La alegría se contagia de gran incertidumbre

Entre gallos y medianoche lo que significaba la alegría del retorno del fútbol después de un poco más de cuatro meses se vio sacudida con el comunicado de la comisión médica de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) sobre la suspensión total de las actividades en tres clubes por detectarse casos positivos de covid-19 entre los integrantes del plantel del 12 de Octubre, San Lorenzo y Guaraní.

El estadio Feliciano Cáceres donde el Sportivo Luqueño tenía previsto enfrentar anoche a Olimpia, en  la reanudación del torneo. La reapertura tendrá que esperar.
El estadio Feliciano Cáceres, donde el Sportivo Luqueño tenía previsto enfrentar anoche a Olimpia, en la reanudación del torneo. La reapertura tendrá que esperar.

Dos partidos establecidos entre la tarde y noche de ayer marcaban la vuelta de la competencia en el torneo Apertura luego de aquel último choque celebrado el 8 de marzo. A la 01:03 de la madrugada del esperado día saltó la ingrata noticia a través del departamento de prensa de la APF en la que se informó de la suspensión de las actividades en tres clubes; de estos uno estaba afectado al programa del viernes y los dos restantes a la jornada sabatina.

La madrugada del viernes se vio contagiada por la determinación de la comisión médica de la matriz en no solo suspender las actividades en los clubes afectados, sino postergar hasta una nueva comunicación los encuentros entre General Díaz-San Lorenzo (viernes), Guaireña FC-Guaraní y Sol de América-12 de Octubre de Itauguá (en la ronda de hoy).

El reporte madrugador señalaba que fueron detectados casos positivos de covid en el 12 de Octubre (35), Guaraní (13) y San Lorenzo (4). A partir de ahí la incertidumbre se apoderó plenamente de todos los planes previstos para la reanudación del campeonato.

Se sucedieron los hechos, los 35 casos del equipo de Itauguá generaron muchas dudas, pues ninguno ha evidenciado síntoma alguno, en el cuadro de Dos Bocas hubo un caso positivo y doce indeterminados, y lo peor, en la entidad de la Ciudad Universitaria incluso se tuvo que aclarar horas más tarde que de los cuatro contagiados ninguno era de la plantilla o del cuerpo técnico, sino del staff que trabaja de cerca.

PUBLICIDAD

Contra los de Itauguá se sucedieron los reproches debido al asado grupal en el que participaron el sábado último, y peor aún, pues en esa ocasión se produjo el accidente automovilístico en el que se vio involucrado el futbolista Juan “Lolo” Abente, quien dio positivo al alcotest y prontamente separado del grupo por “recomendación” de la Asociación Paraguaya de Fútbol.

También se comunicó que fueron detectados tres casos positivos en la plantilla de árbitros afectada al protocolo sanitario.

Los contagios descubiertos corresponden a los test efectuados a mediados de la semana.

Hasta el miércoles

PUBLICIDAD

En la mañana de ayer se sucedieron reuniones, primero las autoridades de la APF con los del departamento médico de la entidad y posteriormente con los doce presidentes de clubes.

Olimpia, Cerro Porteño y Sol de América mantuvieron la posición de reanudar ayer el campeonato, pero incidió la recomendación desde el Ministerio de Salud en postergar el retorno por lo menos hasta el miércoles.

Considerando el nivel de afectación epidemiológica detectado en los planteles de varios clubes y ante la profundidad de casos positivos e indeterminados (positivos débiles), las claras y estrictas directivas incluidas en los protocolos dictados por la APF y vigentes como parte del reglamento de la competición, se resolvió ordenar una nueva ronda de test a las personas que se hallan bajo el protocolo sanitario.

Asimismo efectuar idéntico procedimiento con el plantel de árbitros afectados a la competición.

Los nuevos análisis se realizarán en el sector privado y prácticamente no tendrán costo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD