El valor del gol y el punto

CIUDAD DEL CABO (Enviado especial). Antolín Alcaraz Viveros, el nacido en San Roque González de Santa Cruz (departamento de Paraguarí), se transformó en el jugador albirrojo más valioso, por su tanto y por su solvencia defensiva. El ex zaguero del Brujas belga y nuevo fichaje del Wigan inglés, destacó el punto conquistado en el arranque de la competición.

PUBLICIDAD

“Jugar un partido de la Copa del Mundo es algo que no se puede describir”, consignó el defensor, surgido en el Teniente Fariña de Cañadita, Ñemby.

PUBLICIDAD

Antolín lamentó el hecho de no haber podido conservar la ventaja. “Es que no supimos mantener la concentración”, aseguró el marcador central, que destacó el resultado por la envergadura del adversario, Italia, ganador de la versión anterior del Mundial.

“El punto es algo precioso para comenzar”, afirmó Alcaraz, de 27 años.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD