Cúpula anuncia "mano dura" contra policías corruptos

El proceso de depuración iniciado en la Policía tiende a seguir vigente durante este año 2012, anunció el comandante Paulino Rojas, tras la cifra récord de 73 efectivos dados de baja en la última sesión del tribunal de calificaciones.

Ahora, incluso están en la mira algunos oficiales superiores implicados en sonados casos, como el robo de US$ 100.000 en Jejuí, San Pedro, y el cobro por el "servicio" de guardias privadas en Limpio.La última reunión del tribunal de calificaciones de la Policía determinó la recomendación de baja de 73 efectivos implicados en diversos delitos y por abandono de cargo.   

Sin embargo, la política de "mano dura" tiende a mantenerse vigente durante todo este año 2012, coincidieron el comandante Paulino Rojas, el subcomandante Aldo Pastore y el director de Justicia Policial, Arnaldo Sanabria.

Robo de US$ 100.000 en Jejuí   

Uno de los oficiales superiores en la mira es el Crio. Princ. Celso Acosta, ex jefe de la comisaría 22ª de la colonia Jejuí de San Pedro.   

Acosta y cuatro efectivos a su cargo se encuentran acusados de haber despojado de 100.000 dólares y 7.000 reales a una mujer a quien retuvieron en un control rutero en dicha zona, el 10 de noviembre pasado.   

Guardias privadas   

Otro sonado caso a ser castigado con la baja es el del presunto cobro por el servicio de guardias privadas en Limpio. Por este hecho, podrían ser expulsados el Crio. Princ. Diosnel Villalba, ex jefe de la comisaría 9ª central de dicha ciudad, así como el ex subjefe, Crio. Eleuterio Aquino, y otros efectivos subalternos. La citada dependencia incluso había sido allanada el 3 de enero pasado, ante reiteradas denuncias de los pobladores.   

Extorsionadores   

El oficial 2º Roque Jara y el suboficial mayor Pedro Lezcano, de la oficina de Antinarcóticos de Curuguaty, también están para ser dados de baja, luego de ser detenidos in fraganti cuando iban a cobrar G. 30 millones para liberar a dos jóvenes a quienes amenazaron con plantarles evidencias e involucrarlos en el tráfico de marihuana.   

El intento de extorsión ocurrió el domingo 29 de enero pasado.   

Asaltantes   

Al menos cuatro policías asaltantes también aguardan su resolución de baja, mientras siguen procesados por la justicia ordinaria.   

El suboficial inspector Luciano Alcaraz Servín, de la comisaría 5ª de Curuguaty, sería echado de la institución por dar cobertura en su vehículo a la banda que el 17 de agosto del año pasado robó más de G. 1.400 millones de la sucursal del BBVA de la mencionada ciudad.   

Los suboficiales ayudantes Juan Eustaquio Bóveda, Francisco Rubén Valenzuela Ramírez y Arnaldo Ariel Núñez Ortiz van a ser castigados con la baja al ser arrestados por sus camaradas en conexión con un asalto a una despensa del distrito de Corpus Christi, en Canindeyú, registrado el 1 de diciembre pasado.

"Tolerancia cero"

El comandante de la Policía, Crio. Gral. Paulino Rojas, ratificó que a partir de ahora hay "tolerancia cero" con efectivos que se escuden en su uniforme para delinquir. "No vamos a hacer excepciones; el que mancha nuestro uniforme, tendrá que ser castigado", respondió tajante el jefe de la Policía.

Suprimir oficinas regionales

Por su parte, el subcomandante Crio. Gral. Aldo Pastore anunció que una nueva forma de trabajar será la supresión de oficinas regionales de departamentos operativos, para evitar procedimientos irregulares con el único fin de recaudar.

"Le toque a quien le toque"

El director de Justicia Policial, Crio. Gral. Arnaldo Sanabria, también declaró que "le toque a quien le toque, en la Policía ya no hay perdón, porque es la única forma de sanear nuestra institución".

La dirección de Justicia Policial precisamente es la que lleva todos los sumarios y la que finalmente recomienda las sanciones, de acuerdo a la ley orgánica policial.