Astrada, en libertad

Cerro Porteño empató agónicamente el partido ante Libertad 1 a 1. La igualdad marcó el fin del ciclo del técnico Leonardo Astrada al frente del plantel cerrista. En el segundo tiempo, Luciano Civelli marcó para el "Guma" a los 38’.

Empató, de penal, Roberto Nanni a los 46’.El Ciclón volvió a crispar los nervios de su hinchada y a punto estuvo de perder nuevamente en la "Olla" frente a Libertad. La desorientación, la falta de dinámica y de un sistema convincente de juego, como exige la grandeza de una institución como la de barrio Obrero, tomaron cuerpo una vez más en la exposición del equipo cerrista.

Libertad se mostró como una alineación más sólida, con mayor poder de recuperación de la pelota y velocidad para pasar de la defensa al ataque. Eso complicó en demasía a Cerro, pero tampoco el "Guma" se atrevió a apretar el acelerador y embarcarse de lleno a la ofensiva, porque tomó sus recaudos.

De ahí que el primer tiempo tuvo escasas situaciones claras de gol. Lo notorio fue la forma alarmante en que los cerristas entregaban las pelotas, no solo en el mediocampo, sino en su misma defensa, salvándose de recibir algún gol solo por el apresuramiento que tuvieron Robin Ramírez, Menéndez, entre otros.

Cerro cargó más con empuje que con fútbol, en el  segundo tiempo. El lateral Corujo se proyectó muchas veces y en una conexión con "Pájaro" Benítez, el uruguayo llegó hasta la portería de tobías Vargas, pero remató desviado. Luego, un pase retrasado de Mencia encontró solo frente al arco a Fredy Bareiro, al que erróneamente el asistente Nicolás Yegros le marcó posición adelantada, confirmada por el árbitro Amarilla. Sabido es que si el pase es del rival, la posición del atacante no entra a tallar.

Libertad reavivó su ataque con José Núñez y Pablo Velázquez. El primero, solo ante Barreto tras un pase del "Topo", remató al travesaño. A los 37’ del complemento, Cerro quedó con 10 hombres por lesión de Salcedo,  cuando ya no había cambio posible. El gol del "Guma" llegó un minuto después, en un centro pasado de Ayala, que Civelli definió en el segundo palo. Cerro parecía perdido, pero una infracción violenta e innecesaria del golero Vargas contra el "Pájaro" derivó en el penal, que Nanni convirtió en empate en tiempo adicional.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD