Gerente de la INC echa el fardo a su jefe Optaciano

El gerente comercial de la Industria Nacional del Cemento (INC), Eduardo Cano, responsabilizó al presidente de la institución, ingeniero Optaciano Gómez (PLRA), de la provisión semanal de 10.

000 bolsas del material de construcción a los "gestores" Aurelio Torres y Juan Carlos Ayala, quienes ni siquiera cuentan con un depósito constituido.Con la venia del gerente Cano, la INC está proveyendo 10.000 bolsas de cemento por semana para una supuesta construcción en el Palacio de Justicia de Concepción. Este fue el argumento esgrimido por Aurelio Torres, distribuidor "mau" de la estatal, para solicitar esa cantidad del material, como se observa en el facsímil.   

La nota fue enviada el 28 de octubre de 2010 y ese mismo día fue aprobada, con la firma y sello de Cano y de la secretaria general, Ramona Gómez Cantero. Sin embargo, el mismo gobernador de Concepción, Emilio Pavón, aseguró a nuestro diario que las obras en el Palacio de Justicia finalizaron  hace dos años y que en los últimos meses del año pasado no hubo construcciones de gran envergadura en el lugar, que precisen 10.000 bolsas de cemento por semana (con las que realmente se podría construir un palacio).   

Se le consultó al gerente comercial por qué autorizó semejante provisión, a lo que  respondió: "Quizás todo lo que yo hago es autorizar. Se dirige él (por Torres) a la presidencia, me acuerdo que el presidente me dio una aprobación y yo por eso autoricé". Agregó que  desconoce si en el Palacio hubo  obras a finales  de 2010  y  que "ellos son vendedores de cemento y  no analizamos en  qué van a usar".

Contradicciones   

Requerido por qué  la INC autorizó la provisión de  10.000 bolsas "semanalmente", como claramente se lee en  la nota, Cano respondió: "No, nunca. Fue una única vez y después ya nada". Sin embargo, el "gestor" que trabaja con Torres, Juan Carlos Ayala, declaró ayer a nuestro diario que llegó a conseguir cada semana esa cantidad de cemento de la fábrica de Vallemí, donde la estatal tiene un molino capaz de producir 12.000 bolsas por día.

Según Ayala, "si tenés plata, por qué no vas a comprar" (las 10.000 bolsas, periódicamente). Además, añadió, "en Vallemí sobra todo (el cemento)".   

Otra contradicción entre lo afirmado por Ayala y lo dicho por Cano es la procedencia de Torres. Según el primero, esta persona "sí es distribuidor legal" y tiene su depósito "en Domingo Robledo", localidad que en realidad ahora se llama Natalio (Itapúa). Pero de acuerdo con  lo señalado por el gerente, este supuesto "depositero" figura en Caaguazú.   

"Debo aclarar que Aurelio Torres es un distribuidor de Caaguazú, nada que ver Asunción", indicó Cano, aunque dijo que no sabe en qué parte de ese departamento. ABC verificó que el nombre de este supuesto distribuidor no aparece en la lista de clientes de la INC, que se observa en www.inc.gov.py, ni en zona de la capital ni del interior.   

gbenitez@abc.com.py - abernal@abc.com.py

Lea mañana: "Gestor" dice que a quien hay que denunciar es a la INC.