• HOY

    17°
    MIN
    30°
    MAX
     

    NEBLINA

  • Viernes 22

    17°
    MIN
    27°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables, luego del noreste.

  • Sábado 23

    20°
    MIN
    30°
    MAX
     

    Cálido, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos moderados del noreste, luego variables. Precipitaciones dispersas al final del día.

  • Domingo 24

    11°
    MIN
    21°
    MAX
     

    Fresco a frío, cielo mayormente nublado, vientos leves a moderados del sur. Precipitaciones.

  • Lunes 25


    MIN
    18°
    MAX
     

    Frío a fresco, cielo mayormente nublado, vientos del sureste. Precipitaciones ligeras.

  • Martes 26

    14°
    MIN
    23°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables, luego del noreste.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.550

    venta
    G. 5.730

  • EURO 

    compra
    G. 6.400

    venta
    G. 6.900

  • PESO 

    compra
    G. 160

    venta
    G. 230

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.440

    venta
    G. 1.520

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

14 de Junio de 2018 17:20

 

Lejos en nivel de debate

Al margen de la discusión acerca del aborto, muchos no pudieron evitar notar la diferencia en el nivel de intervención de los legisladores argentinos, que debatieron por más de 23 horas un problema candente, muchos de ellos con lúcidos argumentos.

“Para muestra, un botón” reza el dicho. Mientras los legisladores argentinos votaban tras una maratónica jornada de más de 23 horas de debate, en el Senado paraguayo se “rabonearon” en la primera convocatoria a sesión ordinaria, la única que tienen en la semana. Tuvieron que convocar a una sesión extraordinaria más tarde, pasadas las 10:00.

Lea más: Senado: convocan a “extra” por falta de quórum

Pero el Senado no es el único con este “vicio”. Apenas la semana pasada, en medio del debate de la Ley de Paridad en Diputados, las intervenciones eran más insultos y descalificaciones que alocuciones propias de un debate. El debate de este proyecto de ley dio espacio para el desarrollo de teorías acerca de que quienes apoyaban la propuesta buscaban en realidad introducir el aborto, el matrimonio gay y hasta la zoofilia en la agenda legislativa.

Lo habitual en las cámaras legislativas paraguayas es que luego de un cierto número de intervenciones se proponga cerrar el debate y llevar el tema a votación. 

Y por casa... ¿andamos? 

En las redes sociales, varios paraguayos se refirieron a la profundidad del debate en Argentina. Abundaron las críticas, por supuesto.

Renato Ronnebeck, por ejemplo, cree que el problema es de falta de solvencia: 

Lea más: Aprueban ley de Paridad, pero sin paridad

En primera persona

¿Porqué no se dan altos niveles de debate en Paraguay? “No estamos hablando de que cualquier tema tenga que extenderse, pero cuando hay temas sensibles, que dividen a la sociedad, no se debería limitar. La ciudadanía tiene el derecho de saber lo que piensan los legisladores, no como algunos colegas que argumentan que dejamos nuestra postura a través del voto”, considera el diputado Edgar Acosta, uno de lo que comúnmente se opone al cierre de debate.

“El otro argumento probablemente que no se dice en el plenaria es que no termina la sesión, que están muy cansados, pero creo que hay temas que merecen se extiendan”, estimó. “Creo que es más cierta comodidad y falta de práctica (que los debates no sean similares aquí). Siempre he observado esos debates larguísimos en Argentina y en Brasil también. Acá se quiere apurar y es una costumbre mala, que no está bien, porque los debates se pueden dar por horas y generalmente se cortan discusiones importantísimas”, coincidió la diputada Olga Ferreira sobre el punto.

Durante estos años en la Cámara Baja el legislador Acosta pudo apreciar varias formas de evitar el debate, algunas impuestas y otras autoimpuestas. “Hay muchos colegas -y eso es una cuestión cultural que tenemos que ir superando-, hay muchos que saben y que en TV Cámara no les ve,  que no es que no saben, no se animan a hablar”, indicó.

En otras ocasiones sus propios colegas son los encargados de frustrar la opinión de sus compañero, mediante una de las frases tal vez más trilladas de las sesiones en el Congreso, el pedido de “cierre de debate”. “No es que muchas veces no quieren hablar los colegas, está el famoso cierre de debate. Muchas veces se inscriben 12 o 15 colegas que quieren hablar y viene el cierre de debate y eso te mata”, remarca Acosta.

El legislador recuerda que el propio reglamento establece alternativas para permitir el intercambio de opiniones. “Cuando hay temas conflictivos se pide el debate libre y se empieza a debatir. Cuando hay una mayoría y no quieren que se debata el tema, no lo permiten”, afirmó y dio una ejemplo que dijo recordar muy bien.

“Hay un caso muy emblemático que me afectó directamente, que es cuando se planteó la intervención a la municipalidad de Ciudad del Este. Tenía argumentaciones a favor de la intervención, tenía mucho más que exponer y bueno, cuando estaba inscripto pidieron el cierre de debate. Era un caso extremadamente emblemático, es un municipio corrupto y estábamos buscando los votos para aprobar y la gente estaba expectante. Por una cuestión política, de no exponer más la falencias pidieron el cierre de debate”, comentó Acosta.

Esa es una práctica que también Ferreira aprecia muy comúnmente en las sesiones. “Hay temas que requieren mucho estudio. Acá se quiere cortar. Imaginate que en la época de la discusión de la Constitución pedían corte de debate, y como siempre hay una mayoría te deja por el suelo”, planteó.

Otro punto que coinciden en valorar del caso argentino es el involucramiento de sociedad en el debate y que los temas trascienden el ámbito parlamentario. “Estaba siguiendo lo de Argentina y el debate no solo se centró en el parlamento y hay que decirlo con mucha altura, cada un con posición y sin ataques, pero también la participación activa de la sociedad fuera de los que están a favor y en contra, eso fortalece mucho la democracia, porque obliga a los parlamentarios a expedirse más. Creo que alguna vez vamos a llegar a eso”, destacó Acosta.

Ferreira por su parte se mostró más positiva en lo que ya demostró la sociedad paraguaya en cuanto a reacción ante temas como contra la reelección de Horacio Cartes y más recientemente la Ley de paridad.

“Creo que hoy más que nunca se está participando, o más que antes al menos, pero falta, porque hay temas importantísimos de tratar. Hay veces que la ciudadanía está como esperando, pero la reacción ciudadana de 10 años atrás a hoy es fabulosa. Hay más acompañamiento, son más conscientes, utilizan mucho las redes sociales y el acompañamiento en la plaza no deja de ser más importante”, destacó la legisladora.

Aun así Ferreira dijo que falta un más conciencia ante temas también transversales, como por ejemplo los tratados en torno a la binacionales. “En las encuestas que hacíamos eso no marcaba absolutamente nada y son temas vitales para el país”, insistió.

Ninguno de los dos legisladores quiso opinar sobre la calidad de las intervenciones de sus locales, pero apostaron a que se evite caer en ataques personales. Acosta a modo de síntesis insistió en que “hay que apostar a que se debatan los temas con argumentos, y que no se llegue a un nivel donde los argumentos tengan que ser contrastados con adjetivos descalificativos que en nada favorecen al producto que se quiere sacar, que es la ley”.

Y finalmente apuntó: “Cuando hay un tema sensible, la participación de la sociedad debe  debatir dentro del marco de respeto. El parlamentario es reflejo de la sociedad y muchas veces uno ve términos muy gruesos en las redes sociales cuando está a favor o en contra”.

Algunas “célebres” intervenciones

Solamente en estos 5 años de periodo legislativo que culminan, se escucharon intervenciones que resaltaron no precisamente por la profundidad de argumentos. Entre uno de los que más resalta en esta faceta está el senador José Manuel Bóveda (Unace), quien en su momento comparó a la mujer con una “perrita fiel” que debe atender al hombre.

En otra ocasión también llevó su colección de fustas, para defender las expresiones del presidente Horacio Cartes, que pidió "guachear" a quienes se oponía a un proyecto del gobierno.

Otro bastante recordado es el senador Carlos Núñez, quien calificó como “lacres de la sociedad” (sic) a los travestis, en el marco del tratamiento de la ley Contra toda forma de discriminación.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

  • Y porque asustarnos?. si el 70% de los diputados y senadores son stronisstas y colorados. Si leyeron un libro es demasiado. Cronica y el popu. Ni para leer condorito no les da el cuero. el milico bobo boveda, el subofi nuñez, blanca maia ovelar, trato apua ovelar, gonzalez prestamo daher, kalesitero galaverna, el perseguido por la justicia ibañez y su socio bogado, el tavycho monges, perlita grasa vazquez, son algunas de las joyas de nuestro supuesto parlamento. Tavychos partidas.

    pepegrillo 14 Junio 2018, 18:24:51 

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo