Más autoritarismo que democracia en el mundo

La democracia en el planeta, aunque históricamente nacida en la Grecia clásica, no ha sido un sistema de gobierno con inclusión efectiva de los ciudadanos sino hasta recientemente en el mundo.

Y su penetración se ha dado con pasos lentos en diversas partes del globo, existiendo lugares donde perviven monarquías al estilo medieval y se viven autocracias de nuevo cuño.El sistema democrático no es el mejor de los sistemas, pero es el menos malo, había sentenciado en alguna oportunidad el brillante político y primer ministro británico Winston Churchill.   

La publicación, también británica, The Economist emite bianualmente un informe sobre el estado de la democracia en los países del mundo.   

El estudio se realiza mediante una encuesta a los propios ciudadanos así como con el análisis de expertos de diferentes aspectos de la vida política y social de cada país.   

La investigación enmarca a los diversos gobiernos como "democracias plenas", democracias deficientes" (estamento en el que se encuentra el Paraguay), "regímenes híbridos", países con ciertos índices democráticos pero de tendencia autoritaria y "regímenes autoritarios".   

Lo resaltante de las conclusiones del último estudio, del año 2010, es que existen, pasada la primera década del siglo XXI, más regímenes autoritarios que democráticos.   

Entre los 167 países evaluados (se excluyen los mini- Estados) solo existen 26 con democracia plena, mientras que hay 55 con regímenes autoritarios.   

Sumadas las democracias plenas y las deficientes (79 países) son menos que los regímenes autoritarios e híbridos (88 países).   

Menos de la mitad de la población mundial vive en democracia.   

Una realidad que, tras la caída de las dictaduras militares en Latinoamérica, en los años 80, de diversas dictaduras comunistas en los 90 y con la actual "primavera árabe", poco a poco se va revirtiendo, mientras la libertad se abre paso... incontenible.

EL PARAGUAY SE UBICA EN EL PUESTO 62 ENTRE 167 PAÍSES INVESTIGADOS

El Paraguay figura en el puesto 62º del ranking de las democracias en el mundo en el estudio de The Economist.

Los ítems con menor calificación obtenidos por los habitantes de nuestro país son los de educación cívica (4,38 puntos sobre 10) y participación política (5), lo que nos ubica como una "democracia deficiente", a pesar de la buena puntación obtenida en nuestro proceso electoral y pluralismo (8,33) y en libertades civiles (8,24).

En cuanto al funcionamiento del Gobierno, estamos apenas por encima del medio (6,07).

Nuestra "deficiente democracia" tiene, no obstante, buenas bases, faltando desarrollar, primordialmente, el aspecto humano de educación cívica y política para formar buenos ciudadanos.