesto que los compradores no querían problemas con la transacción y se retiraron del lugar cerca de las 22:00. Además Talavera declaró que Macchi “no quería" que el cheque esté a nombre de “Papo” y que no permitiría que su hijo le "pase encima".

Esa noche, Morales insistió en que el capataz busque otro comprador y lo amenazó vía Whatsapp. Por ello, Talavera reenvió ese mensaje a la madre pero ésta minimizó la denuncia argumentando que su “hijo no habla en serio”.

Lea más: “Denuncias son falsas”, asegura madre de Papo

Después de unos días de la venta frustrada, “Papo” consiguió otro comprador y vendió siete desmamantes con permiso del capataz, quien explicó que la situación lo tenía atado. Sin embargo, “doña Vilma” no sabía nada de esta venta y cuando estaba a punto de llegar la época de vacunación, Talavera no tuvo más remedio que explicar lo ocurrido. En esa ocasión, Macchi requirió al capataz que debía avisarle cualquiera fuera la situación.

Otros 2 desmamantes fueron vendidos por “Papo” en una situación similar pero esta vez Talavera comunicó el hecho a Vilma Macchi, quien poco a poco estaba perdiendo la paciencia. Entonces, unos días después de la última venta, Morales conversó vía telefónica con el capataz y le ordenó apartar 30 desmamantes más para su posterior comercialización.

No obstante, lejos de obedecerlo, Talavera informó la intención de “Papo” a su patrona, quien decidió rechazar la venta de los animales de su propiedad. “En aquel entonces me amenazó una vez más por haber contado su intención de vender los animales”, aseguró.

El 22 de junio de 2018, Gregorio “Papo” Morales apareció en la estancia en compañía de una mujer, quien podría ser su pareja según el testimonio del capataz, y entonces dijo que “compraría unas 400 cabezas de ganado”, probablemente para impresionar a su acompañante porque de acuerdo al capataz, Morales no tenía esa cantidad de dinero.

Morales habló con la mujer sobre los detalles de la supuesta venta y salieron del establecimiento en un vehículo. Unos minutos después, Talavera recibió una llamada, era “Papo”. Éste le pidió si podía acercarse a la exarenera a orillas del río Tebicuary para auxiliarlo porque su coche “llantó”.

Talavera llegó prontamente al lugar con las herramientas necesarias para cambiar una de las ruedas pero Morales explicó que el problema ya estaba solucionado. La mujer continuaba en el automóvil mientras “Papo” patrullaba los alrededores armado con un fusil.

Lea también: Cae mujer “vinculada” a Papo Morales

El capataz explicó a ABC TV que cuando empezó a sospechar de la situación, Morales cargó el fusil, comenzó a disparar en cualquier dirección y obligó a Talavera a arrojar al suelo el arma que tenía en la cintura. “Entonces (...) empezó a apuntarme, disparaba para intimidarme y me demandó que saltara al agua”, detalló.

“No le cuentes más las cosas a mi mamá, yo soy el patrón, el que manda acá”, contó Talavera que dijo “Papo” mientras apuntaba de fusil le obligó a que se arrodillara y suplicara por su vida. “Le dije que se vaya a vender los animales”, dijo mientras temblaba.

No obstante, “Papo” perdió el control y de los muchos disparos que realizó uno rozó la frente de Talavera y comenzó a sangrar. “Se asustó” explicó el capataz, quien aprovechó y huyó del lugar como se puede ver en el video, que según lo relatado fue grabado por la mujer que estaba en el interior del vehículo.

Lea más: Filman y difunden tortura

Luego que el video fuera viralizado y Morales fuera detenido, éste argumentó que estaban grabando una película en el lugar y que el arma de guerra utilizada era de "juguete". Talavera también habló sobre este punto y aclaró que nunca grabó ninguna película.

Lea más: Morales: “Estábamos filmando una película”

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo