04 de Abril de 2015 13:15

 

Rojas Ravinovich habla de conversión y trabajo

Por Víctor Franco Novarecci

Enrique Rojas Ravinovich, conocido ladrón, alega que el rosario de entradas a la cárcel llegó a su final con esta última pena que está purgando y dijo que su reinserción social se dio a través del trabajo.

Corrían los últimos años de la década de los 80' cuando una poderosa banda de asaltantes liderada por Enrique Rojas Ravinovich, Hugo Vera y Aragón y Silvio Jara Villalba, comenzaba a “reinar” en el submundo de la delincuencia. Este tridente criminal se iba a convertir en el más sangriento eje del mal por largos años, hasta que todos terminaron en la cárcel.

Ya en presidio Rojas Ravinovich, quien tenía una veintena de antecedentes penales, había confesado que encontró a Dios y se convirtió. Sin embargo luego de salir en libertad tras largos años de reclusión volvió a delinquir y hoy está nuevamente en la cárcel de Tacumbú purgando una condena de 7 años.

Cumpliendo ya una parte de su condena encontramos a Enrique Rojas Ravinovich, sentado cosiendo en una máquina en un rincón del Pabellón “Libertad” de la cárcel de Tacumbú, cuando nos ve llegar, se una pausa en su labor, se saca los lentes y con sonrisa amplia no dice, “pasen”, como si llegáramos a su taller.

“Acá estamos trabajando”, nos dice Enrique al tiempo en que nos explica que se dedica a la confección de “globos locos”. “Cuando caí nuevamente preso, pasé un tiempo por un bajón, no quería hacer nada, estaba todo día tirado, pero acá los miembros de la iglesia me ayudaron a superar ese momento. Luego hablé con mi hermano que tiene una fábrica que hace estos globos y le pedí una ayuda”, recuerda el otrora líder de una las más violentas bandas criminales hoy devenido a pequeño microempresario.

“Tengo a mucha gente que agradecer por esta nueva oportunidad que tengo, no es fácil introducir máquinas y los materiales, para hacer los globos locos, pero las autoridades penitenciarías me dieron una gran ayuda y bueno mi familia también me respalda, no les quiero defraudar y acá estamos trabajando duro”, señaló.

“La elaboración de un globo, tiene su técnica y tiempo. Cuando viene un pedido en 30 días lo terminamos con garantía es el trabajo que hacemos. Yo me encargo personalmente de hacerle las costuras reforzadas, pero evitar que tengan problemas”, refirió con mucho entusiasmo Enrique.

Trabajo

Enrique Rojas, comentó que luego de encontrar a Cristo en la prisión, creyó que eso era todo lo que necesitaba, sin embargo al salir en libertad se encontró con una dura realidad, no tenía un trabajo y volvió a delinquir.

“Salí de la cárcel pensando en cambiar, pero la calle es dura y sin trabajo pronto volví a hacer lo único que sabía y acá estoy otra vez preso, con la diferencia que ahora ya sé que no voy a volver a caer y que en esta nueva oportunidad a mis 52 años, ya enderece el rumbo”, apuntó.

Roja Ravinovich, fue claro y contundente dejando el siguiente mensaje; “La fe alimenta el espíritu, pero debe ser acompañado del trabajo, para poder progresar”.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo