• HOY


    MIN
    16°
    MAX
     

    cielo claro

  • Jueves 27


    MIN
    21°
    MAX
     

    cielo claro

  • Viernes 28

    22°
    MIN
    29°
    MAX
     

    nubes rotas

  • Sábado 29

    23°
    MIN
    30°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 30

    14°
    MIN
    20°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Lunes 01

    11°
    MIN
    14°
    MAX
     

    nubes

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 6.150

  • EURO 

    compra
    G. 6.740

    venta
    G. 7.240

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.330

    venta
    G. 1.630

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

23 de Mayo de 2019 20:09

 

Denuncian invasión de tierra y destrucción de patrulleras

Por Emilce Ramírez, corresponsal

MBUYAPEY. Efectivos policiales de la comisaría local casi fueron linchados por sintierras que incluso intentaron incendiar una patrullera. Se trata de un grupo de 60 personas que invadieron la estancia Santa Librada y desalojaron al capataz.

El ganadero Carlos Rául Farías denunció que un grupo de 60 personas, supuestos sintierras, invadió hace más de tres meses su propiedad ubicada en la compañía Larrozza II, Arroyo Costa.

Los policías fueron esta tarde hasta la estancia Santa Librada, lugar donde se encuentra el asentamiento campesino, para mediar con los supuestos sintierras, pero fueron amedrentados por los campesinos quienes dicen que reclaman un pedazo de tierra porque nadie les hace caso.

Los campesinos, algunos armados con segaderas y otros con palos, acorralaron a los efectivos policiales quienes fueron obligados a abandonar el lugar, junto al capataz del establecimiento, Pablo Villagra Machuca, porque existe el riesgo de que “corra sangre” si permanecían en el lugar.

El ganadero Farías dijo que fue amenazado de muerte por los dirigentes del asentamiento Santa Librada quienes dicen ser miembros del Movimiento Campesino Paraguayo y que sus maquinarias y vehículos iban a ser incendiados.

El hecho fue denunciado a la comisaría local. Fueron identificados como supuestos autores los principales dirigentes quienes son Óscar Almada, Fausto Bareiro y Julio Cristaldo.

El propietario del establecimiento ganadero recurrió a la Policía para que la Fiscalía pueda intervenir y se “haga respetar la propiedad privada”, dijo.

“En el departamento de Paraguarí se está instalando una política sistemática de invasión de propiedad privada y se presume que detrás estarían cuestionados políticos”, resaltó el afectado.

En su caso particular, refirió que los desconocidos ingresaron a su propiedad, cortaron unos 1.800 metros metros de alambres del cercado que protegí su establecimiento. También destrozaron un portón de madera que se encuentra en el acceso principal a la propiedad, agregó.

Farías manifestó que el había adquirido un total de 250 hectáreas de tierras de la familia Espinoza y Vega. Sin embargo, en Instituto Nacional de Desarrollo Rural (Indert) aparece que en el 2014 se había comprado en esa compañía un total de 1.059 hectáreas supuestamente de la familia Chávez.

Alegó que esta situación “preocupa” porque pese a que compró con sus esfuerzos cada finca, de las cuales cuenta con el título de propiedad correspondiente, fueron invadidas.

“En nuestro país no existe garantía ni respeto a la propiedad privada”, dijo. En esta situación, se encuentran otras 20 viviendas, que figuran dentro del supuesto terreno que había comprado el Indert en G. 5.000 millones. Fue durante la administración el extitular de dicha institución, Justo Pastor Cárdenas.

Agregó que existe un juicio por este problema donde el Indert debe realizar la mensura judicial para ubicar sus fincas que supuestamente se compró si es que realmente es así o tal vez fue una compra fantasma.

Recordó que la jueza de Paraguarí, Liduvina Otazú, había ordenado el desalojo de los campesinos de la entrada del establecimiento ganadero, pero esto jamás se dio porque la comisaría local no tenía los refuerzos necesarios para cumplir con el mandamiento judicial.

El ganadero pide “seguridad y justicia” porque tiene el título de propiedad legal. “No es un campo improductivo”, dice y añade que cuenta con una reserva forestal dentro de su establecimiento. Sin embargo, por las amenazas que recibe ya no puede ingresar a su propiedad.

El dirigente campesino, Oscar Almada, manifestó que ellos tomaron posesión de las tierras compradas por el Indert y que no es ninguna invasión porque unas 100 familias son las que piden tener acceso a la tierra propia.

Respecto a la amenaza de muerte al propietario de la estancia, Almada dijo que solo advirtieron a Farías a que no aparezca por el lugar, porque no lo van a dejar entrar a su finca, porque ese sitio no es su propiedad. “El es un latifundista que se ha beneficiado con grandes extensiones de tierras”, aseguró.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo