¿Y los demás, Fernando?

El cáncer que padece Lugo no hace más que desnudar la desigualdad que existe en el acceso a la salud en Paraguay.

"En este país, la pobreza determina el éxito o no de una enfermedad... y eso es grave", lamenta el doctor Francisco Perrota, jefe de Oncología del Instituto de Previsión Social (IPS).

Comentó que el gasto público en salud es de apenas US$ 24 per cápita. "El Ministerio de Salud provee drogas para sólo cuatro patologías, y esas cuatro patologías no son las más frecuentes en nuestro medio", agregó.

 


LUGO NO CUMPLIÓ

Fernando Lugo asistió el pasado 4 de febrero al Hospital Central del IPS, donde firmó un compromiso para apoyar la lucha contra el cáncer, una enfermedad que se le diagnosticó seis meses y dos días después al mismo mandatario.

"Nosotros el 4 de febrero le hemos manifestado cuáles son las necesidades; recordando el Día Mundial del Cáncer (…) hemos leído un manifiesto instando a construir una formidable  alianza entre pacientes, médicos, Estado, ONGs, industrias farmacéuticas, medios de comunicación para (…) conseguir los recursos para atender como se debe a los muchos casos de cáncer, a fin de reducir los cánceres avanzados a estados precoces", se lamentó el doctor Perrota.

 

Imagen del PET Scan que el Ministerio de Salud Pública no adquiere para las entidades públicas, según comentó el doctor Francisco Perrota.


"Él ha visto, ha escuchado reclamos de la gente, ha visto a la gente sin cabellos, gente como niños, adultos, ancianos sometidos a tratamientos oncológicos… Ahí nosotros vemos la pobreza humana, vemos cómo esta enfermedad catastrófica destruye el cuerpo", concluyó.

Hoy, el mismo hombre que tuvo seis meses -desde su compromiso público específico en el combate a la enfermedad, y dos años desde que asumió el gobierno del país- tiene el privilegio de no estar rogando por atención médica en los pasillos de los hospitales públicos.