Siguen mismos vicios de antes en Itaipú y Yacyretá

Las binacionales se han pasado prodigando dinero público sin control en los 500 días de este gobierno. Itaipú, por ejemplo, construyó un "polideportivo" por 1.

000 millones de guaraníes y regaló varios millones de dólares a una cooperativa ligada a Pakova Ledesma. Yacyretá, además de ser agencia de empleos de allegados de Lugo, paga propaganda gubernamental y hasta jacuzzis de la residencia presidencial. Entretanto, en Misiones denuncian que la EBY dio fuertes sumas a esa diócesis y no hay rendición.A casi 500 días de haber asumido Lugo, el cambio se frustra también en las binacionales. Las administraciones del Ing. Carlos Cardozo al frente de Yacyretá y de Carlos Mateo Balmelli en Itaipú tienen los mismos vicios criticados a los colorados. Contrataciones de parientes, destituciones de los críticos, publicidad y polémicos gastos sociales son la realidad que no ha cambiado.

Casi G. 1.000.000.000 (unos US$ 200.000) le costarán a Itaipú un coqueto polideportivo para la ciudad de Ypacaraí, ciudad donde era intendente Adalberto Morínigo –hombre fuerte de Mateo, el mismo  que propinó una patada a su director administrativo–. Así como este financiamiento hay más y totalizan más de  65 millones de dólares, unos 325.000 millones de guaraníes, que, según reporte de  la entidad binacional, gastó solo en el 2009.
 La mayoría de los gastos –según reporte del mismo Mateo– fueron destinados a la ANDE (126.710 millones de guaraníes) y al pago de becas universitarias (23.750 millones de guaraníes).

Cooperativa de Pakova

También reportan que entregaron  a la Central Paraguaya de Cooperativas,  Cepacoop, unos 10.062 millones de guaraníes. Cualquiera se preguntaría por qué eligieron una cooperativa que trabaja a pérdida (ABC, 22 de octubre del 2009, Pág. 24, y según sus propios dirigentes) y la respuesta está en que la destinataria de tal ayuda se dedica a las bananas, rubro en el cual opera el influyente gobernador sampedrano José "Pakova" Ledesma.

Duplican y quintuplican

Alarman no solo algunas de estas financiaciones, sino también la forma en que ejecutaron el dinero. Hasta agosto el promedio era casi igual; en este mes gastaron US$ 5,14 millones y en el mes siguiente dispararon la cifra al doble, o sea, a US$ 11,41 millones. Para noviembre último la cifra aumentó en proporción geométrica, hasta alcanzar US$ 27,09 millones, cinco veces más la cifra de agosto, más del doble del mes anterior.