01 de Junio de 2011 01:50

 

Dictador perpetuo

Un día como hoy pero de 1816, el Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia era nombrado "dictador perpetuo" de la República del Paraguay.

Dictador perpetuo_256968

Dictador perpetuo_256968 / ABC Color

Hijo de un capitán de artillería de origen brasileño, José García Rodríguez Francia, y de María Josefa Velazco, aristócrata asunceña, el estadista paraguayo, conocido como el Dr. Francia, nació en Asunción el 6 de enero de 1766.

Desde 1808 ocupó varios cargos en el cabildo asunceño. Fue designado diputado del Río de la Plata ante las Cortes de Cádiz (cargo éste que no llegó a desempeñar) y se convirtió en uno de los principales dirigentes del movimiento independentista, siendo considerado el ideólogo del proceso emancipador por su acérrima defensa del principio de soberanía.

El 17 de junio de 1811 resultó designado vocal en la Primera Junta de Gobierno y realizó el discurso inaugural del primer gobierno independiente del Paraguay. Se retiró momentáneamente del poder como protesta por la interferencia de los sectores porteñistas, pero volvió ante el pedido de los diputados. El 12 de agosto negoció un tratado con las autoridades bonaerenses que, entre otras cosas, reconocía al gobierno paraguayo; y en diciembre abandonó una vez más la junta, pero fue convocado nuevamente.

 

Dictador perpetuo


En octubre de 1813 fue elegido por el congreso para formar un Consulado junto a Fulgencio Yegros. Al año siguiente, el mismo congreso lo eligió dictador por cuatro años, pero antes de que venciera dicho plazo, otro congreso, reunido el 1 de junio de 1816, lo proclamó de forma unánime y "en atención a la plena confianza que justamente ha merecido del pueblo el ciudadano José Gaspar Rodríguez de Francia" se le instituya "Dictador perpetuo de la República", con goce de un sueldo anual de $ 12.000, sueldo que rehúsa alegando que el Estado necesita de dineros más que él, aceptando únicamente $ 7.000 por año.

Los primeros actos del doctor Francia como dictador perpetuo fueron encaminados a robustecer la defensa nacional y consistieron principalmente en acordar grandes facilidades a los comerciantes que deseasen introducir armas y municiones, medida tendiente a subsanar la escasez de material de guerra que se dejaba sentir en el Paraguay desde la declaración de independencia.

El doctor Francia valoraba el modelo democrático del filósofo suizo Jean-Jacques Rousseau, así como el del estadounidense Benjamin Franklin, pero las difíciles condiciones internas y externas del país impidieron que pudiera desarrollar un modelo más democrático. En algunos aspectos fue un visionario, más comprendido por los sectores populares y las clases medias que por los sectores privilegiados.

Bajo su gobierno, el país se volvió prácticamente autosuficiente, pues el contacto con el exterior estaba muy limitado, salvo un modesto comercio con Brasil a través de Itapúa. Intentó varias veces romper el cerco económico en que estaba sumido Paraguay, pero no fue posible dada la porfiada actitud de los gobiernos vecinos de no querer reconocer la independencia.

Muerte del dictador perpetuo

El día 30 de agosto de 1840, repuesto de un resfrío que había contraído anteriormente, efectuó su paseo a caballo aunque no tan largo como de costumbre. Su organismo ya no le permitía las largas cabalgatas al que lo sometía anteriormente. Esta fue su última salida.

Recluido en su residencia, atendió puntualmente todos los asuntos de gobierno como tantos años llevaba haciéndolo; sus comandantes de plaza le hacían la visita matutina como sus ministros y secretarios, hasta que el 18 de septiembre se sintió agravado.

Con la agravación se vio obligado a interrumpir su vida, sustituyendo su mesa de trabajo por la sencilla cama.

Este hombre de hierro ya no debía abandonar su lecho que sería el de la muerte.

 

Conservando todas las facultades hasta principiar su corta agonía, dejó de existir en la madrugada del 20 de septiembre de 1840.

Llegó al fin de sus días con el orgullo que pocos mortales pueden ostentar; el de haber llevado a término sus deseos. Así se extinguía esta vida extraordinaria y fértil.

Fuente: www.bvp.org.py / www.lagazeta.com.ar

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar