10 de Noviembre de 2017 09:00

 

¿Cómo pasaron 11 meses del año? Aún no cumplí todas mis metas y acaba el tiempo

Los días y los meses están transcurriendo rapidísimo y, sin darte cuenta, la Navidad y el Año Nuevo se encuentran a la vuelta de la esquina. La frase “se termina el año y yo no hice nada de lo que tenía planeado” se torna más familiar en esta época.

¿Sabías que solo faltan siete lunes para que termine el año? En un abrir y cerrar de ojos, ya será el 1 de enero del 2018 y ahora te das cuenta de que las metas que te propusiste el año pasado quedaron en el vacío, solo en las palabras, ya que en la práctica no cumpliste muchas de ellas.

Vas al súper con ganas de comprar una medialuna, pero te encontrás con la sorpresa de que, aunque todavía falta para las fiestas, la confitería está minada de pan dulces. En los pasillos del local, te tropezás con varios arbolitos decorados y, en ese momento, pillás que en nuestro país la Navidad ya se festeja un mes antes.

Llega el momento en el que realizás un cálculo de las cosas que hiciste a lo largo de los 365 días del año; analizás las metas que has logrado y las que se desviaron en cuanto a las expectativas puestas al inicio de este 2017; si el balance es negativo, tendés a ponerte triste.

Los propósitos más comunes que siempre se hacen cuando empieza un nuevo año se refieren, por ejemplo, a ser un alumno regular en la facu y tener todas las materias aprobadas en diciembre, pasar más tiempo con la familia y viajar para conocer más lugares. También está el autoengaño que hacés cada año: bajar de peso. Lastimosamente, con el paso de los meses, solo aumentan los kilos ya que cada vez que tenés un rico postre frente a vos, olvidás tu objetivo y hacés la promesa de que “el lunes empiezo la dieta”.

Es un hecho cultural instituido que, de manera consciente o inconsciente, aparezca el balance de fin de año, momento en que se evalúa cómo fue el periodo transcurrido. Si sos capaz de una sincera autocrítica, el cálculo puede ser de ayuda para corregir algunos errores.

El recuento puede ser una mezcla de nostalgias por el tiempo que no vuelve, alegría porque se va un año que quizá no fue como deseabas, pues, tal vez, se presentaron acontecimientos inesperados y dolorosos, agregados al cansancio por el ritmo laboral o estudiantil.

La clave para cumplir tus metas se resume en desear con pasión, tener disciplina, planificar, creer en vos mismo y atreverte a cambiar. Tu rutina a veces también puede ser conformista y te gana la pereza o el miedo. Termina un año, pero comienza otro con nuevos desafíos y con la incertidumbre que la vida nos ofrece, pero lo ideal es afrontar el nuevo ciclo con optimismo. Volvemos a hablar a fines del 2018 para ver cómo nos fue.

Por Romina Ferreira (19 años)

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo