21 de Abril de 2017 11:00

 

Respeten la Constitución Nacional, ¡la democracia está en juego!

El riesgo de violar la Constitución Nacional es tan grande que, incluso, se podría destruir la propia democracia. El cumplimiento de las leyes respalda la soberanía del pueblo, pues ambas trabajan en conjunto y, además, protegen a este sistema político.

La democracia es una forma de organización social y política en la cual se le atribuye el poder al pueblo. Esta estructura de gobierno brinda a la ciudadanía la posibilidad de participación en los problemas coyunturales mediante la influencia participativa o representativa; es decir, de forma directa o indirecta.

La oposición partidaria o ideológica reflejada en una opinión contraria hacia un gobierno de turno constituye uno de los pilares básicos de la democracia. Para afirmar que este sistema organizacional existe es necesario que se cumplan los distintos principios que son fundamentales.

En tiempos anteriores, las personas vivían limitadas a autoritarios; incluso, existía una forma cruel de someter a la gente: la esclavitud. Grandes pensadores buscaron resolver este problema que, en su mayoría, era respaldado por el Estado o, mejor dicho, por el sistema de organización de las naciones.

Por eso, los intelectuales de la democracia izaron su bandera sobre los principios de la igualdad, la libertad, el control del poder, la soberanía nacional, entre otros. Estos pilares determinaron los derechos individuales y la capacidad de la gente de elegir sus autoridades mediante el voto; así también, la aptitud para la toma de decisiones, ya sea de forma directa o indirecta, sobre el país en el cual estas personas viven.

En una patria democrática, la soberanía nacional constituye la piedra angular, pues es el pueblo quien se gobierna a sí mismo y determina lo que le conviene. Una de las bases que sirve para evitar el abuso de la autoridad es la división de los poderes en Ejecutivo, Legislativo y Judicial, ya que trabajan separados sin depender ninguno del otro.

Por otra parte, una dimensión característica de una democracia es el Estado de derecho, que es un poder encargado de elaborar y hacer cumplir las leyes. Muchos pensadores creen que la Constitución Nacional es lo que legitima la soberanía nacional, ya que las normas jurídicas junto a los otros principios populares deben trabajar recíprocamente; es decir, en conjunto.

En nuestro país, en los últimos tiempos, “la voz del pueblo” ha sido utilizada como justificación para la consumación de hechos inconstitucionales. Al cometer “violaciones” en contra de la Carta Magna se está pisoteando uno de los principios fundamentales de la democracia: la soberanía popular.

Por Joaquín Tandé (18 años)

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo