• HOY

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    Parcialmente Nublado

  • Sábado 20

    21°
    MIN
    31°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Chaparrones.

  • Domingo 21

    21°
    MIN
    32°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del noreste.

  • Lunes 22

    22°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos del noreste. Chaparrones.

  • Martes 23

    22°
    MIN
    25°
    MAX
     

    Cálido, cielo nublado, vientos variables. Precipitaciones y tormentas eléctricas.

  • Miercoles 24

    20°
    MIN
    27°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.840

    venta
    G. 5.980

  • EURO 

    compra
    G. 6.700

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.610

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

14 de Enero de 2018 10:07

 

La lucha continúa

Por Alberto Candia

Después de la paliza que le diera el pueblo paraguayo a los partidos tradicionales en las últimas elecciones internas del 17-12-2017, los políticos de siempre se evadieron de esta realidad expresada por la gente.

Con indiferencia absoluta, ignoraron el contundente veredicto de la voluntad popular. No les importó el rechazo general de la ciudadanía, sino todo lo contrario, siguieron tozudamente atados a sus viejos formatos, a sus arteros enfoques y a sus remanidos materialismos individuales.

Al político sucio, de baja ralea, sin valores ni delicadezas, no le interesa la voluntad genuina de la población, le cautiva su alianza morbosa, a fin de lograr objetivos al margen de los intereses comunes de la República y sus habitantes. Cuando más cómplice obtenga para sus fechorías, mejor, así todos están salpicados y no habrá contrarios ni fustigadores.

Ese es el pueblo que codician, sumiso, cómplice y corrupto, al cual le ofrecen el oro y el moro, hasta conseguir sus votos para luego ser arrinconados y excluidos. Aquellas personas que reclaman la promesa electoral y la indiferencia a posteriori son pasibles de amenazas, segregación, acoso y punición.

Nada quieren saber de la masa soberana, criteriosa, independiente, reflexiva e insobornable. Esta “clase” virtuosa, inteligente y visionaria es su mayor obstáculo, por lo tanto, se esfuerzan para evitar que ocupen espacios de poder. Los que abren sus ojos, también abren a los demás; eso es peligroso y no se debe permitir.

Solo la infame “lista sábana” salva a los “dirigentes cascajo”, una hechura fruto de la confabulación y el morbo de los “políticos basura” para perpetuarse en bloque. Esta lista cerrada, necesariamente deberá ser triturada por el común, solo así podrá ejercer su soberanía plena, sin injerencias de grupos u organizaciones perversas.

La “lista sábana” le saquea el derecho y la autoridad a la gente. No se puede elegir porque se impone a los “candidatos truchos”. En las elecciones internas pasadas ni esa “lista” fue el remedio de muchos “escombros”, porque igualmente quedaron afuera, sobre todo, aquellos clanes familiares que convirtieron a la ANR en una dinastía burguesa y oligarca, propio de un estado feudal.

El próximo 22-04-2018, el pueblo paraguayo tendrá en sus manos el “machete depurador”, la herramienta popular por excelencia que se encargará de higienizar el ambiente y concretar justicia. Enterrar a los “requechos” que van quedando agazapados para no caer en el precipicio de la oscuridad, es la premisa nacional. La voluntad genuina de la gente lo puede todo, en tiempo y espacio.

Lamentablemente, los hechos posteriores a esa elección interna, vienen a confirmar lo que ya se sabía iba a ocurrir. En la ANR, el ganador se arrodilló al perdedor. A este acto burdo y denigrante, lo maquillan de frac bajo el rótulo de “abrazo republicano”, que no es otra cosa que el pacto, el entendimiento, el convenio o la fusión del vencido con el vencedor, simplemente, por pertenecer al mismo caldo, insulso y descolorido por su contaminación.

Es, sin duda, una táctica política ruin, tramposa y gelatinosa para las aspiraciones de la gente. Este mamotreto estratégico alienta de antemano a toda la sociedad paraguaya a levantarse contra las bribonadas del bloque, a protagonizar el cambio mayor, la mudanza profunda y la iluminación perenne de un nuevo amanecer.

Pero ¿por qué ocurre esta tranza peculiar en la guarida, entre el perdedor y el ganador? Y porque son del mismo plumaje, la misma calaña, la misma mentalidad, el mismo ADN, la misma falsedad, el mismo germen, los mismos valores; en una palabra: son hermanos siameses. Es la clásica conducta de los impuros que se unen cuando el peligro acecha o cuando su pellejo está en juego y corre peligro.

Sodoma y Gomorra quedan cortitas frente a la inmundicia de los tres poderes del estado paraguayo. “La justicia es una letrina”, dijo Paraguayo Cubas con precisión fotográfica, describió la realidad de todos los días, su frase trasluce una verdad irrefutable. Y agregamos, “el poder judicial se convirtió en un pozo ciego”.

Está visto que los senadores y diputados son delincuentes con fueros, enquistados gracias a un “acuerdo societario” impuesto contra el deseo de los ciudadanos. Y los distintos presidentes de la República, esa figura señera que hasta hoy no llegó al Paraguay, fueron horrendamente mediocres; uno peor que otro, lleno de sadismo, vicios, malos ejemplos y terribles traiciones de la patria.

¡Ojo!… Cuidado... Horacio Cartes y su cohorte están íntegros para el abuso; atropellarán con todos los métodos posibles, lícitos e ilícitos, para no caer. La justicia se halla arrodillada al dinero de Cartes y a cualquier integrante de su cortejo. Basta una llamada telefónica o un simple gesto o mensaje para saber qué camino transitar.

La Fiscalía y la Corte Suprema son el escudero de este Gobierno, una trinchera donde mueren sus delitos y atrocidades cometidas. Cualquier ultraje avalan sus parlamentarios anestesiados, mientras, sus ministros confabulados salen a propagandear bondades, a sitiar barricadas y a desarticular movilizaciones populares.

Todo está intacto, nada se ha modificado, el acoso y el zarpazo están latentes, el sistema continúa y por eso lanza en ristre o bayoneta calada, el pueblo debe estar preparado para enfrentar a la embestida “colorete” que se avecina, estos falsos colorados que usurparon la ANR y no conocen de otra fórmula que no sea la “tierra arrasada”.

Hay muchos candidatos nuevos, que alientan esperanzas, jóvenes sanos con ilusiones y viejos intachables cargados de convicciones. La unión de estos puede protagonizar la mayor victoria nacional para el cambio.

Movimientos independientes con interesantes candidatos eclipsan a los gerentes e inquilinos, la mayoría con larga trayectoria en la marginalidad y la corrupción, viejos políticos que no cejan en su espíritu por el continuismo lacerante e inmovilizador.

"¡Qué la gente decida!", gritaban los “coloretes” a los cuatro vientos para aquella ya famosa recolección de firmas apócrifas (difuntos y fantasmas) con la maquinación de forzar la funesta reelección vía enmienda y esa misma gente decidió no tolerar ni permitir dicha reelección.

El 22 de abril del año en cuso, llegará el juicio final para estos verdugos eternos de la sociedad, que por más de 60 años vienen humillando a todo el Paraguay… ¡A no bajar los brazos!

alcandia@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo