Toque de vida

Berta Rojas está en Paraguay. Será una de las estrellas que brillarán en la asunción de Fernando Lugo como nuevo presidente de la nación. Llegó a nuestra cita solita, es decir, sin su guitarra. Hoy, después de haber tocado el cielo del Carnegie Hall y ser calificada por el Washington Post como “una guitarrista extraordinaria”, la artista asegura: “Antes quería conquistar el mundo, ahora quiero ser feliz”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD