09 de Noviembre de 2017 11:00

 

Chiquitunga nos da la alegría de contar con la primera beata paraguaya

Una buena noticia llega para los creyentes católicos del país: nuestra compatriota Chiquitunga sería beatificada el próximo año. Esta información trae un poco de paz a la sociedad, pues, en los últimos tiempos hubo escándalos en la Iglesia paraguaya.

La visita del papa Juan Pablo II a nuestro país, en 1988, trajo consigo mensajes de paz y esperanza para una nación oprimida por una dictadura militar durante más de tres décadas. Además, el pontífice regaló al pueblo católico paraguayo la noticia que hace tanto tiempo se quería escuchar: la canonización de nuestro compatriota, el jesuita Roque González de Santa Cruz.

En estos días, 29 años después de la oficialización del primer santo paraguayo, empezó a circular la noticia de que la hermana María Felicia “Chiquitunga” sería beatificada el próximo año por el papa Francisco. Asimismo, el arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela, admitió que desde el Vaticano ya hay luz verde y, tras seguir algunos procesos, nuestro país tendría una beata por primera vez.

La Iglesia católica paraguaya está afectada por varios escándalos y ha perdido la confianza de una parte de la ciudadanía; por eso, el caso de Chiquitunga no constituye una simple noticia. La beatificación de la compatriota trae algo de paz a la institución y a todos los feligreses.

Además, la noticia también es muy emocionante para los miles de seguidores que tiene la hermana María Felicia Guggiari. Que nuestro país cuente, por primera vez, con una beata emociona tanto a católicos como a varios no católicos quienes, de igual modo, se deben sentir alegres de que una paraguaya sea beatificada y venerada en la Iglesia con mayor cantidad de feligreses en el mundo.

En 2015, durante la visita del papa Francisco a nuestro país, se escuchó corearse varias veces la frase “¡Chiquitunga, santa ya!” por los miles de creyentes que iban a ver y escuchar al pontífice. Un momento bastante recordado y emotivo fue cuando Francisco se iba a dirigir a los jóvenes en la Costanera de Asunción y retumbaba por todo el lugar el pedido de decenas de miles de personas, quienes clamaban por la canonización de la religiosa.

La beatificación de Chiquitunga es un hecho histórico para nuestro país. La feligresía católica tendrá una compatriota más a quien pedir su intercesión para llegar a Dios. Ahora, solo nos resta esperar la oficialización de parte de la Santa Sede. Y vos, ¿estás feliz por esta grata noticia?

Por Brian Cáceres Verón (18 años)

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo