Por el boleto a la final

MENDOZA (Enviado especial). Ante Venezuela y en esta fría ciudad, la selección paraguaya se juega esta noche su clasificación a la final de la Copa América 2011.

El encuentro será en el estadio Malvinas Argentinas, a las 21:45, hora local (20:45 de nuestro país). Estos equipos ya se enfrentaron en primera etapa, en el Grupo B, habiendo igualado 3-3 en Salta. No es un partido más con Venezuela el que va a disputar esta noche la Albirroja. Es en semifinales y por el pasaporte al partido del domingo que bajará el telón y premiará al mejor de la Copa América 2011.   

La "Vinotinto" llega a esta instancia como segunda de la Serie B y después de eliminar a Chile que por la estupenda campaña en primera fase pasó a ser uno de los favoritos, pero, al igual que otros candidatos, quedó fuera de la competencia. Para mucho no es sorpresa lo del cuadro caribeño, pues ha evolucionado en su fútbol y en los cuatro encuentros que le tocó cumplir mostró que tiene calidad y hasta osadía para enfrentar a los considerados favoritos. No perdió aún.

Paraguay conoce de lo que es capaz el cuadro petrolero, pues en primera etapa, pese a una ventaja de 3-1, en los minutos finales le arrebató el festejo con sucesivos goles que lo llevaron incluso a ubicar como ganador parcial de la llave, quedando en segundo lugar solo por diferencia de goles ante Brasil, con cinco puntos.   

La Albirroja tuvo un sacrificado juego de cuartos de final, pero hizo lo necesario o tal vez logró la hazaña de dejar en el camino a Brasil, que vino a defender su título que ahora quedará en otras manos. Haber aguantado 120 minutos de mejor fútbol del rival y no ver caer el arco tampoco en cuatro penales serán factores que nos ayudarán a levantar en cuanto a lo anímico.   

Los dirigidos por "Tata" Martino, y este mismo, saben lo que deben cuidar del rival hoy, si bien el juego ante los brasileños dejó por demás extenuados a los albirrojos, ante un adversario más descansado, que no tuvo la necesidad de ir al alargue y menos sufrir la tensión de la definición por penales.   

Un intenso frío es el que se anuncia para esta noche; entonces, el conjunto paraguayo debe calentar bastante bien antes de ingresar al campo y en el que deberá imponer su mayor jerarquía y quedarse con el mano a mano para jugar el partido que todos los seleccionados vinieron a buscar: el último de la competencia y que premia con el título y la satisfacción de ser la mejor selección de Sudamérica.

Que sea una noche de celebración, de la conquista del primer triunfo en tiempo normal. Para el brindis, sobra vino en esta ciudad, cuna de los viñedos.